Publicado el

Locas 1

Locas 1

Locas 1, de Jaime Hernández

Locas 1Dicen los que saben de esto que la novela gráfica está viviendo su edad dorada. Desconozco hasta qué punto eso es así, pero no me cabe duda de que, entre las constantes novedades y las reediciones de clásicos, el lector recién llegado a este género se siente como un niño en una tienda de juguetes. Nos invade la misma emoción y la misma frustración que a ellos, al saber que no vamos a dar abasto aunque nos limitemos a las obras grandes grandísimas, como la de hoy.

Locas 1, de Jaime Hernández, tenía a priori algunas de las etiquetas que, con mis gigantescos prejuicios y mayor ignorancia, más rechazo me producen… ah, pero sospecho que no soy el único. Decidme si no: ¿regalaríais a vuestra pareja una novela gráfica underground, que mezcla el punk con la ciencia ficción, y que tiene entre sus muchos personajes a un empresario con cuernos y una mujer llamada Rena Titañón, campeona de lucha libre? ¿No? Pues mal hecho.

Jaime Hernández es hermano de Beto, y juntos revolucionaron la escena del comic alternativo en los años 80 con la creación de Love and Rockets. En ese tebeo, por recuperar el término más tradicional y menos ambiguo, nacieron las dos grandes creaciones de los hermanos Hernández, la saga de Palomar, de Beto, y la que nos ocupa, que también se conoce como Hoppers 13.

Locas y Dickens… ¿y de qué habla ahora este tío?, me diréis. Bueno, si tenemos en cuenta que en esta novela nos encontramos con dinosaurios, cohetes, motos que flotan en el aire y millonarios que compran países, mencionar aquí al autor inglés tampoco es tan surrealista. Y serán cosas mías, pero se me ocurre que el modo en que Hernández publicó estas historias, a lo largo de varias décadas, no se aleja tanto del folletín por entregas del XIX, y que esto se refleja claramente en la obra.

En ese sentido, dudo mucho que el volumen que tengo en las manos y que hemos dado en llamar novela gráfica naciera con vocación de novela. Parece constar, más bien, de una serie de historias más cohesionadas o menos, cuidadosamente enlazadas o no, cuyo hilo a veces nos transporta a través de decenas de páginas, mientras que otras veces nos hacen apearnos en la segunda. En consecuencia, el lector alérgico a lo underground y lo alternativo tendrá la sensación inicial de caos, de historias sin pies ni cabeza, de haberse embarcado en un viaje a ninguna parte. Pero entre tanto desconcierto, notamos que algo tira de nosotros, y ese algo son los personajes.

Margarita, Esperanza, Beatriz e Isabel, más conocidas como Maggie Chascarrillo, Hopey Glass, Penny Century e Izzy Reubens, entre muchas más, son un grupo de adolescentes chicanas aficionadas al punk rock que viven en California. En Locas 1, las seguimos en sus borracheras, sus peleas, sus relaciones hetero u homosexuales, sus recuerdos, sus trabajos y sus viajes al otro confín del mundo para reparar un cohete o huir de la fama. Poco a poco, el lector va aceptando las reglas que le propone Hernández y empieza a sentir que tampoco es tan difícil habitar este mundo subterráneo y punk. Hay un señor que tiene cuernos, es cierto; hay dinosaurios, vale; los mecánicos prosolares tienen fama mundial, de acuerdo. Pero los retratos de los personajes son magistrales y no tienen nada que envidiar a vuestro autor favorito, ése que profundiza tanto en la descripción psicológica más sutil.

Las historias de Locas 1 respiran vida y nos remiten a nuestra tardía adolescencia, de la que nos resistíamos a salir pese a que tenía más de asfixiante que de feliz. Compartieron penas y alegrías con ellas los afortunados lectores que conocieron a Maggie y compañía allá por los 80, y que han tenido el privilegio de crecer y madurar con ellas. Hoy Maggie tiene más de cuarenta años, y servidor se frota las manos al pensar en lo que le falta todavía por leer de esta serie.

Así que, si seguís con prejuicios, sustituid underground por diversión, punk por irreverencia, y estaréis listos para disfrutar de literatura de alta graduación, nunca mejor dicho.

Otros libros recomendados

3 comentarios en “Locas 1

  1. Me ha encantado leer la reseña!! A pesar de mis prejuicios me ha despertado la curiosidad. … espero que el libro sea tan bueno como la reseña.

    1. Muchas gracias, Tessa. Te aseguro que el libro es infinitamentemejor que la reseña. Espero que lo disfrutes.

      Un saludo.

  2. Muchas gracias, Tessa. Te aseguro que el libro es infinitamente mejor que la reseña. Espero que lo disfrutes.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *