Publicado el

El Juego del Ángel

El Juego del Ángel

El Juego del Ángel, de Carlos Ruíz Zafón

El Juego del Ángel

No sé si recordaréis una fantástica película llamada L.A. Confidential. La vi en el cine hace algunos años, y conforme salía por la puerta recuerdo comentar que era “…genial que hoy en día se atreviesen a hacer películas en blanco y negro”. Me miraron raro, y me respondieron que la película era en color. Supongo que se me quedó cara de tonto, pero por dentro pensé que “…entonces, lo único que le había faltado a la película era ser en blanco y negro”. Y es que hay historias que son así, en blanco y negro. Que cuando las recuerdas no tienen colores, sino sombras. Este libro es una de esas historias.

Si vuelvo la vista atrás y pienso en los personajes, en los escenarios, en las calles y salones que describe… por más que me esfuerce sólo puedo verlas en blanco y negro. Y por lo que he leído de este hombre (su anterior novela y la que nos ocupa), una de las claves de su estilo es esa capacidad de formular paisajes mágicos y nebulosos a partir de escenas que a todos nos son cotidianas. Sus historias son en blanco y negro, están rodeadas de bruma, de misterio, de niebla y de lluvia.

Y ese es el poder del autor: ya leas este libro en un tren, en un parque, o en la playa, Zafón te transporta a esa humedad nebulosa de la Barcelona que él dibuja. Te toca con su varita mágica y… ¡zas! se acabó el rojo, el verde y el azul. Este poder no está al alcance de todo el mundo, de forma que es un mérito a destacar.

Respecto a la historia, me atrevería a decir que la primera parte es muy entretenida. Cuenta cómo un joven apasionado de la lectura y la literatura, crece bajo el yugo de un padre problemático y un futuro condenado de antemano. A partir de ahí el hilo argumental se entrecruza con un amor imposible, con un mecenas al que no querrías vender tu alma, y con un encargo literario que le sumerge en una trama de asesinatos y supersticiones.

Sin embargo, conforme avanza el libro, da la impresión de que ya no le quedan más trucos en la chistera. Hasta la vieja treta de cortar con intriga un final de capítulo para obligarte a comenzar el siguiente, en este caso me parece forzada. Se trata de un recurso habitual en muchísimos libros de alta y baja literatura, y yo disfruto como cualquiera cayendo en la trampa, pero cuando es demasiado obvia, pierde su gracia. Como cuando tienes que explicar un chiste.

Termino con dos apuntes:
– Algo bueno: unos guiños muy acertados a su anterior novela, tejiendo la vida de antiguos personajes (como Sempere el librero) con la de los nuevos.
– Algo malo: no me gusta la mezcla fantasía/realidad en cierto personaje con el que al final no sabes muy bien a qué atenerte. Tiene cierto tufillo al mito de Fausto…

PD: ¿Soy el único que piensa que el humo de los cigarros/puros NO es azulado?

 

Francisco Sánchez Cid

10 comentarios en “El Juego del Ángel

  1. Interesante análisis, casi parece que me he leído la novela.

    La verdad es que de La sombra del viento no pasé de las primeras veinte páginas, aproximadamente, y lo intenté varias veces.

    Luego avancé varias páginas y lo reintenté. Pude con unas cuarenta o sesenta más, y es que su prosa no me transmite nada.

    En fin, yo creo que, leyendo tu crítica, eres hasta magnánimo con lo de “se deja leer”.

    Leer algo que “se deja leer” no vale la pena: mejor probar con algo que te deje más.

    ¡Un saludo! ^_^

    P.D.: Un blog en Joomla! No suele verse.

  2. Que tal Julio,
    Gracias por tu comentario. ¡Ya veo que al menos te portaste como un machote e intentaste la lectura de “La Sombra del Viento” con ahínco! A mí ese libro no me disgustó, pero tampoco es un ejemplar para la historia…
    Por lo demás, totalmente de acuerdo contigo, cuando catalogo algún libro como “se deja leer”, implica que hay muchos libros por ahí que me leería antes que ese… pero bueno, en un momento dado se puede hacer el esfuerzo 😉

    Mi siguiente post será de “Cometas en el Cielo” que calló en mis manos por casualidad, como casi todo lo que leo, y te aseguro que ese libro no lo catalogaré como “se deja leer”… Es un gran libro.

    Un saludo!

  3. Yo entiendo que un “se deja leer” puede valer la pena en determinadas circunstancias; de todas formas, la recomendación se puede hacer a la inversa: No muy recomendable, a no ser que te guste mucho este tipo de literatura o no te importen los defectos que se han destacado en la reseña, y sí aprecies las virtudes que se mencionan.

    Aunque bueno, yo no soy el autor de la reseña y es sólo mi opinión sobre cómo lo interpreto yo como lector.

    No conozco el libro, pero estoy seguro que hay muchos prejuicios sobre Zafón, y me refiero a que mucha gente se atreve a juzgarlo sin haberlo leído. Así que se agradece una opinión fundamentada como la de Francisco.

    Gracias por los comentarios.

  4. Hombre, yo en principio uso estas cuatro categorías (y dejo al arbitrio de cada persona su interpretación):
    – Hay que Leer
    – ¿Porqué no?
    – Se deja leer
    – No sé, no sé

    Respecto a Zafón en concreto, yo no estoy particularmente en contra de él, ni de su literatura. Es evidente que ambos libros (La Sombra del Viento y El Juego del Ángel) están muy trabajados. Pero trabajados en el más puro sentido de elaboración: el autor se ha esforzado por formarlos y hacerlos apetecibles.

    Y en ese pecado está la penitencia: las novelas hay que trabajarlas hasta la extenuación, pero el lector no debe percibir nada de ese esfuerzo. El lector debe pensar que el libro se escribió todo de un tirón. Al autor le llega la idea y… ¡Plof! a escribir como un poseso.
    Por supuesto, una buena novela nunca se escribe así, porque requieren de mucho trabajo, relecturas, revisiones, etc… Pero el lector nunca debe percibir eso.

    Esa es mi impresión.

  5. No he leído a Zafón, pero por cierto que recuerdo L.A. Confidential, me pareció una película muy buena y coincido con lo del blanco y negro.
    Por cierto, el humo no es gris?

  6. Si no has leído a este autor, te recomiendo al menos La Sombra del Viento. Es un estilo peculiar. Quizás no para leerse toda su obra, pero mecere la pena saborearlo al menos una vez 😉

    Respecto al humo… me parece a mí que voy a terminar abriendo una votación a ver de qué colores lo ve la gente jajaja

    En este libro se repiten como 15 veces frases del estilo “desprendiendo un humo azul” o “ascendía de su cigarro un humo azul”… Y para mi desesperación, en el siguiente libro que me leí (que creo que fue “Cometas en el Cielo”) resulta que también hay una referencia al dichoso humo azul de los cigarros!!!

  7. Me gustó La sombra del viento, lo admito. En cuanto al Juego del Ángel, no puedo decir lo mismo, me parece menos trabajado y pretende vivir de las rentas del anterior. En cuanto al color del humo, solo soy capaz de ver a través de él una realidad difuminada. La reseña me parece muy acertada.

  8. Que tal Susana,
    Gracias por tu comentario. Me estoy dando cuenta de que el humo da para mucho… En cualquier caso, me quedo con tu opción: mejor una realidad difuminada que una realidad azulada.

  9. La verdad es que te agradezco que me pusiste en advertencia. Por varias recomendaciones he escuchado que tengo q leer La Sombra del Viento. Y dije que ese libro y va a ser pagado de mi bolsillo (los casi 90 pesos argentinos q sale!!). Suponia que seria una buena inversion por todo lo que oi. Perooo la situacion se agravo cuando en las estanterias de las librerias vi El juego del angel y leyendo la contratapa dije: Ay no! cual de los dos debera ser mi inversion? Ahora tengo en claro que me podria dejar enganar y es preferible elegir la sombra del viento y despues se vera. Aunque claro, con tu descripcion de “ausencia de colores”, Como no sentirme intrigada?!
    Ok, hago caso y priorizo algo que no solamente se deje leer.
    Por cierto, me sacaste muchas mas dudas de las simples lineas de la contratapa que, parece, son enganosas.

  10. ¡Hola Rosario!
    Ve a por La Sombra del Viento sin dudarlo. Encontrarás el mismo universo lluvioso y gris, pero más fresco que el que se presenta en El Juego del Ángel.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *