Publicado el

Maldito United

Maldito United

Maldito United, de David Peace

Maldito United

El fútbol de Inglaterra me parece uno de los más lindos para ver en televisión; si bien no encontramos en la Premier las calidades individuales de los futbolistas de la Liga, los encuentros en sí me resultan más emotivos, más de ida y vuelta, más vertiginosos y cambiantes. Sin embargo, no toda la vida el fútbol inglés fue tan digno de ver, ya que si algo caracterizó a los “matches” de las islas durante los 70 y los 80, fue la excesiva violencia reinante tanto dentro como fuera de los estadios.

Por aquellos tiempos, un ya famoso Brian Clough se hizo cargo del puesto de entrenador del Leed United, que era el mejor equipo de Inglaterra, campeón de la liga y cuyo entrenador Don Revie había dejado el cargo para entrenar a la selección inglesa. La tarea para Brian Clough no era nada fácil, ya que Don Revie era una leyenda para Leed United; el camino más fácil para Brian Clough hubiera sido llegar y poner al equipo en automático, no tocar nada y seguir por la senda del triunfo, pero si hubiera hecho eso… no hubiese sido Brian Clough, el Mourinho de los 70.

Maldito United, de David Peace, es un maravilloso libro y posiblemente una de las mejores novelas que se hayan escrito sobre el fútbol inglés (y me animaría a decir, del fútbol en general) En él se narran las peripecias de Brian Clough en su fugaz paso como entrenador de Leed United, y digo fugaz porque apenas duro en el cargo 44 días ¿Y eso da para un libro? Sí, para un libro largo, contundente, escrito con un estilo atrapante y que aquí no dejaré de recomendar.

¿Pero quién fue Brian Clough? ¿Puedo leer este libro si nunca escuché hablar sobre él? El sí es rotundo, porque David Peace ha escrito un libro para todo el público; en mi caso, nunca había escuchado hablar de Clough, pero al cerrar el libro siento que lo conozco, lo que ya es mucho decir; obviamente que aquellos que hayan seguido más la historia del fútbol inglés disfrutarán en detalle cada página y recordarán momentos del pasado futbolístico de las islas, pero en mi caso, que apenas hace poco que veo fútbol británico en profundidad, apenas tuve que recurrir una o dos veces a la Wikipedia para sacarme alguna duda sobre algún momento detallado en el libro.

De ser un futbolista goleador (marcó 251 goles en 274 partidos) que se retiró a los 29 años por una grave lesión, Brian Clough comenzó una exitosa carrera. En el Hartlepools United, su primer club, conoció a su gran amigo Peter Taylor, uno de los principales personajes de la novela y quien jugaría un papel preponderante tanto en la vida como en la carrera de Clough.

Pero Brian Clough se haría famoso como entrenador al llegar a Derby County; cuando él y Peter Taylor llegaron, Derby County se encontraba navegando por lo profundo de la segunda división inglesa; en apenas dos temporadas, el equipo ascendió a primera división y luego de otras dos temporadas, se consagró campeón de Inglaterra. Toda una hazaña, que consagró a Clough como el mejor entrenador joven del país.

El mundo empezó a conocer la fabulosa, divertida, pero también arrogante y extrema personalidad del entrenador. No solo era ganador, sino también dejaba frases impactantes en cada una de sus declaraciones, presentándose como un personaje rebelde, sin grises, que se fue ganando amigos, pero también muchos enemigos.

Maldito United sigue una estructura bastante interesante; se divide en 44 capítulos cortos que representan los 44 días que Clough entrenó a Leed United, pero cada uno de esos capítulos también se dividen en dos, permitiendo que de ese modo no solo vivamos día a día su paso por Leeds, sino que también retrocedamos en el tiempo y veamos todo lo que había vivido hasta llegar al día 1 en Leeds: su retiro como futbolista, sus inicios en Hartlepools United, la evolución de la amistad con Peter Taylor y sobre todo su ascenso a los cielos en su paso por el Derby County.

La novela posee además dos tramas muy bien marcadas e importantes, que para mí son las principales: el odio literal de Brian Clough hacia todo lo que tuvo que ver con Don Revie (al que sucedió en Leed) y los problemas personales de Clough con el alcohol.

En la primera de las tramas, el hecho de vivir sus 44 días en Leeds bajo la sombra del exitoso Don Revie, me resultó fascinante lo primero que le dijo Clought a sus dirigidos: “Hasta donde yo sé, podéis tirar todas esas medallas que habéis ganado estos años a la basura, ya que las ganasteis todas robando” Es que Clough siempre había criticado el juego sucio (realmente sucio) con el que el Leed de Don Revie había basado sus logros. Con Clough, los equipos comenzaron a jugar de forma más limpia, evolución que le ha venido muy bien el fútbol inglés hasta la actualidad.

La segunda de las tramas importantes, la adicción de Clough al alcohol, está muy bien planteada por el autor, porque la evolución de va desarrollando hasta puntos intolerables pero de manera gradual, por lo que los mismos lectores vamos presintiendo página a página lo malo de una adicción y cómo esta te va dejando solo y cómo esta te va quitando capacidades de razonamiento y comportamiento digno.

¿Cómo manejar a una persona que te asegura triunfos pero que al mismo tiempo desequilibra las cuentas de un club y deja de lado todos los protocolos y obligaciones? ¿Se debe discutir a un entrenador que demuestra ser poco profesional, pero que luego gana la liga? Los dolores de cabeza de los dueños de los clubes que lo contrataron y lo sufrieron, también están muy bien reflejadas en éste libro.

Maldito United es, también, el recuerdo detallado de una época menos profesional, o tal vez diferente: futbolistas que fumaban frente a sus jefes y simpatizantes, entrenadores que contrataban futbolistas cara a cara y sin intermediarios, entrenamientos básicos con futbolistas que luego comían muchísimo o periódicos que sorprendían al leerse (hoy un periódico trae noticias ya conocidas)

Me resultó imposible no comparar a Brian Clough con Diego Maradona y José Mourinho. Brian Clough fue tan ganador como Mourinho, pero con los excesos, las locuras y las frases geniales de Diego. Brian Clough fue un Mourinho con adicciones.

Con una prosa paranoica y atrapante, el autor logra de manera efectiva trasladarnos a la mente de Brian Clough, una de las figuras más importantes de la historia del fútbol inglés, un genio y figura que demostró los extremos a los que puede llegar una persona en el marco de un deporte que endiosa y al mismo tiempo deja solo a sus integrantes.

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *