Publicado el

Entrevista a Lorenzo Silva

lorenzo-silva

Entrevista a Lorenzo Silva

lorenzo-silvaAcercarte al mundo de los escritores, a su propio mundo digo, es una satisfacción increíble. Y sentir que, gracias a las nuevas tecnologías, es mucho más fácil poder entrar en contacto con esa parte que se nos escapa con sus novelas, es una doble satisfacción que yo siempre me llevo conmigo. Cuando leía La marca del meridianosupe que había cosas que se me escapaban y que quería saber a toda costa. Preguntas que requerían respuesta. Así que me puse a ello. Entré en contacto con Lorenzo Silva y él se dispuso amablemente a responder a la persona que tenía al otro lado de la pantalla, a un curioso como yo que intenta enterarse de qué se está perdiendo y que intenta por todos los medios encontrarlo. Así que aquí tenéis lo que me dijo sobre su novela y sobre sí mismo. Con todos vosotros, Lorenzo Silva.

Para empezar, nos gustaría conocer un poco más tus gustos a la hora de escribir:

1. ¿De día o noche? De día, temprano.

2. ¿Un cigarrillo al lado? Nunca he fumado, ni pienso.

3. ¿El papel y la pluma han pasado a mejor vida? Para mí, casi.

4. ¿La inspiración llega por sorpresa, o sorprendentemente, siempre te pilla trabajando? La inspiración es dormir bien y tener un café en el estómago.

5. ¿Quién es tu mayor crítico? Yo mismo.

6. ¿Qué personaje te gustaría que leyese tu libro? Mi madre, siempre.

7. ¿Qué libro(s) estás leyendo ahora? Victus, de Sánchez Piñol.

8. ¿Qué libro guardas como el más valioso? El manual de árabe marroquí de mi abuelo Lorenzo, que se lo compró cuando estaba en Marruecos haciendo la guerra.

9. ¿Qué usas para marcar las páginas? Lo que haya.

10. ¿El mejor lugar para leer? Ése.

Y ahora que sabemos un poco más de tus gustos como escritor, metámonos de lleno en lo que nos cuentas en tu novela…

1. Después de tantos años escribiendo, de tantas entrevistas concedidas, ¿qué crees que tendríamos que saber de Lorenzo Silva que aún no hayas podido decir? 

Que siempre he vivido fuera de donde estaba, y que eso es lo que explica casi todo lo que hago y cómo lo hago. Especialmente, que me arriesgue a cosas a las que otros no se arriesgan, y que muchos no entienden, como hacer héroes a dos guardias civiles.

2.   Esta séptima entrega de la saga Bevilaqcua nos traslada a un caso de corrupción policial y, sobre todo, a un viaje interno del protagonista, ¿por qué decidiste que la historia tendría que ir así encaminada? 

Porque necesito que cada Bevilacqua sea diferente del anterior, y al llegar a éste, que es el séptimo (y la sexta novela) me pareció que los personajes estaban lo bastante maduros como para dar ese paso.

3. Como ya dije en la reseña sobre “La marca del meridiano”, el sentimiento protagonista es la venganza, algo tan humano que a la vez es tan descorazonador para todo el mundo, ¿crees que entre nosotros abunda tanto la venganza como para llegar a los límites que nos cuentas en la novela?

Por fortuna, no. Pero el ser humano es naturalmente vengativo, porque viene con el orgullo programado de fábrica. Es una herramienta para prevalecer, aunque a veces termine destruyéndonos.

4. En cuanto empiezas a leer la novela, ya sabes que hay algo que no nos cuenta el protagonista, algo que esconde por su propio bien y por el de los que le rodean, ¿fue el detonante para contar esta historia o fue algo que fue surgiendo al ir escribiéndola?   

En absoluto está improvisado. La historia del pasado de Bevilacqua estaba en mi cabeza desde hace siete años. Puede leerse entre líneas en la cuarta novela de la serie, La reina sin espejo, que se publicó en 2005.

5. En “La marca del meridiano” se destila que conoces a la perfección el mundo que rodea a la policía, y todo lo que la rodea, ¿tuviste que hacer mucha labor de investigación para que no fallara ningún dato?

Llevo veinte años hablando con guardias, policías, jueces, fiscales, mossos y lo que me echen. Hasta tengo algunos amigos cuyo número puedo marcar. Y soy observador y he desarrollado el arte de escuchar, que para mí es el primero de un narrador, aunque algunos prefieran escucharse sólo a sí mismos.

6. ¿Cuál crees que es la mayor crítica que has recibido por esta novela? 

La crítica profesional ha sido bastante cálida. Entre los críticos más “amateur” me han reprochado varias cosas: que sea sentimental, que Vila filosofe, que esté demasiado apegada a la realidad actual, que la Guardia Civil no salga denigrada como en El crimen de Cuenca (que parece que es lo que toca habiendo guardias por medio, según algunos). Incluso me han reprochado que Vila lea a Houellebecq, como si los guardias civiles fueran necesariamente iletrados (por cierto, que este guiño “excesivo” es un homenaje a un sargento real de la Guardia Civil, que fue el que me pasó The corrections, en inglés, cuando aquí nadie había leído aún a Franzen). Pero en fin, eso es Bevilacqua, el que no guste, tiene otros libros y otros sabuesos en las librerías. Yo estoy contento y seguro de que he hecho lo que debía hacer, en este punto de la saga, entre otras razones porque han sido muchos más los mensajes de lectores que han conectado con el libro. No se puede gustar a todos, y en todo caso a los libros y a los personajes literarios sólo el tiempo los pone en su lugar.

7. Desde tus inicios como escritor, a la hora de publicar tu primera novela, hasta este último premio, ¿cómo ha sido el cambio en el proceso de publicación? ¿qué inconvenientes te encontraste al principio que no tengas ahora?

Todos, me encontré todos. Y ahora es justo reconocer que no tengo ninguno. Puedo publicar todo lo que escribo, incluso arriesgarme a experimentar, como hice con El blog del inquisidor, por ejemplo. El primer paso es siempre el más difícil, aunque luego hay que estar atento a no descarrilar y seguir trabajando siempre con ahínco y con todo el rigor del que uno es capaz. Lo ganado puede perderse.

8.   ¿Cómo sienta ganar el Premio Planeta con una serie que ya se ha convertido en una de tus señas de identidad?

Bien, no voy a engañarte. Hace 17 años ésta fue una apuesta temeraria, en la que no creía nadie. Llegar aquí ha sido todo un logro por parte de estos personajes, bastante a contracorriente, tanto en el marco del género negro como en la literatura española, que siempre ha prestigiado más otras cosas.

9. ¿Con qué nos sorprenderás en tu próximo proyecto?

No voy a decir mucho. Pero espero que sea como un tiro en la frente. Es sólo una metáfora. O no.

Gracias por responder a Libros y Literatura

A vosotros por vuestro interés y vuestro trabajo.

Otros libros recomendados

4 comentarios en “Entrevista a Lorenzo Silva

  1. Una entrevista muy interesante, ¡gracias por ayudarnos a conocer mejor a este gran autor!

  2. Siempre me gusta leer a Silva, incluso en las entrevistas jejejej

  3. Nos gusta Lorenzo Silva y somos seguidores incondicionales de la saga de Bevilacqua y Chamorro: lo que, según dice en la entrevista, muchos le reprochan, a nosotros nos parece fundamental: humanizar los uniformes de la Guardia Civil (y, si se tercia, de la Policía Nacional), detrás de los cuales hay de todo, como en Botica: descerebrados, tiranos, patanes pero también personas preparadas, con carreras universitarias y vocación literaria. Que lean, reflexionen o tengan sentimientos debería hacernos pensar en los tópicos que a veces damos por supuestos, aún en pleno siglo XXI, sobre determinadas profesiones… Para bien y para mal.

  4. es la Primera vez que escucho este escritor por lo cual su entrevista me da mucho animo a leerlo y conocer su estilo en la escritura. desde este momento intento leer algunas de su escritura. gracias por informarme a este autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *