Publicado el

Entrevista a Benito Olmo, autor de “La maniobra de la tortuga”

Benito Olmo

Benito OlmoSi os gusta la buena novela negra española, quedaros con este nombre porque va a sonar mucho en las próximas semanas y meses. Benito Olmo. Este joven escritor gaditano acaba de publicar con Suma de Letras la que es su tercera novela, La maniobra de la tortuga, una novela negra ambientada en su Cádiz natal. Muchos lectores ya están empezando a conocer al Inspector Bianquetti, su protagonista. Si todavía no os habéis animado a leerla, hoy hemos querido pasar un agradable rato con su autor para charlar de la novela. Esperemos que la entrevista y el autor os resulten tan interesantes como a nosotros.

Buenos días Benito. Queremos, antes de nada, darte las gracias por atender a “Libros y literatura”. Para empezar, nos gustaría conocer un poco más tus gustos a la hora de escribir:

1. ¿Escribes de día o noche?
De día, desde muy temprano hasta que me lo pide el cuerpo, aunque si estoy metido en la recta final de una novela no tengo más remedio que trasnochar.

2. ¿Un cigarrillo al lado?
El tabaco lo más lejos posible, por favor. Eso sí, el café es innegociable.

3. ¿El papel y la pluma han pasado a mejor vida?
En absoluto. De hecho, el primer guión de mis novelas siempre lo escribo a mano. La escritura manual tiene algo de terapéutica y en ocasiones, cuando un diálogo se me atraganta, lo escribo en un cuaderno y todo fluye como por arte de magia.

4. ¿La inspiración llega por sorpresa, o sorprendentemente, siempre te pilla trabajando?
El «chispazo», el germen de una buena historia, puede surgir en cualquier momento y lugar. Sin embargo, si no va acompañado de muchas horas de trabajo y dedicación se quedará en nada.

5. ¿Quién es tu mayor crítico?
Cada lector que elige leer mi novela entre los miles de títulos que inundan las librerías.

6. ¿Qué personaje te gustaría que leyese tu libro?
Pepe Carvalho. Y que además de leerlo, después lo aprovechase para alimentar su chimenea.

7. ¿Qué libro(s) estás leyendo ahora?
Sarna con gusto’ de César Pérez Gellida. Lo estoy leyendo por segunda vez y disfrutando como la primera.

8. ¿Qué libro guardas como el más valioso?
Todos los detectives se llaman Flanagan’ de Andreu Martín y Jaume Ribera, en una vieja y estropeada edición de Círculo de Lectores. Es el libro que me convirtió en lector.

9. ¿Qué usas para marcar las páginas?
Marcapáginas que voy cogiendo de cada librería que visito.

10. ¿El mejor lugar para leer?
Cualquiera.

11. ¿Cómo te ves dentro de diez años, literariamente hablando?
Escribiendo sin parar. Tengo tantas historias en la cabeza que no terminaría de escribirlas todas ni aunque viviera tres vidas seguidas.

Ahora que ya sabemos un poco más de tu faceta como escritor, metámonos de lleno en tu nueva novela…

1. ¿Cómo surgió la idea de escribir La maniobra de la tortuga?
Tenía muchas ganas de ambientar una novela negra en Cádiz. Quería romper con el arquetipo de ciudad luminosa y alegre y convertirla en el escenario de una trama oscura. Empecé a aporrear el teclado y la historia salió sola.

2. Tras muchos años de trabajo, llegas a una editorial grande como Suma de Letras, ¿Esto añade más presión a la hora de trabajar, o no te influye?
No influye. En mi opinión, publicar en una editorial grande o pequeña no es excusa para esforzarse más o menos. Los lectores se merecen que la historia llegue a sus manos lo mejor posible. La presión viene después, cuando descubres que Suma de Letras pone tu novela al alcance de miles de lectores a los que de otra manera difícilmente llegarías.

3. Tu anterior novela, “Mil cosas que no te dije antes de perderte”, tenía drama, romanticismo y algo de intriga policial. En esta, sin embargo, te metes de lleno en la novela negra. ¿Es el género dónde te sientes más cómodo a la hora de escribir?
Ahora mismo sí. Puede que se deba al hecho de que soy un lector voraz de novela negra, aunque no descarto cambiar de registro más adelante.

4. Vivimos en España un boom de la novela negra que no parece acabar nunca. ¿Por qué crees que hay tanta y tan buena novela negra en nuestro país?
Creo que es imposible que la terrible situación que está atravesando el país no se deslice entre los párrafos de quienes nos dedicamos a emborronar páginas. Me atrevería a decir que la novela negra, más que una moda, se ha erigido como un movimiento literario en toda regla, en cuanto a que sirve para retratar la época que nos ha tocado vivir. Corrupción, malversación de fondos, suicidios… son palabras que hace tiempo que asaltaron los telediarios y dejaron de ser patrimonio exclusivo de la ficción.

5. Como decía en la reseña, me ha encantado el personaje de Manuel Bianquetti. ¿Tienes pensado darle continuidad en futuras novelas?
Me encantaría, te lo aseguro. Le he ido tomando el pulso a lo largo del proceso de creación de ‘La maniobra de la tortuga’ y creo que sería interesante retomarlo y ponerlo al frente de otra novela. No obstante, la decisión está en manos de los lectores.

6. Durante muchos años has estado peleando en el mundo de la autoedición con tus novelas, recorriendo varias Ferias del Libro para acercar tu obra a los lectores. ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de esa época?
Lo mejor ha sido descubrir la generosidad de muchos blogueros y lectores que de forma altruista decidieron dar una oportunidad a mis novelas. De no ser por ellos, hoy no estaría respondiendo a esta entrevista.
Lo peor, el hermetismo de muchas organizaciones y medios de comunicación que niegan la visibilidad a muchos autores sólo por el hecho de ser noveles. No obstante, creo que de todo se aprende y eso también me ha servido para curtirme y comprobar que las cosas hay que ganárselas.

7. ¿Tienes nuevos proyectos en mente? ¿Estás escribiendo ya tu próxima historia?
Ando embarcado en una nueva novela que me tiene entusiasmado, fascinado y loco de alegría. Ojalá pudiera contar más.

8. Para terminar, si algún lector por la calle le preguntara por qué debería leer “La maniobra de la tortuga”, ¿qué le diría?
No me sentiría a gusto si tuviera que darle motivos a un lector para que leyese mi novela. Creo que esa labor corresponde a otros prescriptores con mayor criterio y objetividad que el padre de la criatura.
No obstante, si se diera esa situación, retaría al lector en cuestión a que leyese el comienzo de ‘La maniobra de la tortuga’. El primer párrafo, solamente. Y si después de hacerlo puede parar de leer, que lo haga.

Aquí termina nuestra entrevista. Ha sido un placer, Benito, y muchas gracias por tu tiempo.

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *