Publicado el

Niebla

Niebla

Niebla, de Miguel de Unamuno Recuerdo que Lorraine, la misma que me recomendó que leyera El amante, última de mis relecturas, me dijo hace mucho tiempo (antes de que se fuera incluso a Londres) que esta novela me chiflaría, pero yo la había dejando año tras año en la sección de propuestas aparcadas sin hacerle caso hasta que un día me acordé al verla en la librería y me atreví a comprarla. Es curioso pero también con las películas me pasa un poco igual: a veces alguien me recomienda una, en el momento veo que a la otra persona que me…

Lee la reseña completa

Publicado el

El amante

El amante

El amante, de Marguerite Duras     Qué bello resulta a veces el primer contacto con una autora desconocida, comenzar a recorrer de puntillas esas primeras frases que te cazan sin remedio y de las que no podrás desprenderte más nunca (“Very early in my life it was too late…”). Recuerdo tan nítidamente la primera lectura de El amante, una tarde de corrido, en una cafetería escondida de una callejuela del centro. Quedé tan impactado por la lectura que tuve que pedir varias infusiones y pasar la tarde allí hasta acabarla de un tirón y que me echasen de la cafetería.…

Lee la reseña completa

Publicado el

Rayuela

Rayuela

Rayuela, de Julio Cortázar Empezó un poco como un experimento, la verdad: ¿por qué no releer Rayuela, cada noche un capítulo, como el que se deleita tomando un pequeño dulce a la hora del té? Sin prisa pero sin pausa, saboreando cada día uno, evitando la tentación de ser goloso y agarrar el siguiente. Y así, con esta idea, saqué Rayuela del estante otra vez e, intercalándolo con otras lecturas diurnas, el señor Cortázar comenzó a ser el amo y señor de las horas más intempestivas como lo fue hace tiempo, invadiendo mi mesilla de noche. (más…)

Lee la reseña completa

Publicado el

1984

1984

1984, de George Orwell Hay lecturas que quedan asociadas irremediablemente a malas situaciones en la vida de uno. Esta novela de Orwell vino a parar a mis manos en un momento que yo podría calificar de bastante desagradable (aunque el tiempo, como luego siempre uno ve, lo acaba suavizando todo).Mientras leía 1984, tuve que abandonar mi puesto de trabajo como un auténtico apestado, asumiendo que en el ámbito laboral no existen los jefes amigachos que aprecian tu trayectoria y tu valor profesional sino una manada de hienas que lo único que quieren de ti es exprimirte al máximo dándote lo mínimo…

Lee la reseña completa

Publicado el

Los jardines secretos de Mogador

Los jardines secretos de Mogador

Los jardines secretos de Mogador, de Alberto Ruy Sánchez A veces me pasa que al sumergirme de lleno en una historia donde la caracterización de los personajes me atrapa, me acabo olvidando de las ciudades o el entorno donde habitan dichos personajes. Por ejemplo, después de haber leído la mayoría de las novelas de Kundera, poco podría decir de la Praga del 68 que suele situar como escenario habitual de sus historias. Sin embargo, no me sería difícil recordar los eternos celos de Teresa o los sueños de Tomás con las mujeres en La insoportable levedad del ser. Igual me…

Lee la reseña completa

Publicado el

Si yo fuera un hombre

si yo fuera un hombre

Si yo fuera un hombre, de Charlotte Perkins Gilman   He de reconocer que el relato que sirve de arranque y da título al conjunto me pareció algo flojo. Nada más empezar a leerlo me pareció uno de esos típicos relatos ñoños de mujercitas feministas que vivió en su época a la sombra tanto de sus maridos como de la fuerza incalculable de Virginia Woolf, a la que nunca podrían igualar en calidad literaria. Tentado estuve de abandonar el resto, pero como me pareció que se podía leer de una sentada, decidí continuar. A ver hacia dónde me lleva la…

Lee la reseña completa

Publicado el

Alicia en el País de las Maravillas

Alicia en el País de las Maravillas

Alicia en el País de las Maravillas, Lewis Carroll     A título personal, una de las cosas más gratificantes de haber leído Alicia en el País de las Maravillas ya inmerso en la edad adulta ha sido el darme cuenta de lo frescos que pueden permanecer algunos recuerdos en la memoria de uno a pesar de parecer enterrados para siempre. Y creo que ha sido por este motivo principalmente que disfruté tanto con la novela. Conforme iba avanzando en la historia, me daba cuenta que todas las imágenes y personajes de la historia seguían vivos en mí de una…

Lee la reseña completa

Publicado el

Lenore

lenore

Lenore, de Roman Dirge   Lenore es un cómic divertido pero uno no se da cuenta de esto más que cuando llega al final. El primero de los tomos, donde se nos presenta a Lenore, la tétrica niñita que regresa del mundo de los muertos, es algo soso y los gags se quedan a veces en situaciones algo ridículas donde uno no puede encontrar la gracia por más que la busque (no creo que sea un problema de traducción). Tras terminarlo, pronto estuve tentado de dejarlo y no empezar con el segundo tomo.   (más…)

Lee la reseña completa

Publicado el

Psicoanálisis de los cuentos de hadas

psicoanalisis-de-los-cuentos-de-hadas

Psicoanálisis de los cuentos de hadas, de Bruno Bettelheim   A comienzos de año, como parte de mis rutinarios propósitos de año nuevo que en febrero acaban desinflándose, me propuse seriamente abordar otros géneros literarios y no quedarme estancado en la novela, de la cual he sido siempre un firme partidario. Con esto pretendía sumergirme en otros ámbitos como el de la poesía, el cómic y el ensayo. Y si bien con los dos primeros la cosa ha ido medianamente bien, tras acabar este ensayo psicológico y teniendo el calendario delante, no puedo menos que recular en mi propósito respecto…

Lee la reseña completa

Publicado el

Historia de un amor turbio

historia-de-un-amor-turbio

Historia de un amor turbio, de Horacio Quiroga Cuando uno va a emprender la lectura de un libro normalmente siempre echa un vistazo a la contraportada para hacerse una idea del universo en el que va a entrar. Así puede intuir más o menos si la historia será de su agrado o si, en cambio, prefiere devolver la novela al estante y pasar a la siguiente, pero ¿qué ocurre cuando el libro no trae siquiera una sinopsis y nos adentramos en sus páginas como quien emprende una auténtica aventura, sin saber nada del tema o del estilo del autor? Paladear…

Lee la reseña completa

Publicado el

Tres rosas amarillas

tres-rosas-amarillas

Tres rosas amarillas, de Raymond Carver Lorraine me enseñó prácticamente todo lo que sé de cine. Si es posible que alguien te permita cultivar el gusto por algo (¿buen gusto?), ella lo hizo. No es que yo fuera un completo inepto antes de que nos cruzáramos y Lorraine me descubriera un mundo nuevo. Yo ya había ido haciendo mis pinitos pero todavía no había aprendido a distinguir las buenas películas (a las que debía arrimarme) de las malas (de las que debía huir sin miedo), no sabía nada de directores ni de actrices o guiones perfectos.   Recuerdo aquellas tardes…

Lee la reseña completa

Publicado el

Pecados sin cuento

pecados-sin-cuento

Pecados sin cuento, de Richard Ford Algo habrá tenido que ver, digo yo, el haber probado a Barnes recientemente en las distancias cortas y que sus cuentos me hayan parecido absolutamente brillantes para que los cuentos de Ford me parezcan ahora una absoluta mediocridad. Es la ley de la causa y el efecto, tendré que explicarle resignado al amigo que me prestó estos cuentos cuando se los devuelva. Él me mirará, reirá seguidamente el comentario y pasaremos a otro tema, restándole importancia. Ambos sabremos en el fondo que será difícil que me vuelva a prestar nada más o que, cuando…

Lee la reseña completa