Publicado el

Sueños en el umbral

Sueños en el umbral, de Fatima Mernissi

sueños en el umbralTítulo: Sueños en el umbral
Autora: Fatima Mernissi
Editorial: Círculo de lectores
Páginas: 258

Querida amiga,

Mucho hemos hablado de lo importante que es que las mujeres cuenten, que hablen, que escriban, tanto la Historia en general como sus historias más particulares y personales. Las mujeres nos hemos de leer, y los hombres deberían leer libros escritos por mujeres para comprender su pensamiento y su visión del mundo, y para conocer esos otros espacios de la vida a los que generalmente no tienen acceso.

Pero el pensamiento de la mujer no es único, cada mujer, como cada hombre, como cada ser humano, es librepensante. Por eso, querida amiga, te agradezco tanto que me hayas acercado a Fatima Mernissi regalándome este “Sueño en el umbral”.

He disfrutado de su lectura, me ha gustado conocer esas fronteras ¡Tantas! Y a esas mujeres tan diversas, como nosotras mismas; unas con necesidad de traspasarlas, otras sintiéndose seguras tras de ellas. Todas con sueños. Unas con sueños de pasado, otras con sueños de futuro.

Y me gusta la autora, su forma de pensar, de mirar la vida, tiene una visión muy feminista, se le ve ya desde niña. Ahora quiero leer algo más de ella o sobre ella. Con clama. Yo entiendo que una mujer puede hacer muchas cosas con las palabras, avanzar y hacer avanzar… Pero el proceso es muy lento.

Entiendo a Gandhi, a la palabra hay que acompañarla con acciones (o no acciones) que creen cierta polémica o propaganda para que se pueda avanzar más rápidamente. Mujeres en Pie de Paz, un día reseñé ese libro, habla de mujeres que se mueven, que hacen acciones, que se organizan… Pero estas otras mujeres también hacen falta, las que reflexionan, las que marcan las fronteras que hay que traspasar y aquellas ante las que hay que, quizá, esperar. Porque si ellos temen que se traspasen pueden hacer los muros más altos.

Gracias por el regalo, porque, como siempre me repites, pocas veces nos encontramos con voces de mujer que provengan desde el mundo musulmán, en este caso esta activista feminista, defensora de la democracia, ganadora del premio Príncipe de Asturias de Literatura ya en 2003. Una mujer luchadora, pero a la que después de leer imagino risueña y desenfadada, conservando esa curiosidad ante todo lo que le rodea, ante ese mundo que ayer se reducía al harén y hoy a pasado a ser un ente absolutamente globalizado.

Me ha gustado esta autobiografía nacida de los recuerdos en la que nos cuenta sus diez primeros años de vida. La vida en el harén familiar. Rodeada de mujeres analfabetas que veían como ese tiempo estaba a punto de pasar. He sufrido por su madre y por su prima, y por alguna de sus tías, porque ellas sufrían, y no solo por la falta de intimidad de la que tanto nos hablan, sino porque ellas sí se sentían timadas por la vida, entreveían la libertad, soñaban con ella y bordaban enormes alas con las que volar, el harén las mataba por dentro. Su madre puso en ella, en nuestra protagonista y autora, todos sus sueños y seguro que, allá donde estén las buenas mujeres árabes, debe de ser feliz viendo hoy a su hija.

fatima_mernissi1Fatima se crió en el ambiente del Harén, entre la modernidad y las tradiciones de su cultura musulmana. Siempre buscando y encontrando un espacio para ser feliz. Hoy, tú y yo, ya sabemos de qué hablamos cuando hablamos del harén, pero aun nos queda mucho que comprender. Sobre todo a mí.

Querida amiga, tu eres la reina y señora de Los Mil y Un Libros, yo hoy me quedo con Las Mil y Una Noches, con esos extraordinarios relatos de Shabrazad (Scheherezade) contados en la terraza y que despertaban y hacían volar la mente de cada uno de los niños y cada una de las mujeres que escuchaban; y el teatro, “ese atisbo de sueños y abandono del cuerpo a la fantasía, -pensaba la autora que- era algo fundamental”. Y se preguntaba “por qué no lo declaraban institución sagrada”. Con todo esto me quedo, y con las ganas de debatir contigo sobre el harén, y sobre esas fronteras que aún hoy existen porque hay quien nos ha obligado a creer en ellas…

Tenemos tanto de qué hablar, querida amiga, he dejado el libro todo subrayado y con cientos de anotaciones ¡Hasta parte de tu dedicatoria está subrayada! Porque reconozco esa autenticidad de la que me hablas en la autora, pero no por ello dejo de reconocer, también, la grandísima importancia que desde la distancia, pero también desde el gran conocimiento, han aportado otras mujeres al acercamiento de la Historia desde una visión femenina. Pero no será éste motivo de discusión, sino de encuentro; de unas mujeres llegamos a otras, y avanzamos en la sabiduría en todos los sentidos, que al fin al cabo de eso se trata.

Tendré que repasar toda la bibliografía de esta mujer, sé que estos son algunos de los títulos, Sexo, ideología e Islam (1975), El harén político: el profeta y las mujeres (1987), Sultanas olvidadas (1990), Aixa y el hijo del rey o ¿quién puede más el hombre o la mujer?(1990), El hilo de Penélope (2004); pero no sé si tu has leído algo más de ella. Ya me dirás. No quiero ir a ciegas; Primero quiero leer algo sobre Marruecos en los años 40, y sobre ese nacionalismo de corte progresista del que habla la autora. También quiero leer algo más sobre ella ¿Habrá alguna biografía de Fatima Mernissi?

Creo que debe ser interesante conocer cómo, pese a todas las dificultades que las mujeres tenían en su época, Fatima estudió Ciencias Políticas en su propio país, luego marchó a la Sorbona y más tarde consiguió ser becada para estudiar en Estados Unidos, donde al parecer, se doctoró en Sociología. Es madre, escritora, conferenciante, profesora de universidad… Y como ya imaginarás quiero y necesito conocerla más. Y espero que me acompañes en ese viaje.

Mientras tanto recibe, como siempre, un afectuoso saludo …
¡Y un fuerte abrazo!

Susana Hernández

5 comentarios en “Sueños en el umbral

  1. ¡Pero bueno! ¡Cómo me allegro! Fíjate que estaba preparada para el drama, jajaja, porque entre tú y yo, jeje, sabíamos que una sutil “venganza” estaría permitida, pero no solo no ha pasado eso, sino que me has contestado con una moneda bien distinta, llena de generosidad, que so bien yo no lo merezco (que spu muuuuy mala, jajaja) esta autora sí. Por cierto la fotgrafía que has elegido de ella me encanta, contagia alegrìa, seguridad, simpatía y sabiduría, es genial.
    Es como dices. Se muestra lo que supone vivir entre esas fronteras, pero sin embargo, no existen ni amarguras ni odios y todo eso sin dejar de contar.
    A tus preguntas Susana …. es que no sé, pero podemos indagar. De los libros que comentas, asì de pronto sí me apuntaría para cuando podamos al de “El profeta y las mujeres”; también al de “Aixa y el hijo del rey”. Aixa, si no me equivoco, fue la mujer de 9 años que siempre se saca a relucir cuando se quiere tildar a Mahoma de pederasta. Podría venir bien, ¿o no?
    En fin, qué puedo añadir a todo esto …. ¡un abrazo agradecido!.

  2. Me alegra que la sorpresa haya sido para bien!!! Jaajajaj la venganza será será leer más de Fátima 😉
    Me alegra de verdad que me hayas presentado a esta autora, porque con ella, y en el mismo paquete, vienen otras muchas cosas, que eso es lo bueno de estas cosas, que unas nos llevan a otras.

    Ya ves rendida me has dejado a esta premio Príncipe de Asturias de las letras. Gracias otra vez!

  3. pues leo que traen un duelo libresco 😉 jajaja.
    Me la apunto para conocerla pues creo que no he leído nada de ella (aunque me suena, me suena).
    Un beso,
    Ale.

    1. A mí esta autora me la descubrió Icíar, como tantos otros que tratan temas relacionados con el mundo árabe. Me ha gustado mucho, y lo he leído con cariño, con todo el cariño que uno puede sentir por un libro que le regala una amiga tan especial. Es como cuando me acerco a tu casa y veo que un libro te ha deslumbrado, cuando lo tomo entre mis manos me digo “este emocionó a Ale”! 😉

      Un besico intercontinental !

  4. En lo personal “El harem de occidente” me parece maravilloso. Bueno todo lo que ella escribió realmente invita a una profunda reflexión. Es una pérdida no sólo para su país, sino también para la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *