Publicado el

Tantos tontos tópicos

Tantos tontos tópicos

Tantos tontos tópicos, de Aurelio Arteta

Tantos tontos tópicos

Si hay algo que usamos a diario, incluso sin pensarlo (y sin pensarlas) son las frases hechas o tópicos; nadie que lea esto puede afirmar que nunca ha dicho “Es una persona muy normal”, “Eso es muy relativo” o “Bueno, es su cultura”

Y nos parecen bien, porque nos facilitan tener que explicar largamente algunas cuestiones. En el funeral uno deja escapar el “No somos nada” y eso sólo basta para quedar incluido en el grupo de los cercanos al finado.

Están ahí para ayudarnos siempre que las necesitemos, para salvarnos cuando queremos decir algo y no sabemos qué o nos resulta complejo buscar una respuesta más estudiada.

Sin embargo, ahí radica el problema de los tópicos: que si bien muchas veces nos facilitan la comunicación, en realidad pueden ser peligrosos porque “son frases prefabricadas, ya terminadas y dispuestas para uso de cada cual. Esto es, expresan pensamientos que no hemos pensado o producido nosotros mismos (…) Tal es la función primera de los tópicos: acomodarnos al grupo… …vestirnos a la moda verbal del momento… …volvernos normales”

En este libro, La que busca (y logra) Aurelio Arteta, Catedrático de Filosofía Moral y Política en la Universidad del País Vasco y autor de varios ensayos éticos, es pasar lupa por los tópicos más utilizados por la sociedad, no solo para explicarlos, sino también, y sobre todo, para repudiarlos, criticarlos, juzgarlos y mostrar sus pobres fundamentos para todos aquellos que quieran dejar de repetir y deseen empezar a pensar por cuenta propia lo que andarán diciendo por el mundo.

Lo interesante de Tantos tontos tópicos, es que resulta fácil de leer. Si bien estamos hablando de un ensayo, y está claro que este tipo de lecturas no es ideal para leer en el bus ni estando acelerado, su lectura resulta comprensible. Cada mini capítulo de este libro, 48 en total y de una extensión de dos páginas cada uno, analiza un tópico y lo desmenuza concienzudamente ofreciéndonos reflexiones interesantísimas y comparaciones divertidas que harán que pensemos “nunca más usaré este lugar común, no sabía lo que estaba apoyando repitiéndolas como loro”

Así, frases como “Eres un moralista” (uno descubre que en lugar de una crítica debe tomarse como un halago), “Respeto sus ideas, pero no las comparto” (cuando la moral busca que las ideas se juzguen, que en realidad se debe respetar al que las dice, no a las ideas), “Con la violencia no se consigue nada” (cuando la historia demuestra lo contrario) y tantas otras, en realidad defienden aberraciones enmascaradas en frases que suenan bien y nos ahorran pensar.

Estamos ante un libro incómodo y no apto para aquellos que prefieran amigos que les digan sí a todo. Nos encontramos con 237 páginas que explotan de lucidez y que llaman a la rebeldía, a discutir con los que no piensan igual, a intentar cambiar sus ideas en lugar de callar, a escarbar en el sentido de las cosas, a llenarse de enemigos que prefieren utilizar estas frases pre-congeladas que nos ahorran meditar.

Tantos tontos tópicos es un libro del que los lectores saldrán más inteligentes y con los sentidos entrenados para ver lo que miramos y oír lo que escuchamos en un mundo rápido y veloz en el que vale más una imagen que mil palabras. Altamente recomendable.

Roberto Maydana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *