Publicado el

Cuéntalo, de Laurie Halse Anderson y Emily Carroll

Cuéntalo

“Bienvenidos a la única clase que os enseñará a sobrevivir. Bienvenidos a arte.” De esta guisa se presenta el señor Freeman ante Melinda y sus compañeros del instituto de secundaria Merryweather. La clase de arte es, en palabras de la propia Melinda, el sueño tras la pesadilla. La pesadilla, o más bien un capítulo más de esta, ha sido la hora de la comida en uno de esos enormes comedores escolares, que tan bien conocemos por las películas, donde según quién se siente a tu lado y quién te prohíba acercarte, tu vida puede ser un infierno. La vida de…

Lee la reseña completa

Publicado el

Ukelele para principiantes, de Will Grove-White

Ukelele para principiantes

Supongo que hay un momento en la vida para empezar a tocar un instrumento si uno desea en serio dedicarse a ello. Imagino que cualquier virtuoso del piano o del violín dirá que comenzó en la música a los cinco, seis u ocho años, y que nadie que valga mínimamente la pena en lo suyo, salvo si lo suyo es contemplar obras o tener achaques, podrá confesar que comenzó con ello a los treinta y siete. Pero también es cierto que el impulso de aprender es infinito, o debería serlo, y nunca es tarde para poder decir algunas palabras en…

Lee la reseña completa

Publicado el

Camaleón, de Carlos García “Perro”

Camaleón

Hace más años de lo que quiero confesar, en la excursión con mi clase de 3º de BUP que me llevó a París, una tarde me escapé del grupo y me perdí, junto a dos compañeros más, por la Rue Saint Denis. Por suerte, mis tiernos quince años, aparte de enseñarme unas pocas palabras de amor, evitaron que en aquellos callejeos hiciera una estupidez. Al regresar a la residencia del Barrio Latino donde nos alojábamos, los profesores nos echaron una buena bronca, y eso que no podían ni imaginar dónde habíamos estado. En todo caso, a menudo pienso que le…

Lee la reseña completa

Publicado el

La sociedad de los dragones de té, de Katie O’Neill

La sociedad de los dragones de té

Hubo un tiempo en España en que pedías un té y el camarero, rezongando, calentaba agua con la máquina del café, metía dentro la bolsita de la sempiterna marca y una rodaja de limón, y te servía todo ello en un vaso de leche y tapado con un platito. Afortunadamente, los tiempos han cambiado, se ha desterrado el limón y el platito, y ya no es tan difícil encontrar un sitio donde puedas preguntar qué tipos de tés tienen sin que el camarero se te quede mirando estupefacto. Cuentan algunos que incluso existen lugares donde uno puede entregarse a la…

Lee la reseña completa

Publicado el

El Borbah, de Charles Burns

El Borbah

Aun si tuvisteis la suerte de nacer en la época perfecta para vivir – aunque fuera de manera vicaria – la cultura y contracultura de los 80, es poco probable que recordéis que aquella década gloriosa para nuestras movidas fue también la época dorada de la lucha libre profesional. A España, aquel revival llegó con unos años de retraso, y, como aquí la lucha libre había existido toda la vida, decidimos, en aras de la modernidad, darle a aquel deporte el estúpido nombre de pressing catch. Y así fue como aquella cadena de televisión que todos sabemos encontró por fin…

Lee la reseña completa

Publicado el

Unreal city, de D.J. Bryant

Unreal city

Hay una escena en Mulholland Drive, una de las grandes películas de David Lynch, en la que el protagonista se encuentra con un vaquero. Es de noche. Están bajo la luz parpadeante de una bombilla que, a su vez, cuelga bajo una calavera de vaca. Hablan, no recuerdo muy bien de qué. Y no sucede nada más. Pero se trata, por lo menos para un servidor, de una escena absolutamente terrorífica. Quizá se deba a la forma de hablar del cowboy, que parece estar jugando con su interlocutor antes de acabar con él de algún modo horrible. Quizá se deba…

Lee la reseña completa

Publicado el

La única, voz, de Tiziano Angri

La única voz

Cuando en este lacrimal valle las cosas se ponen más chungas de lo que podemos aguantar, todos necesitamos un álbum mental de recuerdos en el que poder refugiarnos. A todos nos gustaría haber disfrutado una infancia idílica, como la de Aquellos maravillosos años, llenos de aventuras, amorcitos y momentos epifánicos. El problema es que las infancias son como las narices: cada uno tiene la que le ha tocado, y dado que los recuerdos, de momento, no podemos embellecerlos mediante cirugía plástica, pues agua y ajo. Naturalmente, todo esto no lo digo por mí, que al fin y al cabo, tuve…

Lee la reseña completa

Publicado el

La furgo, de Martín Tognola y Ramón Pardina

La furgo

A los que vivimos sin lujos, pero también sin estrecheces, a los que podemos salir a cenar una vez al mes y llevar a los niños al cine el día del espectador, a los que recibimos como un puñetazo la factura de la luz, pero la pagamos puntualmente, nos cuesta imaginar la vida del desahuciado. Podemos, naturalmente, indignarnos, compadecernos y ayudar, pero, si estás leyendo esto, lo más probable es estés muy lejos de preocuparte por dónde dormirás la semana que viene o de dónde vas a sacar dinero para la ropa de tus niños. Y nos cuesta imaginar esa…

Lee la reseña completa

Publicado el

Gente corriente, de Vincent Zabus y Thomas Campi

Gente corriente

Del mismo modo que, según dicen, el sentido común es el menos común de los sentidos, podemos decir que la gente corriente es la más extraordinaria que existe. Coged una revista y leed sobre la vida y milagros del futbolista estrella del momento, escuchad al actor de moda contar su vida, descubrid cómo le gusta pasar el tiempo libre a esa cantante revelación. Rascad un poco esa superficie de glamour y famoseo y veréis que sus vidas no son tan diferentes de las del resto de los mortales. Rascad un poquito más y os convenceréis de que, en realidad, sí…

Lee la reseña completa

Publicado el

Pólvora mojada, de Isabel Kreitz y Konrad Lorenz

Pólvora mojada

Si nuestros abuelos tuvieron que espabilarse como pudieron para sobrevivir en los años de posguerra, si hubo un éxodo del campo a la gran urbe que cambió para siempre nuestra sociedad, si el extrarradio de nuestras ciudades crió leyendas como el Vaquilla o el Torete, y si los que crecimos en los 80 nos curtimos en barrios de quinquis, conciertos heavies y bares musicales, explíqueme alguien por qué en nuestra lengua no existe un adjetivo con la misma carga semántica que tiene en inglés la palabra streetwise, que viene a querer decir, pues eso, alguien que sabe en qué kiosco…

Lee la reseña completa

Publicado el

American splendor, de Harvey Pekar y Robert CRumb

American splendor

El arte de verdad no envejece. Tampoco la buena comedia. Respecto a la primera de estos dos frases seudolapidarias, no tenéis más que echar un vistazo a Robert Crumb en google imágenes, y ya me diréis si hay una sola de esas viñetas que corra peligro de quedarse anticuada en los próximos doscientos años. En lo que se refiere a la comedia, naturalmente, las cosas pueden no estar tan claras para todos. Quiero creer que el humor que a mí me gusta es humor inteligente, mientras que a otros les hace gracia el monologuista por encargo de turno. Cada uno…

Lee la reseña completa

Publicado el

Voyeurs, de Gabrielle Bell

Voyeurs

Antes de que existieran los friquis, los geeks, los nerds y todos esos términos de nuevo cuño que tan políglotas y modelnos nos hacen sentir, a los tipos como yo nos llamaban, sencillamente, bichos raros. Y mira que servidor lo era. De modo parecido a lo que le sucede a Gabrielle Bell, era capaz de provocar en aquéllos que me rodeaban sentimientos de irritación, compasión, confusión, miedo y muy moderada admiración (los bichos raros solemos ser un pelín más inteligentes que el común de los mortales, modestia aparte). Una de las características de los bichos raros es que combinamos nuestra…

Lee la reseña completa