Publicado el

Las Puertas del Infinito, de Víctor Conde y José Antonio Cotrina

 

Las-puertas-del-infinito

Victor Conde y Jose Antonio Cotrina son dos de las voces españolas más prometedoras de la narrativa de fantasía española actual. Lo original de su estilo, radica, no solo en la creación de los mundos en los que nos sumergen sino, en el riesgo que corren cada vez que se ponen delante del teclado. Los mundos, las tramas, los personajes y la magia que nos presentan en sus libros van mas allá de la fantasía convencional, expresando un claro gusto por lo experimental, lo onírico, lo extraño, lo irreal, lo surrealista y lo “Potteriano”. En este caso, lo que han hecho es más arriesgado, si cabe, ya que el libro que les ha salido al escribir “a cuatro manos” es una auténtica montaña rusa, tanto en lo concerniente a la trama, como al estilo.

Lo que no se les puede negar es el derroche de imaginación y la riqueza en detalles de un mundo, o de un multiverso, que va saltando de una realidad paralela a otra para poblar el escenario en el que se van a mover unos personajes absolutamente desatados.

Las puertas del infinito empieza con dos personajes y dos mundos muy diferenciados que están destinados a encontrarse. Riddly, aprendiz de Logan, un famoso “aperimante” (aunque esto es a partir de la mitad del libro) intenta descifrar los secretos de la Mansión Infinita para salvar a la cuidad de Londres que esta siendo devastada por los “ikari”, unos seres destructores que arrasan todo a su paso montados a lomos de sus dragones. Por otra parte en Colapso, un mundo en el que convergen montones de realidades diferentes, el Cerrajero utiliza a una esclava, Rebeca, para conseguir antiguos tesoros escondidos en realidades paralelas y construir así una llave secreta. Rebeca y Riddly no se conocen, pero lo harán ya que la supervivencia del multiverso dependerá de su capacidad para aliarse.

Una de las curiosidades del libro es que los personajes sobre los que se basa la historia son los Riddly y Rebeca, siendo éstos, sin embargo, unos secundarios de lujo. Los verdaderamente apasionantes son el Cerrajero, el Buitre y Logan de Knoxville, que sustentan toda la historia y hacen que siempre quieras saber mucho más de ellos.

Al más puro estilo “Stargate”, Cotrina y Conde nos presentan un mundo que exige una apertura de miras absoluta para ser comprendido. Aunque el hecho de haber sido escrito a cuatro manos se nota en la estructura del libro, han conseguido mantener un estilo único, el cual se caracteriza por un idioma recargado, rico y muy denso para una obra de estas características. No es solo fantasía. Es como un manual de magia. Como la Lonely Planet de Hogwards. La magia está en cada párrafo. Es esa magia la que envuelve la obra en un aura de complejidad que exige que estemos concentrados en la lectura para no perdernos en la trama. Una trama que da un giro a cien páginas del final que te dejará de piedra mirando a la nada mientras piensas: ¿en serio?… ¿pero, en serio?

Las Puertas del Infinito es una obra colosal con artefactos literarios tan complejos como la “nuncanidad” o la “circularidad de la magia”. Los autores nos ponen a prueba al desafiarnos a seguir una trama tan bien hilada como retorcida. Un libro ambicioso, arriesgado y surrealista que se sale de la fantasía para entrar en la pura magia y con un final que te sorprenderá. Un gran descubrimiento. Una gran lectura y por suerte una puerta a la obra de dos autores que podemos cruzar sin tener que echar mano de la “aperimancia”. Si queréis una lectura que os sorprenda y que no os deje indiferentes, Las puertas del Infinito seguro que lo hará.

Gorka Rojo (@gorka_rojo)

Otros libros recomendados

Un comentario en “Las Puertas del Infinito, de Víctor Conde y José Antonio Cotrina

  1. Muy bueno el comentario sobre el libro, es uno de los estilos de lectura que me encanta. Cuando lo lea les dejaré mi impresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *