Publicado el

El principito

El Principito

El principito, de Antoine de Saint-Exupéry

El Principito

Lo obvio no es tan obvio. Pues eso, todos conocemos la existencia de este libro. De una u otra manera, alguien alguna vez lo mencionó, alguien lo leyó, o algo semejante. Nadie, en este planeta, ha podido escapar de su nombre o quizás de su obligatoriedad en la clase de literatura. Tal vez, se encuentre entre las lecturas que tenemos que realizar una vez en la vida. Y sin embargo, en este blog no ha sido reseñado y por eso me tomo el atrevimiento, porque entré en la categoría de esas personas que esperaron 24 años para leerlo. Hasta sentía orgullo de pertenecer a esa minoría (lo sé, soy una ridícula de pies a cabeza). Ahora, después de haberlo leído en un día, no siento más que vergüenza. Entonces, elijo pagar mi desfachatez dándole el espacio que se merece en un blog de literatura: Con ustedes El principito de Antoine de Saint-Exupéry.

En realidad, no podría decirles demasiado porque creo que todos ya conocen algo acerca de este libro. No voy a decir nada nuevo, vamos, que no descubrí América cuando digo: Es un libro para todas las edades. Algunos dicen que es un libro para chicos pero advierto que una veinteañera como yo, se lo pasó más que bien con su lectura.

Tenemos un narrador, piloto, que de niño debió pelear con el escepticismo de los adultos. Lo desalentaron cada vez que realizaba un dibujo –algunas ediciones de El Principito incluyen los dibujos del propio autor- y terminó dejando atrás esa inocencia de los primeros años. Hasta que un día perdido en el desierto del Sahara conoce a él, a quién da título al libro.

Este entrañable individuo cayó de su planeta y pasea por la Tierra. El Principito es inocente y virgen de toda maldad. Carece de esa contaminación que ganamos a medida que crecemos y nos damos cuenta que somos seres egoístas.  Sólo conoce lo que sucede en su lugar, pequeño pero con detalles que pasan desapercibidos para los demás: el amor hacía una flor única, la capacidad de ver la puesta del sol tantas veces como quiera.

Se sabe que El Principito es en realidad una resumida reflexión sobre varias temáticas. Lo hace desde un punto de vista inocente pero lleno de fuertes metáforas. Seguramente, en cada etapa de la vida, su lectura nos aporte algo distinto y se aplique a ese contexto personal. No es un libro largo pero sus lecciones quedan marcadas para que pensemos después de su lectura.

Es difícil escribir una reseña de un libro tan popular pero quizás, pueda resultar como una última invitación o un llamado tardío, como el mío. No es que me dije: “Tengo que leerlo…” sino que lo encontré apilado, entre los libros de mi abuela. No recordaba que se viera tan corto y empecé a leerlo indiferente, hasta que me di cuenta que había avanzado y seguía compenetrada.

La dedicatoria del inicio es la antesala a lo que vamos a leer posteriormente. Es atemporal porque se aplica en cualquier momento, porque poseer algunas características presentes durante la infancia inclusive en la adultez es dichoso para quienes pueden lograrlo.

No suelo finalizar mis reseñas con frases pero hubo unas líneas, cuando El Principito relata su encuentro con el zorro y hablan de domesticación. Sólo se las dejo para que vean que lo obvio no es tan obvio:

“Si uno se deja domesticar, corre el riesgo de llorar un poco”.

 

Rose Arán (rosearan@librosyliteratura.es)

Tw: @rosearan

6 comentarios en “El principito

  1. NO sé cuántas veces he leído este libro… Una reseña preciosa y un final perfecto.
    Besotes!!!

  2. Este libro lo leí de niña en francés y no recuerdo que me dejase un especial recuerdo, lo releí en la tierna adolescencia y entonces sí recuerdo que hizo que mi cabezita trabajara y descubriese cuantas maravillas había detrás de aquellas palabras, ya de adulta lo he releido unas cuantas veces y siempre descubres otra frase, u otra palabra a la que puedes darle unsentido distinto al que le habías dado en la anteiror lectura. Rose, Una gran reseña!! Y no era fácil… Felicidades!

  3. Adoro esta pequeña joyita, justamente la volví a leer ayer y escribí un review con algunas reflexiones y datos locos para mi blog. Te invito a que lo recorras!

    http://viajarleyendo451.blogspot.com/2012/10/el-principito-novela-infantil-1943.html

    Me encantó tu nota también, y muy bonito el blog. Te invito también a hacerte fan de mi página que es sobre cine, literatura y cultura variada:

    https://www.facebook.com/sivoriluciano

    Saludos!

    Luciano, desde Argentina!

  4. Adoro esta pequeña joyita, justamente la volví a leer ayer y escribí un review con algunas reflexiones y datos locos para mi blog. Te invito a que lo recorras!

    http://viajarleyendo451.blogspot.com/2012/10/el-principito-novela-infantil-1943.html

    Me encantó tu nota también, y muy bonito el blog. Te invito también a hacerte fan de mi página que es sobre cine, literatura y cultura variada:

    https://www.facebook.com/sivoriluciano

    Saludos!

    Luciano, desde Argentina!

  5. Justamente lo volví a leer el pasado fin de semana unas cuantas veces más para yo también escribir una reseña sobre él (http://noctemcarpenoctem.blogspot.com.es/2013/01/el-principito.html).

    Me ha gustado mucho también la tuya y, en efecto, no es un libro fácil de reseñar. Creo que descubrir este libro en parte sí es como descubrir las Américas, sobre todo si se lee de mayor. A mi me lo regalaron por primera vez con ocho años y, para ser sincera, me parecía tan misterioso y complicado que no volví a acordarme de él hasta que alguien en la tardía adolescencia me habló de él con el fervor que despierta cuando se es capaz de entenderlo.

    En mi opinión, no es un libro en absoluto para niños. La única parte que lo hace legible por un menor es su corta longitud y los dibujos. A parte de eso, no creo que pueda haber niños que lo entiendan, puesto que el libro trata precisamente de hacer rememorar la infancia cuando esta ya se ha perdido.

    En cualquier caso, pocos libros tan cortos dicen tantas verdades. Como bien escribí en mi blog, para mi, El principito es la vida misma.

  6. lo lei de niña y tuve que dejarlo porque no entendia nada!!! tal vez tenia cero imaginacion…o exceso de ella…no lo se…creo que la lectura ideal es en la adultez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *