Publicado el

Entrevista a Míchel Suñén

MIchel

Entrevista a Míchel Suñén

 

MIchelHoy hablamos con el autor Míchel Suñén, un profesor de oratoria, redacción y comunicación publicitaria, cuyo mundo gira en torno a la literatura y la publicidad, y naturalmente, a la familia.Cuando leí por primera vez un libro de Suñén, me pareció sobresaliente la utilización que hacía del lenguaje, y el dominio que ejerce sobre las palabras para que narren sólo lo que él quiere que digan, ni un milímetro más allá, y eso es imprescindible para quién se adentra y profundiza en la novela negra.

Esa es su especialidad y “Talión”, “Diva o muerta”, “Látex” o “Diábolo”, son una buena muestra de ello, pero nuestro protagonista de hoy también escribe cuentos infantiles de los que destacamos sus Biografías no autorizadas sobre los famosísimos Cabezudos de Zaragoza; y ensayo, con temas que domina a la perfección como el titulado “Cómo enamorar hablando en público”,  un arte cada vez más complicado.

Comenzamos nuestra entrevista.
Y la empezaremos con nuestra habitual batería de preguntas cortas con las que LibrosyLiteratura.es pretende conocer un poco más de cerca a los escritores, y en este caso a Míchel Suñén.

A la hora de escribir…

1.    ¿De día o noche?

En realidad, ambos. Escribo publicidad —es mi profesión— durante el día y literatura por la noche. Pero esto último es por una cuestión meramente práctica: de noche es cuando más tiempo tengo para desarrollar mis historias.

2.    ¿Un cigarrillo al lado?

Nada de eso: no fumo y me molesta el humo. Como mucho, algunas noches que me siento un poco más cansado, una coca cola para despejarme.

3.    ¿El papel y la pluma han pasado a mejor vida?

Escribo mis novelas en papel y luego las voy transcribiendo al ordenador. Lo hago con bolígrafo de tinta líquida, esa es mi costumbre y mi intención es mantenerla. Me resulta doblemente valioso hacerlo así: en primer lugar porque el papel me permite concentrarme mucho más en mis mundos literarios, siento que el bolígrafo conecta mejor con mi universo interior; en segundo, porque al pasarlo a ordenador realizo la primera revisión: reescribirlo en el teclado me ayuda a mejorar el texto.

4.    ¿La inspiración llega por sorpresa, o sorprendentemente, siempre te pilla trabajando?

La inspiración no llega, tú tienes que alcanzarla. Y se consigue con trabajo, dedicación y mucho oficio. Es cierto que algunos días estás más inspirado y los textos salen más redondos; otras veces te encuentras más espeso y precisan una mayor labor posterior de corrección. Pero en literatura, y en publicidad, la inspiración siempre me pilla trabajando.

5.    ¿Quién es tu mayor crítico?

Sin duda yo mismo. Especialmente después de haber dejado cierto tiempo el manuscrito en un cajón para enfrentarme a él de nuevo, al cabo de unos meses, con actitud de lector.

6.    ¿Qué personaje te gustaría que leyese tu libro?

Cualquier persona que lo lee es, por sí misma, un personaje. Todos somos originales y genuinos, por eso es tan maravillosa la creación literaria: porque te permite llegar a todos esos individuos únicos de manera íntima y cercana. Si tengo que elegir a un personaje célebre, diré que Agatha Christie, para conocer después su opinión sobre el mismo.

7.    ¿Qué libro(s) estás leyendo ahora?

Diario de un seductor, de Soren Kierkegaard. Acabo de empezarlo, así que no puedo opinar todavía sobre él.

8.    ¿Qué libro guardas como el más valioso?

La metamorfosis, de Kafka. Lo leí cuando era adolescente y me causó una profunda impresión. Después lo he leído varias veces, y me gusta especialmente esa edición sencilla que me recuerda el instituto.

9.    ¿Qué usas para marcar las páginas?

Un punto de lectura que hizo mi hija Delia en el colegio y me lo regaló el día del padre. Tenía otro parecido de su hermano Diego e iba alternándolos, hasta que se me perdió y me quedé solo con uno.

10.    ¿El mejor lugar para leer?

Al aire libre, en un banco de un parque o en una terraza de un bar tomando un granizado. Pero también en el salón de mi casa, cuando los niños no están y hay un remanso de silencio en ella. Y, por qué no, en la cama antes de dormirme.

Y ahora que conocemos un poco más al autor nos adentramos en su obra:

 

7495231928_92219769d5_zLyL (Susana).- Vamos a empezar por el principio. “Talión”. Está claro que ese tenía que ser el título pero hasta que uno no se adentra en su lectura no puede comprenderlo ya que, por sí solo,  nada desvela al lector ¿Tenías claro el título desde el principio, o como tantas veces ocurre ha habido que negociar con la editorial?

Míchel Suñén.- Una de las ventajas que tiene trabajar con una editorial pequeña que cree firmemente en ti es, precisamente, tener la capacidad de tomar todas las decisiones importantes. Durante el proceso creativo se me ocurrió ese título y, poco a poco, la certeza de que era el apropiado. Suelo ser muy concienzudo con el tema, y ahora estoy seguro de que no podía ser otro. De hecho considero que expresa exactamente el tema principal de la novela: la venganza, aunque lo hace como debe hacerse en una buena intriga: con un halo de misterio. Además, encaja en mi línea creativa de títulos para mis novelas negras: todos ellos son nombres contundentes, cortos y sonoros, como Diábolo, Látex y Diva o muerta, que evocan, más que describen, el contenido del libro.

Talion_Michel_SuenLyL (Susana).- ¡La portada es genial! ¿De quien ha sido el diseño?

Míchel Suñén.- Las portadas de mis libros se realizan en Zúmmum, la agencia de publicidad de la que soy co-fundador. En esta ocasión es obra de Dani Ezquerra, mi socio y excelente diseñador, que ha sabido plasmar en ella, impactantemente, la esencia de Talión.

LyL (Susana).- La suavidad y comodidad del libro entre las manos… ¿Todo está pensado? ¿Un libro que engancha tanto ha de ser un libro cómodo?

.
Míchel Suñén.-Efectivamente. El libro ha de ser una extensión del cuerpo del lector, integrarse con él y facilitar esa experiencia literaria, sensitiva, que se le está ofreciendo. Un tomo pesado, una tipografía pequeña o la ausencia de márgenes, por ejemplo, dificultan el máximo disfrute lector; y aunque un texto excepcional puede compensar estas carencias, lo ideal es que todo confluya en la dirección idónea.LyL (Susana).- Una vez más Zaragoza como telón de fondo…Nadie te ha dicho, como a Delibes, que para llegar a Nóbel hay que vivir y escribir en Madrid… jejej

Míchel Suñén.- Creo sinceramente que Zaragoza es una ciudad muy literaria, idónea para ambientar intrigas de actualidad con carácter internacional. Es la ciudad en la que vivo, la que mejor conozco, y me encanta hacer de este escenario una especie de sello personal que muchos de mis lectores valoran y agradecen. Ello no significa que me sienta obligado a ambientar en mi ciudad todos mis libros, por ejemplo Diva o muerta era una novela más bien paneuropea, que acontecía en lugares tan variados como Londres o diversas capitales bielorrusas. Pero cada vez que concibo una nueva intriga mi primera opción es siempre Zaragoza, posiblemente soy un sentimental. Quizá sería más inteligente ambientarlas en Madrid o en Barcelona, para ampliar la sintonía de un mayor grueso de público, pero nunca me he guiado al escribir literatura por criterios comerciales  ni crematísticos. Eso ya lo hago al escribir publicidad.

LyL (Susana).- Que nada sea lo que parece. ¿Es importante tener bien entretejidos en la mente los giros que debes hacer para despistar y sorprender al lector desde el principio?

Míchel Suñén.- Antes de ponerme a escribir he convivido en mi cabeza durante muchos meses con la historia, sus personajes, sus tramas y argumentos. He trabajado ingentemente la documentación de cada tema y ámbito del libro, me he familiarizado con los protagonistas, he imaginado cómo sienten y lo que puede ser de ellos; lo he hecho, en todo caso, sin apuntar nada, siguiendo la máxima de que las mejores ideas siempre permanecen en la memoria. Cuando me siento maduro para empezar a escribir la historia, comienzo a administrar la información y a jugar con los contenidos para incrementar el ritmo, las sorpresas y los interrogantes que conllevan. Pero en realidad no tengo un plan preestablecido para definir cuándo, cómo y dónde van a intercalarse los sucesos; es en el momento de la propia creación literaria cuando estos van fluyendo de manera natural.

A modo de ejemplo, os diré que Diábolo posee un giro final espectacular y más que sorprendente en el último párrafo del libro. Al contrario de lo que parece, porque le da un nuevo sentido a todo, se me ocurrió en una fase muy avanzada de la escritura de la novela, no estaba pensado desde el inicio. Y no cuento nada más para no desvelar esta sorpresa a los posibles futuros lectores.

LyL (Susana).- Te haré una confidencia, cuando hablas en el libro de una especial tradición albanesa respecto de la mujer, no me lo creí, y casi de forma inmediata entré en Internet para ver si era cierto ¡Y lo era! Y el otro día al comentarme esta curiosidad una lectora pensé en preguntarte ¿Cómo llegas a conocer esto? Quiero decir ¿De qué forma llega eso a tu novela? ¿Conocías de antemano estas tradiciones o investigas a posteriori cuando la trama ya está en marcha?

Míchel Suñén.- La documentación es una parte imprescindible en toda mi ideación literaria. De hecho, puedo asegurar que me encanta la novela negra porque me permite profundizar en —y contar—la realidad social y cultural que me rodea. Cuando empiezo a definir los personajes que pueden ir apareciendo en la novela, comienzo poco a poco a consultar informaciones que directa o indirectamente pueden afectarles. Tengo la costumbre de conservar artículos de periódicos y revistas que me han llamado la atención, y el tema de las vírgenes juradas y las venganzas de sangre estaban clasificados en ese archivador en el apartado de Albania. Entendí que podían serme útiles y seguí documentándome sobre ellos, hasta que todas las piezas encajaron.

diva-o-muerta-9788488962683LyL (Susana).- Creo que en novela negra, “Látex”, y ahora “Talión”,  son como tus niñas bonitas, pero a mí, y por ello a todos los lectores de Libros y Literatura nos llegaste a través de “Diva o muerta”, un buen libro con multitud de aristas que me hizo reflexionar sobre un buen número de cosas, y entre ellas,  tal como explicaba en la reseña, sobre doctrinas filosóficas como el Hedonismo y las curiosas exposiciones de Epicuro sobre el placer ¿Crees que soy una extraña lectora o esa es la idea al escribir este tipo de novelas, sacar lo más extraño de la mente del lector?

Míchel Suñén.- Discrepo contigo cuando sugieres que mi objetivo puede ser sacar lo más extraño de la mente del lector. En realidad, el lector se enfrenta a través de mis novelas a lo más genuino del ser humano, aquello que subyace en todos nosotros; por eso mis novelas se sienten con tanta intensidad. Cierto es que el tema de la desviación social me ha atraído desde siempre, desde que empecé a dar clases de sociología en un centro universitario, pero lo ha hecho precisamente como una forma de entender, a partir de lo distinto, aquello que nos une. Más allá de su desviación, el pandillero juvenil o la anoréxica de Látex, y los monstruos reales de Diva o muerta, son seres humanos que buscan la satisfacción individual y el desarrollo personal a su manera. Desde luego, el caso del psicópata sexual es especial por su incomprensibilidad, prácticamente ha dejado de ser un ser humano, lo cual lo hace al mismo tiempo aterrador y atractivo.

Sí tienes razón, no obstante, al intuir que mis novelas no son meras distracciones intrigantes que empiezan y terminan en sí mismas. Mi objetivo es causar una huella profunda en el lector, activar su espíritu crítico, plantearle nuevos interrogantes vitales a los que él mismo debe dar respuesta. Animarle, en definitiva, a ser él mismo y a enfrentarse a la realidad sin miedos ni tapujos.

LyL (Susana).- Escribes novela negra, muy negra, pero también cuentos infantiles ¿Es para compensar…?

Míchel Suñén.- No te olvides que soy publicista y padre de tres hijos. Siempre escribo lo que me seduce, lo que me divierte, lo que me enriquece como persona; y lo de escribir literatura infantil surgió de una manera natural, como jugando: primero inventándome historias para contar a mis hijos antes de acostarlos, y luego a partir de ciertos encargos recibidos en la agencia me di cuenta de que disfrutaba mucho creando para niños. Poco después se me ocurrió la idea de inventar las biografías no autorizadas de los cabezudos de Zaragoza, y en ello estamos. Tengo también otros proyectos que poco a poco irán cobrando vida, y cada vez me siento más motivado para escribir para niños. Una sonrisa de cualquiera de ellos mientras le firmo un ejemplar no tiene precio… Espero seguir haciéndolo mucho más tiempo, no sé si para compensar, pero desde luego para divertirme.

7014463815_5afb0b5ba3LyL (Susana).- Más de una docena de libros publicados de diversos géneros, pero todos tienen algo en común: La calidad literaria y el rico y cuidadoso uso del lenguaje. El Míchel escritor da la impresión de nacer de un Míchel gran  lector ¿Lo eres?

Míchel Suñén.- Leo muchísimo. Desde siempre y siempre que puedo. Suelo combinar la lectura de los clásicos con libros más actuales y, por qué no reconocerlo, también algunos de los best-seller del momento. Leo también revistas, suplementos… e incluso folletos y prospectos. El cuidado léxico es el resultado natural de mi concepción literaria: el manejo del lenguaje ha de ser el óptimo para que no interfiera entre el lector y la historia, antes al contrario, para que potencie esa relación de manera imperceptible pero decisiva.

De hecho no soy un autor de diccionario en la mesa, procuro utilizar fundamentalmente el vocabulario que manejo habitualmente, pero es cierto que la precisión, la claridad y la emotividad de las palabras son fundamentales —junto al ritmo verbal y narrativo— para facilitar la lectura, la comprensión y la vivencia de los textos.

LyL (Susana).-  Hacer llegar tus libros al gran público cuando detrás están editoriales muy serias y de calidad … pero pequeñas ¿Te obliga como  autor a hacer un trabajo complementario de auto-publicidad? ¿Manejas todas las redes sociales?

Míchel Suñén.- Trabajar con una editorial pequeña tiene sus ventajas, en especial la autonomía, pero también sus inconvenientes. Es cierto que exige un compromiso extra del autor con la promoción de su obra, que se concreta sobre todo en la presencia habitual en ferias y clubes de lectura, y en una cierta actividad en Internet, la cual, por otra parte, tampoco es prescindible para los autores vinculados a grandes editoriales.

En mi caso, tengo un blog (http://aaescritores.com/michelsunen/) y página en facebook, a los cuales les dedico el tiempo necesario y el cariño suficiente para mantenerlos vivos. Se puede decir que no soy un autor integralmente volcado en Internet —debo confesar que no he probado el twitter y que, de momento, tampoco me apetece—; pero desde luego sí que aporto un fuerte carácter personal, y cercano, a todas mis comunicaciones en la red. Por ejemplo, contesto personalmente y tan pronto como puedo a todos los correos electrónicos que mis lectores me envían.

375672_336666333077769_2034540432_n LyL (Susana).- ¿Piensas que los blogs, como LibrosyLiteratura, son necesarios para dar a conocer esos otros libros a los que no se les dedican miles de euros en publicidad?

Míchel Suñén.- Me parece un aprovechamiento extraordinario de Internet el que desarrollan este tipo de comunidades literarias. Se trata, desde luego, de una fantástica alternativa para dialogar sobre literatura y conocer buenas lecturas desde las mejores fuentes: los propios lectores. Estos blog ofrecen autonomía, espontaneidad, valoraciones sinceras y ausencia de intereses mercadológicos, por lo que contribuyen a potenciar todos esos buenos libros que, con demasiada frecuencia, quedan arrinconados por el marketing de las grandes editoriales y el exceso semanal de novedades. Desde luego estos blogs son muy necesarios, en especial LibrosyLiteratura, que merece toda mi admiración, agradecimiento y apoyo por difundir la buena literatura con independencia, amenidad y compromiso.

LyL (Susana).- Aun estás de presentaciones de Talión, pero, seguro que ya andas maquinando otras maldades en tu mente jejeje, ¿Qué nos llegará antes cuento o novela?

Míchel Suñén.- Ya hace varios meses que estoy trabajando en mi próximo cuento infantil: la biografía ficticia de un nuevo cabezudo, El Berrugón, cuyo texto se encuentra ya en la fase de ilustración, en manos de Ignacio Ochoa. Lo publicaremos en septiembre, justo antes de las fiestas del Pilar de Zaragoza.

También estoy considerando la posibilidad de publicar una novela muy especial, que se aleja por completo de ese perfil de novela negra con el que me identifico más: es un libro que escribí hace algunos años, justo antes que Diábolo, el cual narra una historia de amor y desamores con el ritmo de una novela de aventuras. Es un texto joven, fresco, desenfadado… dirigido a un tipo de público distinto al que es, según parece ahora, el mío. Ante el interés mostrado por la editorial, voy a revisar el manuscrito antes de decidir si finalmente lo publico.

Y, por supuesto, estoy maquinando una nueva intriga. Tengo dos líneas de trabajo en la cabeza, pero creo que me estoy decantando ya por una de ellas, que poco a poco va cobrando más fuerza en mi mente. Lo cierto es que tengo la costumbre de no hablar de mis creaciones hasta que he terminado de escribirlas, por lo que me permitiréis guardar silencio sobre el argumento y la idea. Solo puedo anticipar que será un libro fiel a ese universo ‘suñeniano’ en el que algunos críticos afirman que me muevo, y que tanto parece gustar a mis lectores.

LyL (Susana).- Pues muchas gracias por compartir con nosotros todas estas cosas que seguro que serán del agrado e interés de todos nuestros lectores.

Pues bien amigos, para mí ha sido un placer conversar con este hombre que tiene la palabra y la creación como profesión, y como han podido comprobar no escatima en el uso del verbo cuando se trata de comunicarse con el lector.

Un hombre que nació autor pues ya con 12 años terminó su ópera prima: “Convocatoria para matar”, un sucedáneo de novela criminal que anticipaba su destino literario. Y que, por cierto, se me olvidó preguntarle si se llegó a publicar. Seguro que habrá otra oportunidad de hablar con él… Cuando organice su próximo crimen

Susana Hernández///LibrosyLiteratura.es

Otros libros recomendados

9 comentarios en “Entrevista a Míchel Suñén

  1. Un escritor inteligente: no fuma. ¡Ya ves!
    Ahora entiendo por qué la portada es tan buena, es de las mejorcitas, de las que te apetece pararte a mirar con detalle.
    Pues me ha gustado tu escritor con esa letra tan bonita, y que pronto voy a probar. Sí que es verdad que este tipo de sitios tienen su importancia. Yo antes recuerdo que iba a las librerías y miraba y miraba a ver qué me llevaba, ahora ya no, ahora voy con los títulos que me quiero llevar, lo cual es una gran diferencia.
    Una entrevista muy amena. Mle ha gustado conocerlo, y me ha interesado mucho la forma en que piensa cómo construir una historia, el cómo se documenta y que como ya te dije una vez, me apetece mucho comprobr en primera mano cómo se expresa un conocedor de la oratoria.
    El final de tu entrevista, genial 😀

  2. Me alegra mucho, Icíar, que te haya gustado conocer a Michel, es tu tipo, jejej un hombre de grandes recursos en la conversación y el debate, y sé que eso te mola. Un gran creativo, así que es lógico que sus novelas también tengan tramas negras de los más creativas, y forman parte por mérito propio de las más grandes del género de este país.

    Un fuerte abrazo amiga!

  3. Estupenda entrevista. Me ha encantado, tanto las preguntas como las respuestas.

    Besos.

  4. PUes no conocía a este autor, pero después de esta gran presentación que me has hecho, voy a tener que ir buscando este libro, que me dejas con ganas de conocer su obra. ¡Gracias!
    Besotes!!!

  5. De verdad que el mérito siempre es del entrevistado jejejeje Aunque tengo que reconocer que aunque no es fácil preparar una entrevista, luego lo paso muy bien porque puedes llegar a lograr que sea como una conversación, y a quien no le gusta conversar con gente como este autor?

    A mí sí

  6. Me alegra haberte presentado a alguien como Michel. Estoy segura de que sus cuentos ilustrados de las biografías de los “Cabezudos” de Zaragoza te encantarán.

    Besicos también para ti!

  7. te felicito Susana, por la entrevista ¡he pasado un rato muy agradable “escuchándolos” a ambos en mi cabeza 😉 aunque claro, el acento lo puse yo jajaja
    muy buena la portada de Talión; y muy interesante conocer a este escritor un poco más.

  8. Muchas gracias Ale!!! Para mi fue un auténtico placer “platicar” con Michel, los dos con acento mañico jeje, un día te pongo algo con el sonido de mi voz! Jejejeje Eso si, seguro que será tan agradable como seguro que es la tuya.

    Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *