Publicado el

Madeline, de Ludwig Bemelmans

Madelaine

MadelaineCuando vi este maravilloso álbum ilustrado de “Madeline”, lo primero que pensé fue, este es un estupendo regalo para mi hija.

Mi hija tiene poco más de veinte años, y claro, ustedes pensarán que me he vuelto loca.

¡Para nada!

Ya se lo he dado, y les puedo asegurar que lo ha disfrutado en todos y con todos los sentidos.

Todo en esta vida suele tener una explicación, aunque comprar un libro tan maravilloso como Madeline no necesite ninguna, y eso también se lo digo yo.

Cuando mi hija era pequeñita, yo le contaba las historias de Madeline, y le hablaba de París, esa ciudad que tanto me había emocionado y enamorado desde el primer día que pisé sus calles siendo yo adolescente. Después descubrimos la película que, aunque creo que la vimos en el cine en el 98, fue algún tiempo después cuando la vimos una y otra vez al adquirirla en cinta en VHS. Y una y otra vez fueron realmente muchísimas veces, tantas que la cinta quedó realmente deteriorada…

Hablar de la bella ciudad París era una cosa, verla, descubrirla a través de la película fue otra, redescubrir aquello o parte de aquello que yo le contaba, era algo añadido a eso que ya tienes en lo más profundo de tus recuerdos. Así que ya pueden imaginar que no tardamos muchos en hacer un viaje familiar para ver esa ciudad que tanto nos fascinaba…, y ahora llego yo y le regalo esto, que no solo será un recuerdo sino una maravilla literaria y visual en su biblioteca. Y digo esto, porque realmente tenerlo en tu biblioteca (otro adquiriré para la mía propia) es tener en ella una parte importante de la literatura infantil. Un auténtico clásico.

Esta edición recrea a la perfección el diseño y las ilustraciones del propio autor, ya saben, Ludwig Bemelmans, nacido en Merano (Italia) el 27 de abril de 1898 y fallecido en 1962, era un ilustrador estadounidense, porque allí recaló a la edad de 16 años, muy conocido, aunque fue con sus libros infantiles por lo que se hizo famoso y sobre todos con la pequeña Madeline; imagino que este extraordinario éxito le encantaría ya que el nombre de la protagonista tiene mucho que ver con que su esposa se llamase “Madeleine”.

Les he hablado de mi historia y de la de mi hija, les he hablado del autor, ahora les tengo que hablar de esta preciosa edición, con la que, como de costumbre, la editorial Zorro Rojo, nos ha maravillado, recreando el diseño y las ilustraciones originadles del cuento de 1939 ¡Y qué bien recordábamos esas dos filas de niñas con sus sombreritos, esa historia tan conocida por cualquiera de nosotros! Vemos de nuevo el colegio, y sobresalen enormemente la inmensidad de Notre Dame, el Sacré Coeur y, naturalmente la torre Eiffel, entre otros muchos lugares de la ciudad de la luz.

Me parece estupendo que al final del álbum encontremos una recopilación de los nombres y lugares que podemos disfrutar en las ilustraciones.

Por otra parte la traducción de la obra original ha sido realizada por Estrella B. del Castillo, que mantiene el carácter poético que tanto atrae e los niños, pero también con ese toque humorístico que le quiso dar el autor. Muchas son las voces que hubiesen deseado mantener o añadir la versión escrita original, que ya la editorial ha hecho en algún otro ejemplar. En este caso dada la escasez de las frases en cada una de las páginas, se podría haber hecho… En otros libros lo he agradecido enormemente, pero en este, una vez vista la traducción, realmente no creo que hiciese falta.

Hay quienes van a buscar niños a París, otros fueron a buscar la luz o el amor, en mi caso viajé con mi hija en busca de la literatura… Y en ello seguimos.

Otros libros recomendados

4 comentarios en “Madeline, de Ludwig Bemelmans

  1. Querida Susana,

    Qué libro tan maravilloso…no lo conocía, y me encantará descubrirlo estas Navidades. Lo anoto rápidamente a mi carta de Reyes Magos. Pero lo que más me ha gustado es el viaje que hay detrás de este libro…ese en el que estáis tu hija y tú por las calles parisinas descubriendo otra ciudad escondida. Esa que habla de libros, de aventuras, de viajes…Algún día tendré que volver a Paris, de momento solo me quedan recuerdos maravillosos. Para mí es la ciudad de la amistad, de los colores abstractos,…y de recuerdos maravillosos.
    Un abrazo grande, que tengas una feliz Navidad, llena de todo lo bueno que nos rodea…del Amor que no se ve y se siente…de todo lo sencillo…y de muchos desayunos ricos…de esos que haces los domingos.

    1. Paris siempre es maravillosa!!!! Y en este tipo de libros en el que las imágenes te dejan viajar con cierta libertad resultan estupendos para trabajar con niños. imaginar la ciudad entrando en la vida de esta niña, de este colegio, de un hospital…. Los estupendos valores que acompañan el libro y descubrir un idioma “la plus belle”

      Un besicos enorme!!

  2. ¿Hay mejor forma de presentar un libro que así, tan emocionalmente presente en el desarrollo de una relación madre-hija? ¿Cómo no hacerte caso si encima se añade la ilusión de un viaje?
    Si fuese el escritor estaría más que feliz con esta influencia, la mejor de las retribuciones.
    Me tientas, Susana, como siempre 😀

    1. Ahora me doy cuenta de cuanto rastro de mi vida voy dejando en estas reseñas. La vida a través de los libros, ese podría ser un buen título ¿No crees? Las ilustraciones son inmensas y los valores del libro al ritmo poeéico francés me dejaron prendada desde la primera vez que lo leí mientras aprendía francés.. Luego tienes una hija … Y luego ves este libro que es como aquel que te acompañó…. Creo que me hago mayor jejejeje

      Un besico fuerte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *