Publicado el

Origen

Origen

Origen, de Jessica Khoury

Origen
Origen

Desear la inmortalidad es desear la perpetuación de un gran error

Abraham Lincoln

Ser inmortal. Saber que tu vida será eterna. Observar el horizonte y saber que, por mucho que pasen los días, no encontrarás ningún tipo de crepúsculo que lo oscurezca. Ser eterno. Pero también ver pasar la vida y cómo tus seres queridos mueren, desaparecen, caen en el olvido y no puedes hacer nada por recuperarlos. Es la ironía que encierra un don como la inmortalidad. Por mucho que la vida no se apague, las de tu alrededor sí que lo harán. ¿Qué elegir? ¿Ser inmortal o mortal? Es una pregunta difícil de resolver. ¿Estamos los seres humanos capacitados para entender la inmortalidad? ¿Somos capaces siquiera de imaginar qué significaría ser eterno? Origen fluctúa entre los dos extremos de una misma línea que nos une a todos. Ser eterno, a pesar de lo que aquello significaría. Ser mortal y seguir avanzando junto a los tuyos. O ninguna de las dos cosas y ser, simplemente, personas que viven, sienten, y quieren a aquellos que les rodean. ¿Es demasiado importante o, por el contrario, un debate sin sentido? Preguntas que pueden no tener respuesta aparente pero que se nos presentan aquí, en forma de novela, que introduce al lector en un mundo desconocido del que no podrá salir por mucho que lo intente…

 

Pia es inmortal. Un experimento genético la creó y toda su vida gira en torno a la consecución de un objetivo: crear otro ser inmortal para poder perpetuar una nueva especie. Pero Pia no es feliz, necesita algo más. Un día se escapa del complejo donde la tienen a resguardo, y conoce a un chico de la selva, Eio. Será gracias a su relación cuando descubra que la inmortalidad puede ser un castigo, y que hay otra forma de ser inmortal mucho más importante: amar a alguien. Esa es la premisa que nos encontraremos en Origen, una novela que, desde el principio, engancha por una sola cuestión que no lleva lugar a dudas: sentimos que no hemos leído nada igual. Hasta hace poco, cuando yo me enfrentaba a la lectura de alguna historia con tintes distópicos, sentía que todos tenían un punto en común que hacía que se parecieran entre ellas en los detalles. Cuando la novela de Jessica Khoury cayó en mis manos antes de que se publicara, supe que estaba ante algo grande, tan grande como sólo lo pueden hacer las novelas que guardan en su interior una historia muy interesante. ¿Qué es lo mejor que se puede decir de un libro? En este caso, la razón principal para decir lo que estoy diciendo es que, desde la primera página, hubo un escalofrío que recorrió mis brazos. Y me enganchó de tal forma la historia de Pia que fue imposible dejarla hasta que llegué a su última página.

Sorprende, o al menos a mí lo hizo, que una autora novel como Jessica Khoury maneje un estilo tan bien estructurado, maneje un lenguaje tan rico en la terminología científica, y nos envuelva en un mundo como lo es todo aquello que vive en el interior del Amazonas. Soy de la opinión que la vida nos pone delante cierto tipo de lecturas porque están destinadas a convertirse en aquellas que recomendarás a todo aquel que tenga a bien escucharte. ¿Y para qué público está dirigido?, podréis preguntarme. Pues puede parecer un sin sentido decir que esta lectura es para todos los públicos, cuando está dirigida mayoritariamente al público juvenil, pero si algo puedo decir sin temor a equivocarme en absoluto, es que esta historia es posible que haga palidecer a los amantes de la ciencia ficción, es posible que haga aullar de la emoción a aquellos jóvenes que hayan crecido con otras historias distópicas que han llegado a nuestro país recientemente, y que, además, puede que haga suspirar a todo el público que busca un romance diferente, alejado del mundo de lo sobrenatural, de vampiros y otros seres de otros mundos, que se prodigan tanto alrededor de nuestras librerías.

¿Es Origen una novela imprescindible? Lo es, y por un sólo motivo: ser capaz de unir las manos a las pastas como si no hubiera un mañana hasta que es acabado, ya hace que tenga que ser tenido en cuenta por un público que, a cualquier edad, disfruta con la lectura de una forma voraz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *