Publicado el

La niña Mágica, de Virginia Alba Pagán

La niña Mágica

La niña MágicaLeer La niña Mágica, de la escritora valenciana Virginia Alba Pagán, me ha hecho recordar Dentro del laberinto, mi película preferida de la infancia, lo que siempre es de agradecer. Pero sobre todo me ha traído a la mente La historia interminable, de Michael Ende, un clásico de la literatura juvenil imprescindible. Porque, al igual que en esas dos historias, en este cuento infantil hay una chiquilla que se adentra en un mundo de fantasía para combatir contra la oscuridad y el miedo que amenazan con destruir la magia y la bondad.

Virginia Alba Pagán ha creado su particular País de la Magia lleno de seres maravillosos, pero no se ha conformado con que la lectura de esta aventura sea entretenida y evocadora, sino que ha querido que además fuese didáctica. Por ello, la ha complementado con un anexo en el que aparecen frases del cuento para explicar la diferencia entre distintos recursos literarios como personificaciones, metáforas y comparaciones. Y es que Virginia Alba Pagán es profesora de Lengua y Literatura y se sirve de su libro para impartir la asignatura. De ahí que la edad recomendada en la contraportada sea a partir de doce años, pero yo creo que ya resulta una lectura adecuada a partir de los tres o cuatro. E incluso diría que se disfruta mucho más a esas edades tempranas, porque Virginia Alba Pagán reúne en su historia a todos esos seres fantásticos que hacen las delicias de los más pequeños: sirenas, duendes, guardianes del bosque… Y, por supuesto, hadas y unicornios, concretamente el hada Flor y el unicornio Alas, los compañeros de aventura de Ariadna, la pequeña protagonista.

Puesto que La niña Mágica es un recurso empleado en las clases de Lengua y Literatura de su autora, no es extraño que sea también una reivindicación del poder de la palabra, la literatura y la imaginación, así como de un sinfín de valores. La niña protagonista recurre a los cuentos que su madre le ha contado cada noche, y las leyendas de Orfeo y Perséfone, Ulises y Penélope, Narciso o Ariadna le sirven de inspiración para superar los obstáculos que se encuentra en el camino, siempre ayudada por sus amigos.

La niña Mágica irradia dulzura gracias a la forma de escribir de Virginia Alba Pagán, pero por si esta no fuera suficiente, el libro ha sido ilustrado por Teresa Saco. Sus dibujos, con esos personajes de ojos enormes, transmiten la misma ternura que la prosa de la autora, y hacen que nos enamoremos de ese País de la Magia al igual que la niña protagonista.

En definitiva, La niña Mágica es ese cuento que todos hubiéramos querido leer de pequeños. Porque ¿quién no quiso ser tan valiente como Ariadna y protagonizar una aventura así?, ¿quién no soñó con tener de amigos a unos seres mágicos como Flor y Alas? Yo, al menos, sí, para qué voy a negarlo. Por eso Dentro del laberinto era mi película favorita y disfruté tanto con La historia interminable. Y por eso ha sido un gusto retrotraerme a la infancia con las aventuras de La niña Mágica.

Un comentario en “La niña Mágica, de Virginia Alba Pagán

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *