La caída de la casa Usher

Reseña del libro “La caída de la Casa Usher”, de Edgar Allan Poe y Raúl García

La caída de la Casa Usher

Antes de King, de Verne, de Conan Doyle. Antes de La historia interminable, de El perro de los Baskerville, de El asesinato de Rogelio Ackroyd, de muchas de las aventuras de Los cinco, de Miguel Strogoff, de La piedra blanca… Antes de todo eso, lo primero que leí por iniciativa propia, ya lo he dicho alguna vez, fue a Poe, y nunca a Lovecraft. Todas las historias que pude. Todo, salvo la poesía y el ensayo Eureka. Tendría que releer todo alguna vez, pero no soy yo de releer con todo lo que me queda aún por leer, aunque bueno, ¿quién sabe?… Leer la reseña completa del libro "La caída de la casa Usher" “La caída de la casa Usher”

La muñequita de papá, de Debbie Drechsler

Muchos autores hacen uso de la experiencia personal para crear su arte. Cuanto les motiva a moldear su obra va en paralelo al relato autobiográfico en el que a veces nos llega explícito, sin ánimo de enmascarar la realidad y otras, sin embargo, se nos muestra codificado y será el lector el que deba descifrar los elementos si dispone de la información previa necesaria. En el caso de Debbie Drechsler, autora estadounidense de cómics, solo por anticipar el dato biográfico necesario para el lector, cuando era niña sufrió abusos por parte de su padre. De aquella traumática y horrenda realidad, Debbie va a crear un relato durísimo y a la vez lleno de fuerza y belleza artística que es este La muñequita de papá.… Leer la reseña completa del libro "La muñequita de papá, de Debbie Drechsler" “La muñequita de papá, de Debbie Drechsler”

El Humano, de Lucas Varela y Diego Agrimbau

El humanoLa ciencia ficción , cuando es buena, es de lo mejorcito que nos puede ofrecer la literatura. Y lo es porque nos habla de las grandes cuestiones a las que el ser humano lleva dando vueltas por los siglos de los siglos, a saber, quiénes somos, de dónde venimos y todo eso. Pero la ciencia ficción no envuelve esas cuestiones en una gruesa capa de solemnidad, sino de imaginación. La ci-fi (medio millón de entradas en google, señores de la RAE: espabilen) se dirige al común de los mortales (si lo somos, que no está tan claro),  y no a la cofradía de aspirantes a filósofos de turno.… Leer la reseña completa del libro "El Humano, de Lucas Varela y Diego Agrimbau" “El Humano, de Lucas Varela y Diego Agrimbau”

El humano, de Lucas Varela y Diego Agrimbau

Si alguien me dijera que viviríamos una escena propia de las novelas distópicas de ciencia ficción con drones controlando las calles y vigilando a los ciudadanos, no me lo creería. Es así, lo estamos viviendo, estamos dentro de una obra de cifi. Y dentro del género ya se ha explorado cuál sería el siguiente paso en nuestra evolución-involución. La dirección hacia un lado u otro no está aún muy clara. La robótica y la biología suelen dar diferentes aspectos de cómo el ser humano se comportará en el futuro —si es que sigue formando parte de ello—, tanto en relaciones con otras especies o entre sí, como con su entorno.… Leer la reseña completa del libro "El humano, de Lucas Varela y Diego Agrimbau" “El humano, de Lucas Varela y Diego Agrimbau”

¿Es así como me ves?, de Jaime Hernández

¿Es así como me ves?Con ciertos autores, a uno le entra la vena Antonio Machín: toda una vida / te estaría leyendo… Pero es que, además, con Jaime Hernández, que nos presentó a los personajes de ¿Es así como me ves? hace ya la calentera  (ni a JH ni a mí nos gustan los clichés) de cuarenta años, los versos del sonero cubano no son sólo posibles, sino imperativos.

A los personajes, aunque probablemente sería más correcto decir las personajes (¿personajas?, no os paséis, ¿vale?), de esta pequeña inmensa novela gráfica las conocimos al hablar de la legendaria colección Locas (véase aquí y acá), y hoy las volvemos a ver, con la frente marchita y las sienes todo lo plateadas que pueda tenerlas un punk, en una especie de reencuentro con la basca (espero haber envejecido mejor que esta palabra) de aquellos años.… Leer la reseña completa del libro "¿Es así como me ves?, de Jaime Hernández" “¿Es así como me ves?, de Jaime Hernández”

Santa Claus Junior, de Ralf König

Santa Claus JuniorParece raro y a destiempo hablar de un libro o historieta que trate sobre la Navidad cuando ya ha pasado. El ser temáticos sobre unas fechas señaladas los limita a ser disfrutados tan solo durante ese mes de diciembre cuando los comercios se transforman en un muestrario de pesadilla y horror para sus empleados, travestidos como elfos, y para clientes, travestidos o no, pero con una hostilidad del carajo. También, se presta más este tipo de historias a ser leídas en el calor del hogar, cerquita del árbol navideño decorado del modo más hortera posible e iluminado como un prostíbulo, a poder ser, acompañado de un hilo musical de canciones de Dean Martin.… Leer la reseña completa del libro "Santa Claus Junior, de Ralf König" “Santa Claus Junior, de Ralf König”

Rompepistas, de Rosa Codina

RompepistasPara nuestra desgracia, nos ha tocado vivir tiempos interesantes. Pero interesante no es, desde luego, lo mismo que próspero, feliz o divertido. Y es que, viendo lo que hay y lo que se avecina, cada día está más claro que cualquier tiempo pasado fue mejor, infinitamente mejor y mucho más divertido que el presente.

Verbigracia, las tribus urbanas. ¿Quedan? En mis tiempos, ¡ah, mis tiempos!, teníamos los heavies, los punks, los skins, los mods, los rockers, los siniestros… Todos ellos formados en su mayoría por jóvenes de clase trabajadora, unidos por su amor a una estética y un estilo de música, y por su odio a la otra tribu urbana: los pijos.… Leer la reseña completa del libro "Rompepistas, de Rosa Codina" “Rompepistas, de Rosa Codina”

No mires atrás, de Anabel Colazo

No mires atrásComo todos vosotros, yo no creo en fantasmas… aunque haberlos, haylos. De hecho, ¿quién puede negarles esa posibilidad, cuando estamos rodeados de criaturas mucho más inverosímiles? Y no, no me refiero a los votantes de ese partido ni a los fans de Miguel Bosé, sino a esos seres tan extraordinarios de manos adheridas a teclados,  que, a fuerza de vivir encerrados, se han vuelto albinos como esos cocodrilos que pueblan las alcantarillas de Nueva York. Esos seres que se dedican a hablarnos de su día en el dentista, a mostrarnos su dormitorio, o a hacer una cosa llamada unboxing, y que hacen de ello su modo de vida.… Leer la reseña completa del libro "No mires atrás, de Anabel Colazo" “No mires atrás, de Anabel Colazo”

30 millones, de Ángel Mosquito y Federico Reggiani

30 millonesHay un sueño que todos (o casi todos; siempre hay algún monje muy sabio entre nosotros) hemos tenido alguna vez en la vida, y es el de viajar en el tiempo, preferiblemente, al pasado, y, puestos a pedir, con la experiencia y madurez de nuestro yo actual. ¡Jo, cómo nos íbamos a poner! ¿verdad, picaruelos? Naturalmente, como se ha encargado de descubrirnos la ficción, que también es muy sabia, este es un sueño con trampa. Pero además, nos lo han contado tantas veces ya que, a cualquier historia que explore esta posibilidad, le pedimos algo más que paradojas de la abuela o el asesinato de un niño muy malo llamado Adolf.… Leer la reseña completa del libro "30 millones, de Ángel Mosquito y Federico Reggiani" “30 millones, de Ángel Mosquito y Federico Reggiani”

Cecil y Jordan en Nueva York, de Gabrielle Bell

Cecil y Jordan en Nueva YorkRecuerdo una entrevista de hace unos años a Juan José Millás en la que el escritor hablaba de antónimos. Se preguntaba, por ejemplo, qué era lo contrario de azul. O de árbol.

Existen, evidentemente, palabras y conceptos que no aceptan fácilmente un antónimo. Sin embargo, hay otros que lo reclaman a gritos y que ven cómo el diccionario no les hace el caso suficiente. Uno de esos conceptos es “exagerar”, cuyo antónimo, nos dicen los de la Academia, es “atenuar” o “empequeñecer”. Puede que sea lo mismo, pero, desde luego, no es igual. De todas formas, a falta de algo mejor y con tal de no incorporar otro anglicismo a nuestro cada día más empobrecido léxico, diremos que Gabrielle Bell es la reina de la atenuación.… Leer la reseña completa del libro "Cecil y Jordan en Nueva York, de Gabrielle Bell" “Cecil y Jordan en Nueva York, de Gabrielle Bell”

Bardín el Superrealista, de Max

Si hay algo que destacar de la trayectoria del dibujante barcelonés Max es sin duda la capacidad de explorar diversos estilos en sus dibujos y reconocer que todos tienen su identidad. El Premio Nacional de Cómic recibido hace más de diez años o el galardón de Mejor Obra en el pasado Salón de Barcelona por su libro Rey Carbón —del que muy bien habla mi compañero reseñista y buen conocedor de tebeos—, amén de muchos otros premios, son reconocimientos más que merecidos para un fantástico artista en esto de hacer dibujitos. Desde sus canallas, anárquicos y pornográficos cómics de Peter Pank al existencialista y simpático Vapor, Max ha realizado una larga serie de obras en las que su deseo inagotable de producir arte no se ha visto nunca afectada.… Leer la reseña completa del libro "Bardín el Superrealista, de Max" “Bardín el Superrealista, de Max”

El beso número 8, de Colleen Af Venable y Ellen T. Crenshaw

El beso número 8La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, decía el cantor en uno de esos versos que todos acabamos haciendo nuestros.

Claro que, hablando de sorpresas, también podríamos abrir hoy la “paradeta”, como decimos en mi tierra, con otra cita. El problema es que esta no parece tener una versión única sino que acepta múltiples variaciones. Se trata de esa que dice que el interesado / el marido / etc. siempre es el último en enterarse.

En el caso de El beso número 8, Mads, la protagonista, es la última en enterarse de las sorpresas tan gordas que da la vida.… Leer la reseña completa del libro "El beso número 8, de Colleen Af Venable y Ellen T. Crenshaw" “El beso número 8, de Colleen Af Venable y Ellen T. Crenshaw”