Publicado el

La niñera

La niñera

La niñera, de Melissa Nathan

La niñera

Tuve un ataque de chick-lit. Es un género subestimado por su falta de calidad literaria pero después de este libro puedo decir que no se trata sólo de finales felices. Hay más. Confieso que así caí en las garras de este libro. Como lectores, podemos darnos esas libertades, ¿No?  Necesitaba algo divertido, fresco y relajado. Una historia más allá de la literatura, con dramas no tan dramáticos y claro, final feliz. Asique compré un par de libros de este género, para ir intercalando. No estaba muy convencida con este libro pero así y todo me embarqué en su lectura y no lamento en absoluto haber elegido La niñera de Melissa Nathan para calmar mi ataque de chick-lit.

Jo es una chica de 23 años que vive en un pueblito de Inglaterra y que no está muy contenta con su vida. Tiene su novio Shaun, perfecto, una amiga –Sheila-, perfecta. Sus padres, su empleo y ya. De eso se trata su vida. Mientras que en Londres la situación de los Fitzgerald requiere que Dick y Vanessa –matrimonios desprovistos de pasión amorosa alguna- renueven su niñera para cuidar a sus tres hijos. La casualidad lleva a Jo a intentarlo y de un momento a otro, arma las valijas y se muda a Londres.

La nueva niñera elige ese cambio en su vida, dejando todo atrás y recibiendo lo nuevo. Lo desconocido no sólo atrae a tres chicos bajo su cuidado, muy inteligentes, también a nuevas amigas, dos policías y a los dos hijos de Dick de su anterior matrimonio. Jo intenta acostumbrarse al nuevo estilo de vida, aún recibiendo un trato distante por parte de la madre de Vanessa, de sus propias amistades en su pueblo y del hijo mayor de Dick, Josh.

Por supuesto, Jo comienza a confundirse con Josh, el Josh Fitzgerald conocido por su atractivo. Y también la confunde su propia ingenuidad frente a su vida en Londres, su trato desinteresado para con su novio Shaun que quiere visitarla y las miles de preguntas acerca de su situación en la vida. ¿Está bien ser niñera? ¿Ella no quería ser otra cosa? ¿Irse a Londres fue una buena decisión?

No hay que esperar esos grandes pasajes de la literatura, es lectura entretenida para pasar el rato. Sin embargo, no se limita a eso. Creo que la historia no se limita a una historia de amor, o varias. Hay mucho de crisis de reflexión entre líneas cuando dos personas mantienen un matrimonio en circunstancias llenas de infelicidad, del temor que se siente crecer, tomar decisiones y de repente tirar todo a un lado para arrancar de cero. Jo deja atrás todo lo conocido y le pone pausa, porque tiene que salir a la búsqueda de sí misma. De sus sueños, de sus sentimientos y del mundo más allá de su familia y tres amigos.

Quizás por las circunstancias personales, quizás porque necesitaba un poco de esa chispa positiva que tiene la chick-lit. Lo cierto es que claramente este libro cayó en mis manos en el momento justo y haciendo al lado un importante obstáculo: El primer libro que leí de esta autora, La camarera, me disgustó mucho. Dudé en darle la oportunidad a La niñera pero a veces, las lecturas te dan gratas sorpresas.

Antes solía avergonzarme al reconocer que libros de este género eran de mi agrado. Ya no, porque a veces tienen buenas lecciones, buenos diálogos y no contendrán esas citas y reflexiones de los grandes autores que también disfruto. Pero tienen mucho entretenimiento y me abstraen, me enganchan y los leo. Y de eso se trata el ser lector, de enfrascarte en la lectura de algo que te saque del momento. La niñera lo logra y hace que valga la pena hacer a un lado a un gran autor, por un momento, para poder disfrutar de una simple historia.

 

Rosario Arán (rosearan@librosyliteratura.es) @rosearan

2 comentarios en “La niñera

  1. Muchas gracias por tu reseña de un Chick-lit, Rosario. A veces, como a ti, me apetece coger uno de estos libros y perderme en sus páginas de enredos amorosos, esperando ese estupendo final feliz en que todas las piezas encajan. 🙂
    El problema con estos libros, en mi opinión, es que resulta difícil encontrar aquellos que realmente merecen la pena, que no pecan de demasiado simplistas o tópicos o de un machismo exacerbante. Por eso, a veces se quitan las ganas de intentarlo si quiera para evitar la decepción, la exasperación y la pérdida de tiempo.
    Por todo ello, tu reseña resulta especialmente útil para mí porque está hecha, no por una gran fan del género, cuyos criterios de valoración son muy específicos, sino de una gran lectora que, desde su experiencia con otro tipo de autores, valora y recomienda este libro teniendo en cuenta las limitaciones que la chick-lit ofrece.
    Cualquier otra recomendación en este sentido será muy bienvenida por mi parte 🙂

  2. ¡Muchas gracias, Sonia!
    Cuando reseño Chick-lit, lo hago con cierto temor porque los lectores somos muy exigentes y este género está muy subestimado.
    La realidad es que en tanta chick-lit que se ofrece, como bien decís vos, a veces es difícil encontrar algo que vaya más allá de lo básico.
    Este libro que tiene muchas reflexiones en conjunto sobre el matrimonio, sobre tomar decisiones para ser más felices, descubrirse a sí mismos.

    Siempre que haya lectores del otro lado que sigan nuestras recomendaciones, y hablo por todo Libros y Literatura, estaremos encantados de acercarles nuevas lecturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *