Publicado el

Paris – Brest

París-Brest

Paris – Brest, de Tanguy Viel

París-Brest

Enfrascado como estoy últimamente en la novela negra, de vez en cuando me gusta salir de la rutina para descubrir nuevos autores y nueva literatura. He de reconocer que no había oído antes hablar de Tanguy Viel, pero es de sobra conocido el buen criterio de la editorial Acantilado para rescatar pequeñas joyas publicadas en otros países, con poca repercusión en el nuestro. Tanguy Viel es uno de los jóvenes autores franceses de más éxito en el país vecino, por lo que todas las referencias previas a la lectura de este libro eran bastante positivas.

En Paris – Brest conocemos la historia de Louis, pero sobre todo la historia de su familia, un tanto peculiar. Su madre es una persona obsesionada con las apariencias, una pobre infeliz que comparte su vida con su marido, ex directivo del equipo de fútbol de la ciudad que tuvo que exiliarse tras protagonizar un escándalo financiero. Su hermano es un futbolista que no llega a despuntar y su abuela vive en el lujo y la riqueza al heredar la fortuna de su último amor. El problema es que no hereda sólo la fortuna y el piso del difunto, sino también a la señora de la limpieza del mismo, la señora Kermeur, y a su hijo, el personaje con más contenido de toda la novela.

Louis comete un delito que le obliga a dejar Brest y exiliarse en Paris, la gran capital francesa donde todo se puede hacer realidad. De modo autobiográfico, los primeros capítulos de la novela nos ponen en antecedentes. El protagonista nos relata la situación actual de su familia, explicando los motivos que le llevan a comportarse de un modo tan extraño, terminando por destrozar una familia que ya de por sí estaba prácticamente hundida en el fango. Tres años después de su huida, Louis decide volver a Brest con el fruto de su estancia en Paris, una novela en la que revela todo el contenido de su familia. La catarsis que eso puede provocar en su familia es grande, y a ello es lo que nos conduce Tanguy Viel durante las apenas 128 páginas que componen esta novela.

Una vez terminado Paris – Brest, no me ha disgustado el libro, pero tampoco podría decir que me ha encantado. La novela es la historia de una familia aparentemente normal cuya estabilidad pende de un hilo, con un poder de autodestrucción muy alto, representado a la perfección en el personaje de la madre de Louis. Se respira un ambiente de tensión durante toda la novela que hace al lector tener una sensación de angustia bastante grande.

No sabría muy bien si recomendar la novela o no. Para mí, es más lo que no se cuenta que lo que finalmente se ve en el libro. Quizá el autor quiera dejar que sea el lector el que interprete los hechos a su antojo. O quizá no haya encontrado una forma mejor de expresar todo lo que siente. Con lo corto que es el libro, prefiero que seáis vosotros los que lo leáis y emitáis un juicio sobre el mismo. Es probable que os hagáis la misma pregunta que yo; ¿cuánto de Louis hay en el autor, Tanguy Viel?

Para terminar, y si habéis sido capaces de llegar hasta el final, os haré un pequeño regalo. Si queréis terminar la reseña con buen sabor de boca y alegraros la vista, visitad el buscador de imágenes de Google y buscar “Paris Brest”…. ¡simplemente delicioso!

LO MEJOR: El personaje de Kermeur hijo, para mí más importante incluso que Louis.

LO PEOR: La narración pasa de primera a tercera persona en muchas ocasiones, no sé si por fallo del autor o del traductor

César Malagón cesar@librosyliteratura.es

4 comentarios en “Paris – Brest

  1. Miedo me das con esta frase: Para terminar, y si habéis sido capaces de llegar hasta el final…

    De todas formas, gracias por tu sincera reseña!

    Un abrazo!

  2. Querida Susana:
    Yo siempre pienso que las reseñas no se leen al 100%, algunos se caen por el camino, no crees? Por eso he dejado el premio sólo a los que han llegado al final, jeje!
    Un abrazo!

  3. Yo sí leo las reseñas enteras. Y esta acaba con intriga, bien por ti.
    Pienso que pertenece a ese tipo de libros -opino sin haberlo leído-, como Accidentes íntimos, de Justo Navarro, que sólo muestran las cosas de perfil, que sugieren para que el lector complete la historia en su cabeza, y eso no me parece nada mal.

  4. Cómo opinar de tu reseña luego de ver las imágenes de google?

    Na!! Hoy no opino, y el libro no lo leeré, pero sí que me quedó un gran sabor dulce en mi boca!!

    saludos =)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *