Publicado el

Los mejores libros del 2011

El tiempo que querría

 

Nuestras mejores lecturas en 2011

Un año más ha pasado y con él muchos momentos, muchos cambios en nuestras vidas, muchas alegrías y esperamos no tantas penas… pero sin duda también infinidad de lecturas compartidas junto a vosotros, siempre fieles a ese gusto del papel, del sueño, del arte mágico que es la literatura. Este 2011 ha sido para nosotros otro año de viajes magníficos que, aunque sólo vividos en la ficción de las páginas, hemos querido compartir día a día con vosotros, recomendándoos con ilusión aquellos libros que creemos merecen la pena tomar, dejarse llevar y disfrutar porque, de un modo u otro, nos han hecho sentir y nos han emocionado.

Acabando ya el año, ahora es tiempo de planterarse buenos propósitos y formular deseos para el próximo. En el equipo de Libros y Literatura no tenemos dudas: nuestros propósitos son leer mucho y esforzarnos todo lo posible para ofreceros las mejores herramientas que os permitan disfrutar más y mejor de ese amor compartido por la literatura. De deseos sólo tenemos uno, y no es otro que haceros soñar del modo en que lo hacemos nosotros. Por eso, pensando en ofreceros lo mejor para el año que entra, os recordamos las que han sido nuestras mejores lecturas del 2011 y que sin duda serían ideales para empezar el que entra.

¡Feliz velada y feliz Año Nuevo!

 

[Haz clic en “Leer más” para leer las recomendaciones]

 

César recomienda…

El tiempo que querría, de Fabio Volo

El tiempo que querría

Si tuviera que elegir un libro editado en este 2011, me quedo con El tiempo que querría de Fabio Volo. Lorenzo, el protagonista, anda a caballo entre el amor de su vida, que le abandonó hace dos años, y su padre, hombre al que admira pero con el que nunca supo hablar. El tiempo que querría es una novela que llegará a lo más hondo de los lectores, que no podrán dejar de sentirse identificados con el protagonista, removiendo más de un sentimiento que en ocasiones creemos olvidado”

 

 


Susana recomienda…

A la sombra de los abedules, de Fulgencio Argüelles

A la sombra de los abedulesFulgencio Argüelles regresa con esta nueva obra que aúna en sus páginas una parte de la historia de Asturias con una literatura sublime.

A la sombra de los abedules, un libro donde las palabras se convierten en historia, en paisajes en evolución, en frases enormes que avanzan como una riada, y que me hacen soñar y aprender… Hacía tiempo que no leía por leer, por deleitarme con palabras hermosas y frases perfectamente compuestas y redondas que hacen que la narración avance más allá del texto, porque la historia crece dentro del lector, te dejas llevar a una época pasada y a un paisaje exuberante: Asturias, Siglo X, un tiempo en que todo estaba dicho y todo quedaba por decir. Una novela histórica reconvertida a libro de formación y aprendizaje, parece complicado pero es bien sencillo. Los protagonistas de Argüelles suelen ser niños que crecen y se hacen jóvenes inquietos con necesidad de conocimiento y saber. La adolescencia es el gran momento de la vida, la época en la que somos capaces de asombrarnos, de hacernos las grandes preguntas que se hace el hombre, y con lo que aprendamos, veamos o vivamos en esa época de la vida, vamos a conformar nuestra personalidad. Pero el gran descubrimiento por excelencia de la adolescencia es el amor, y en la forma de describirnos este momento, Argüelles es el gran maestro.


Judit recomienda…

Mi planta de naranja lima, de José Mauro de Vasconcelos

Mi planta de naranja lima

Los libros que más hacen sentir son los que, para mí, merecen más reconocimiento. No hay libro bueno que no provoque una serie de sensaciones en su lector, y por eso mismo puedo decir que Mi planta de naranja lima es uno de los mejores libros que he leído este año. En él un niño de apenas cinco años, Zezé, nos retrata desde su punto de vista su cotidianeidad y la de su familia, atrapada en una pobreza que roza los límites y que parece ir de mal en peor.
A pesar de que el trasfondo de la historia es muy triste y más bien dramático, la inocencia y esperanza que José Mauro de Vasconcelos logra transmitirnos a través del niño nos conmueve y nos atrapa hasta la última página, robándonos a la vez sonrisas y lágrimas.

 


Rosario recomienda…

Una casa para el señor Biswas, de V. S. Naipaul

Una casa para el Señor BiswasControlé los libros que leí este año para ver cual se lleva el podio. ¡Que misión más difícil! Hubo varios que me encantaron. Pero elijo uno al que recuerdo con mucho cariño, por el efecto que me produjo, que todavía lo tengo fresco en la memoria y por tantas razones más.

Una casa para el señor Biswas, de V. S. Naipaul es mi elección del 2011. No sólo porque descubrí a un Premio Nobel de Literatura, o por la forma en que caí a sus pies. Mucho tienen que ver la gran historia que relata, que Trinidad y Tobago de repente se haya vuelto tan actractivo para mí ya que es el escenario donde ocurren los eventos. Es la gran escritura de Naipaul que lleva a encantarnos con Biswas, un personaje más que entrañable y que me me entretuvo con sus andanzas en la vida. Un hindú que tiene como único anhelo, ser dueño de una casa. Y cada día es toparse con las tradiciones y con el futuro avanzando sin poder obtener el bien más preciado. Por haber sido una cadena de descubrimientos gracias a la curiosidad que me fue suscitando, este es el libro favorito del 2011


Georgina recomienda…

Cuentos completos, de Truman Capote

Cuentos completosCuentos completos es un libro de colección, de esos que se adquieren con cariño y que nos alegran la visita a una librería. Este ejemplar lo adquirí durante el 2011 con la intención de zambullirme en uno de los grandes talentos de Capote, la redacción de cuentos.

El libro no sólo no me defraudó sino que me permitió admirar en completo el ingenio del escritor para crear personajes atrapantes, situaciones costumbristas y climas de nostalgia. Una belleza de libro que merece permanecer en nuestras bibliotecas por generaciones.




Javier recomienda…

La investigación, de Stanislaw Lem

La investigación

No es nada fácil elegir una lectura de entre las muchas (algunas de ellas extraordinarias) de 2011.  Finalmente me decido por La investigación, de Stanislaw Lem, a sabiendas de que quizá no sea el mejor, pero sí el que más me atrapó, el que más me sorprendió y el que más me dio que pensar.  Además, apostar por Lem es siempre una apuesta segura.

Al cobijo de la bruma, una serie de siniestros sucesos está teniendo lugar en Londres y sus alrededores: están desapareciendo cuerpos de fallecidos recientes de los depósitos de cadáveres de la ciudad. Si estos macabros sucesos, probablemente obra de algún loco, ya son de por sí suficientemente inquietantes, los indicios que ha encontrado la policía lo son aún más, pues todo parece indicar que los cuerpos han vuelto a la vida, se han vestido y han salido por su propio pie de la morgue para desaparecer sin dejar rastro. Pero el teniente Gregory, encargado del caso, sabe que eso es imposible. ¿O no lo es?

 

 


Squallido recomienda…

 

Ready Player One, de Ernest Cline

Ready player one

Podría ir a lo fácil. Podría decir que El temor de un hombre sabio de Patrick Rothfuss es el libro de 2011 que más me ha gustado. Pero mentiría. Ready Player One es una aventura trepidante enmarcada en un mundo virtual plagado de referencias a los videojuegos, el cine, la música y las series de los años 80. Wade Watts, su protagonista, es un chico pobre cualquiera, que un día se convierte en un héroe de la noche a la mañana, y hasta conoce a la chica a la que llevaba años siguiendo en la red.

 

Me leí en tres tardes las más de cuatrocientas páginas de su edición española, con una sonrisa en la cara durante todo el trayecto marcado por sus letras. La misma sonrisa que te asalta cuando recuerdas los libros que más te han marcado o aquellos con los que mejor te lo ha pasado. Esas tres tardes me las pasé cara a cara con Cline, hablando en mi idioma sobre las cosas que han forjado mi personalidad y me han convertido en la persona que soy ahora. Sería muy hipócrita para mí recomendaros otro libro este año. Como dijo el mismo Rothfuss, Ready Player One ha llegado a lo más hondo de mi pequeño corazoncito friqui, y ahí tiene pensado quedarse una temporada.


Leo recomienda…

La mano invisible, de Isaac Rosa

La mano invisible

Una limpiadora, un carnicero, un albañil, una puta, una administrativa, un camarero, una telefonista. Todos trabajan frente a un público que les observa. El trabajo como una repetición inútil de actos destinados al olvido, mientras que otros se divierten. La metáfora de una sociedad en la que el malestar de muchos es el bienestar de unos pocos. Una novela que cuestiona la ética laboral dominante y plantea la necesidad de reinterpretar la manera en que vivimos. Una novela necesaria. Y trabajada.

 

 

 


Andrés recomienda…

Cuentos rusos, de Francesc Serés

Cuentos rusos

Una magnífica recopilación de cuentos capaz de despertar un abanico de sensaciones en el lector tan amplio como el de la vida que tan magistralmente retrata. Alguien dijo que la literatura era un catálogo de mentiras hermosas, y no es una mala definición, cabría preguntarse únicamente si es más cierto si son mentiras o si son hermosas, porque no siempre se cumplen ambas cosas a la vez, o en cualquier caso cual de las dos cosas en más inherente al alma misma de la literatura.
En este caso nos hallamos ante una fabulación desde el principio hasta el fin, desde el planteamiento, la traducción o el prólogo a los propios cuentos. Y es indudablemente hermosa. Es lo que tiene la belleza, que su benéfica influencia es capaz de transformar las mas rotundas mentiras en verdades como puños, que es lo que le ocurre a este volumen en el que a partir de relatos falsamente rusos de autores inexistentes brillantemente traducidos por traductores que no existen, se recopila una contundente colección de sinceros, honestos y hermosos retratos de la vida.

 


Big Booky Monster recomienda…

La luz bajo el polvo, de Ana Esteban

La luz bajo el polvoLa adolescencia, el verano, el mar, los exámenes finales, la necesidad de huir de la realidad, el salto a la vida adulta, la rebeldía, el descubrimiento del amor, la decepción… Son temas eternos de un tipo de literatura dedicada a ilustrar el choque de la realidad del mundo adulto cuando dejamos de ser niños.

Hace muy poco entrevistamos a la escritora Ana Esteban sobre el este libro de su autoría.. Lo recomiendo con entusiasmo porque nos cuenta una historia de dos seres luchadores que en tiempos muy difíciles se mantienen gracias a su voluntad y que está narrado con una precisión, honestidad y calidad excelentes. Textos como éste no deberían pasar inadvertidos para quienes busquen el sabor de las palabras, el eco de cada frase y una historia que ayude a ver más allá de nosotros mismos con un pulso firme y poético. Los retratos de los personajes son muy ricos; consigue que cada uno de ellos crezca y cobre una dimensión viva y real más allá de la página en blanco. Todos transmiten verdad.

La novela se huele, se siente en la piel, hay metáforas exquisitas y sencillas, casi desnudas, a la vez. Es una obra esencialmente poética que retrata todos los aspectos de la soledad y la esperanza. Es imprescindible seguir a una autora de este calibre. La luz bajo el polvo, de Ana Esteban.

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros libros recomendados

4 comentarios en “Los mejores libros del 2011

  1. ¡Qué ya tengo apuntadas todas vuestras recomendaciones!!! ¡Gracias por el gran trabajo que hacéis!!
    ¡Y que tengáis tod@s un muy feliz 2012!!!
    Besotes!!!

  2. Gracias a tí Margarita, es siempre un placer compartir y departir contigo!!!

    Un fotísimo abrazo y un besico con sabor a año nuevo!!!!!!

  3. Hermosa elección, muchos de estos libros intentaré leerlo este año; de estos solo leí Ready Player One, de Ernest Cline y me parece digno de estar entre los mejores del año =)

  4. tomo nota de sus recomendaciones ¡muchas gracias y que cada uno de ustedes tenga un año maravilloso!
    Ale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *