Publicado el

Los que te rodean

Los que te rodean, de Neil Gordon

los-que-te-rodean-9788415608387Los que te rodean ha sido adaptada al cine de la mano de Robert Redford, bajo el título -incomprensible como traducción- de Pacto de silencio. La traducción editorial es más acertada, pues sugiere la presencia de varias personas, quizá también de varias voces y puntos de vista, lo cual es precisamente una de las claves de la novela de Neil Gordon.

 

El protagonista de Los que te rodean es Jim Grant, ex yerno de un senador de los Estados Unidos y padre de Isabel, de 17 años, a quien hace mucho que no ha visto. La novela comienza en 2006, con uno de los muchos emails de Jim a Isabel. Se dirige a ella por un motivo muy concreto que tiene que ver con el abandono paterno y con el pasado de Jim. Ese pasado es también el pasado reciente de los Estados Unidos, el de la juventud de Jim Grant y el de los demás personajes que comparecen, precisamente esas personas de alrededor: los que rodean a Isabel, los que rodean al estadounidense medio. En este sentido, hay que advertir de que Los que te rodean es una novela densa (o espesa, a ratos), una novela de ideologías, más que de ideas, y que interesará, sobre todo, a los lectores a su vez interesados en la historia contemporánea de los Estados Unidos, de la guerra de Vietnam para acá. De hecho, Los que te rodean es una novela sobre la resaca de la guerra de Vietnam en los propios Estados Unidos, o, como dice uno de los personajes, una novela no sobre la guerra de Vietnam, que ya terminó, sino sobre la guerra sobre Vietnam, librada en la sociedad norteamericana.

Concretamente, Los que te rodean trata de la historia de los movimientos antisistema de la historia contemporánea de los EEUU, los movimientos juveniles de izquierdas que afloraron como protesta a la guerra de Vietnam y en defensa de los derechos civiles de los estadounidenses. Y, más concretamente aún, Los que te rodean se fija en el grupo de izquierda radical llamado The Weather Underground, que desde 1969 hasta mediados de los setenta colocaron varias bombas en edificios oficiales del país, asaltaron algunos bancos, etc. Los que te rodean ofrece diferentes puntos de vista sobre lo que fue aquel período y sobre lo que hicieron los miembros de The Weather Underground. Para ello, Neil Gordon se sirve de un artificio: Jim Grant no es el único que escribe emails a Isabel, ya que ésta recibe mensajes de otras personas relacionadas de diversas maneras con aquellos hechos: un periodista, una mujer miembro de The Weather Underground que vivió mucho tiempo en la clandestinidad, la hija republicana de un colaborador del FBI… Neil Gordon pone en boca de cada uno de esos personajes una tesis diferente sobre lo que supuso aquel movimiento.

Al leer Los que te rodean, el lector fácilmente sospecha o atisba las inclinaciones ideológicas de Neil Gordon. Sin embargo, es de agradecer que, aunque la novela se incline más bien hacia el mismo lado que el autor, éste ofrezca -y de forma bastante bien argumentada y coherente- puntos de vista diferentes. Así, los miembros de aquel movimiento radical son presentados sucesivamente como víctimas de sus circunstancias históricas, idealistas en última instancia fracasados, terroristas que deberían ser juzgados, o bien culpables que deberían ser juzgados, sí, pero al igual que los dirigentes políticos de aquella época.

Repito que Los que te rodean es una novela que, a mi modo de ver, pretende invitar al debate y mostrar ideologías dispares sobre un episodio que todavía colea en la conciencia colectiva de los Estados Unidos. También contiene acción, la narrativa propia de una historia de fugitivos y personas que viven en la clandestinidad, aunque es una parte muy secundaria de la novela. Es una lectura que se debe tomar con tiempo y con sosiego e, idealmente, con información de contexto sobre la etapa histórica que trata. El artificio de dar voz a varios personajes por medio del recurso del email funciona sólo a medias y, en ocasiones, Los que te rodean peca de un exceso de discurso ideológico (algunos diálogos simplemente no resultan verosímiles, de tan cargados de elaborada opinión política como están) que enlentece la narración. Sin embargo, es una novela original y bastante audaz y honesta sobre una etapa de la historia reciente de todo un país y, también, en menor medida, del mundo occidental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *