Publicado el

Joyas del sol -Trilogía irlandesa I-, de Nora Roberts

14-18 Volumen 1

Joyas del solIrlanda es un destino que tengo pendiente desde hace  muchísimo tiempo. Si seguís mis reseñas, sabréis que una de mis pasiones es viajar (además de los libros, por supuesto) y siempre que puedo, me concedo una escapada. Irlanda está, como quien dice, a un tiro de piedra, pero por unas cosas o por otras, nunca he tenido la oportunidad de visitarlo. Mi mejor amiga estuvo allí el verano pasado estudiando inglés y vino enamorada. Y no es para menos. Ya no solo la arquitectura, la naturaleza o la gente. Es su historia, su magia, su mitología. Y es que a mí estas cosas me apasionan. Las leyendas, los enigmas, las historias… Recuerdo que cuando era pequeña mi madre me leía un cuento sobre mitología, donde los duendes, elfos y hadas eran los protagonistas. Desde entonces, cada vez que veo un bosque (y os aseguro de que es casi a diario), no paro de imaginar todo tipo de historias, yéndose mi cabeza por las ramas de los árboles y dejando volar la imaginación.

Así que cuando conocí esta trilogía de Nora Roberts (introdúzcase aquí una breve reverencia a la que, a mi entender, es la mejor escritora de historias de amor de nuestra época), no dudé en leerla. He empezado por el principio, como debe ser, y me he adentrado en esta historia a través de Joyas del sol. Este libro tiene dos ingredientes principales: el amor —como no podía ser de otra manera— y la mitología. Jude es una norteamericana que está desencantada con su vida. Después de muchos años ejerciendo como psicóloga, ve que su propia mente se está desmoronando y, abatida y derrotada, decide dar un cambio radical a su vida mudándose a Irlanda. Allí vivirá en una pequeña cabaña que será el escenario perfecto para que ella, tan curiosa y “culoinquieto” conozca poco a poco la mitología que rodea los bosques irlandeses. Entonces aparecerá Aidan, guapo donde los haya y que no tardará ni un segundo en ofrecerse voluntariamente para ayudar a Jude con esa nueva inspiración. Jude empezará a escribir artículos sobre la historia que está conociendo —y viviendo— y verá cómo la chica que vino de Estados Unidos nada tiene que ver con la que ahora vive en Irlanda.

Si me gusta Nora Roberts es, básicamente, porque en cada libro encontramos personajes muy desarrollados y muy creíbles. Como dije antes, en sus novelas, el protagonista es siempre el amor, pero alrededor puede haber historias de asesinatos, de intriga o, como es el caso, de mitología. Tiene una mente que diseña cualquier escenario que hace que los lectores se introduzcan rápidamente en la historia y deseen leer más y más. Yo la descubrí en Polos opuestos donde la escena de un crimen fue lo que dio lugar al romance. Y es que ella dibuja el amor en cualquier panorama, en cualquier ubicación y en cualquier contexto. Nos lleva de un lado a otro del mundo y nos demuestra que el amor siempre triunfa.

Obviamente, sabiendo que me encanta la mitología y las historias románticas, Joyas del sol no podía defraudarme. Y ya os aseguro que no lo ha hecho. No solo me han gustado mucho los protagonistas, sino que los personajes secundarios están muy bien desarrollados y juegan un papel muy importante en el libro, haciendo que te intereses por ellos y quieras saber más y más. Todavía no he tenido oportunidad de leer las otras dos partes de esta trilogía, Lágrimas de la luna y Corazón del mar, pero en cuanto lo haga volveré a pasarme por aquí a deciros si estos libros siguen haciéndome soñar con duendes y hadas. Esperemos que así sea.

Un comentario en “Joyas del sol -Trilogía irlandesa I-, de Nora Roberts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *