Publicado el

Las ventajas de ser un marginado

ventajas de ser

Las ventajas de ser un marginado, de Stephen Chbosky

ventajas de ser Dicen que ser especial es una virtud. Yo nunca lo he entendido. Supongo que será porque durante mucho tiempo he ido observando la vida a través de unas gafas. Unas gafas grises, quizá en algún momento oscuras, que me ocultaban gran parte de la visibilidad. Y así fue como el tiempo fue pasando, como el tiempo se fue dividiendo en momentos sin importancia, en recorrer los pasillos de mi colegio, en hacer nuevos amigos y en sobrevivir. Y dicen, siempre lo dicen, que ser especial te hace una persona interesante. Pero yo no lo he entendido nunca. Será porque, quizás, ser especial para mí era ser diferente, y serlo significaba vivir al margen, intentar encontrar tu sitio, y quizá nunca encontrarlo, por mucho que pelearas por ello. Se dicen mucha cosas sobre ser especial, pero nunca jamás se entienden hasta que no lo vives en tus propias carnes.

No hablaré de la historia, no hablaré de lo que sucede en las páginas de “Las ventajas de ser un marginado”. Pero de lo que sí hablaré es de mí, por una vez, sólo por esta vez, porque cuando un libro te hace sentir lo que ha conseguido éste, creo que esa es la mejor de las publicidades.

Cuando pasa el tiempo y miras atrás, siempre hay algo de lo que puedes arrepentirte. Momentos pequeños, momentos grandes, instantes que pueden no significar nada en un principio, pero que después te golpean duro, como uno de esos puñetazos que te roban parte del aliento. Pero de lo que siempre estás satisfecho, con lo que puedes mirarte al espejo y pensar que has escogido el camino correcto, es por esos amigos que te llevas en tu viaje por el mundo. Amigos que te quieren por lo que eres, no por lo que te dicen ser. Es simple, ¿no?, pero a pesar de ello, no nos damos cuenta muchas veces que esas personas que nos acompañan mientras vemos una película, que se sientan a nuestro lado en una cafetería mientras navegas con un café durante toda la tarde, o incluso aquellos que se quedan en silencio mientras lloras, que esas personas al final son las que comparten los principios y los finales de nuestra vida. Ellos son los que nos recuperan, los que nos encuentran cuando estamos perdidos, los que consiguen que nos perdamos más pero que siempre te tienden una mano para no caernos.

Y en mi vida he tenido amigos como los de este libro. Amigos con los que frecuentar la tristeza, amigos con los que emborracharme a altas horas de la madrugada, con los que apurar una botella de vino mientras lo único que hacíamos era observar las estrellas a través de una ventana. Amigos lejanos, amigos que están cerca, y amigos que han desaparecido por diferentes motivos. Hoy, escribiendo esta reseña, esta carta de bitácora sobre ellos, sobre lo que me ha hecho recordar “Las ventajas de ser un marginado”, me doy cuenta de lo poco presentes que los he tenido en algunos momentos, y por ello quiero traerlos aquí, a través de las letras, compartirlos con todos vosotros, porque no hay nada más especial para mí que presentarlos como se merecen, haciéndoles ver que ellos me han ayudado, me han levantado, me han empujado, me han tironeado para que me moviera, para que fuera más valiente, para que supiera quién tenía que ser y para que aprendiera, de una vez por todas, qué es lo que no quería en mi vida.

Dicen que la amistad la eliges, la seleccionas a través del tiempo y se convierte en uno de tus pilares, una de las bases de tu existencia. Ellos son parte de mi vida, pero no sólo los he elegido yo, ellos también me eligieron a mí. Puede que lean estas palabras, puede que miles de personas se encuentren con estas palabras y no las entiendan, porque en el fondo forman parte mi universo. Pero si las comparto, si os dejo que las leáis, es por una simple razón: porque en el mundo, en mi mundo, incluso me atrevería a decir que en el vuestro, la literatura os puede hacer sentir como lo ha hecho conmigo este libro.

Mis amigos me hacen sentir de una manera determinada, y no se me ocurre otra manera de describirlo que como lo hace nuestro protagonista:

Ellos me hacen sentir, infinito. 


Otros libros recomendados

2 comentarios en “Las ventajas de ser un marginado

  1. No lo he leido, pero lo que has dicho me hace plantearmelo. La verdad es que hay que sentirlo para entender lo que es. Y tienes toda la razon. Me ha encantado la frase de que tus amigos tambien te eligen, porque de eso te olvidas…y no deberia ser asi, a veces viene bien sentir que no todo tu mundo puede desvanecerse si no que hay alguien a tu lado que te demuestra dia a dia todo y cada uno de tus valores. Por esa gente, que no esperabas que estuvieran a tu lado, por esa gente sigues en pie encontrandote contigo mismo. Sabes, en mi juventud pude pasarlo mal por sentirme diferente, pero tambien te digo, que creo que no era diferente, si no unica como cada uno de los que poblamos el planeta, ¿Hay que seguir siempre el rol de las masas?.

    Gracias por tu sinceridad y por esas reseñas tan buenas.

    Helen

    1. Gracias a ti por leerlas Helen!

      La verdad es que es un libro que a mí me ha tocado dentro. Supongo que por eso que dices, porque te reencuentra con muchas cosas que nos olvidamos a lo largo de nuestra vida.

      Un placer compartir con vosotros este mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *