Publicado el

Todo por una chica

todo por una chica - nick hornby

Todo por una chica, de Nick Hornby

todo por una chica - nick hornby

 

Hay un lado bueno y otro malo cuando te gusta mucho un libro y confías en la escritura de ese autor. Después de haber leído una de sus novelas, la escritura de Nick Hornby me había divertido tanto y su historia me había capturado de tal forma que no dudé al comprar otro libro de él. Entre sus títulos, leí la contraportada de este libro de color celeste y no me detuve hasta hacerme con un ejemplar. Todo por una chica de Nick Hornby fue lectura rápida, de esas que uno empieza casi con desesperación  por volver a un autor que disfrutó con anterioridad.

Sam nos habla en primera persona. Datos básicos de este adolescente: tiene 16 años, pasa su tiempo libre arriba de su skate, adora a Tony Hawk –profesional reconocido a nivel mundial por realizar magia con su patineta- , su madre es joven (lo tuvo a los 16 años) y aspira a estudiar en la universidad.

Conoce a Alicia, una chica de su edad con aspiraciones que prefiere ocultar a sus padres, típicos profesionales de clase alta. Se enamoran, con esa intensidad y velocidad propia de la edad. Ese pequeño motor que lleva a creer que el mundo se acaba si no pasan todos los momentos juntos, porque no pueden darse el lujo de perder un segundo en ese romance.

En este punto, debería terminar de contar de qué va el libro. Hay un giro de 360° en la vida de Sam, todo aquello que él imaginó se desploma como un mazo de cartas al lado de una ventana en un día de viento. Ese vuelco es el que ocupa el resto de las páginas, con un Sam explicándonos la situación y haciéndonos partícipes de su desconcierto continuo.

El estilo de Hornby parece quedar en el olvido cuando se trata de un personaje hablando directamente al lector. Pero es él, con su humor y sus explicaciones ocurrentes mimetizadas en la cabeza de Sam, un adolescente de 16 años. Lo admirable es la construcción que hace de un personaje tan juvenil, con aportes de la actualidad adolescente que generan sospechas sobre quien nos está escribiendo. No, es Hornby y su poder de hacernos creer que este chico Sam se encuentra en algún lugar de Londres.

Al iniciar la reseña, hice referencia a las dos caras que tiene la lectura de un libro que te llama la atención por el nombre del autor. El lado bueno es que, a menos suceda un cambio radical en su escritura, el estilo de narración será fiel al escritor que decidimos leer. Hornby aplica humor, un estilo directo y rápido con los ajustes propios del lenguaje del adolescente.

Sin embargo, debo admitir que este libro no me entretuvo ni me divirtió como En picado. Permítanme decirlo de este modo: Si yo hubiese leído primero este libro quizás, antes de comprar otro título de su autoría, me lo pensaría dos veces.  Es lo que podríamos denominar una pequeña decepción quizás porque la historia se volvió un tanto cansadora, quizás porque Sam no terminaba de parecerme simpático y me cansaba su actitud. Pero eso, claro, es la percepción de esta lectora.

Hay que reconocerle algo a Hornby: Hay muy pocos escritores que tengan esa cuota de atracción y esa facilidad para hablar directamente al lector en voz de personaje, por más versátil que sea. Más allá de este libro en particular, en la balanza de pros y contras, el nombre de Hornby produce una fuerte inclinación al lado favorable que, pese a las comparaciones, hacen entretenida su lectura.

Rosario Arán (rosearan@librosyliteratura.es)

7 comentarios en “Todo por una chica

  1. Siento que te haya decepcionado, pero espero que esto no signifique que ya no vas a leer más a Hornby. Es un autor que me encanta, me parece fresco, divertido, actual, moderno, desenfadado. Me gusta muchísimo su estilo. Lo descubrí con Alta fidelidad, después leí Cómo ser buenos y el verano pasado leí Todo por una chica y a mí sí que me gustó. Precisamente el día del libro compré En picado y espero poder leerlo pronto. Muchos besos.

  2. Mira que me han recomendado veces a Hornby y nunca me ha acabado de atraer… No sé muy bien por qué, supongo que tiene que ver con que hay cierta generación de escritores británicos (Amis, McEwan, Sharpe…) a los que no les he llegado a coger el punto. Me parecen buenos, sus libros se dejan leer con cierto placer, pero todos me acaban dejando un poco frío, no les encuentro esa grandeza que les precede desde algunos medios… Bueno, cuestión de gustos.

    Un saludo, Rosario!

  3. No he probado aún con este escritor, pero después de leer tu reseña, creo que cuando por fin me decida, lo haré con En picado, no vaya a ser que tampoco me guste este libro y ya no quiera seguir probando con el autor. Gracias por tu sinceridad.
    Besotes!!!

  4. Goizeder: Por supuesto que voy a continuar con Hornby! Si, es cierto que este libro no me gustó tanto como “En Picado” (entre mis favoritos). Tengo todavía “Como ser buenos” y aunque no sé si alguno alcance a mi predicción por “En Picado”, estoy segura que Todo por una chica fue un pequeñito disgusto aunque tampoco es un libro que aborrecí, en absoluto. Me gustó, simplemente esperaba más…
    Muchas gracias por tu comentario. Ya me contarás que te pareció En Picado.

    Iván: Entiendo lo que me decís. La escritura de Hornby me parece que no tiene nada que ver con la “solemnidad” de McEwan por ejemplo, si es lo que te da cierta reserva…eso de encontrar el punto, creo que con Hornby es sencillo porque su escritura es más llana pero con mucho humor, cinismo. Es muy inglés en eso. Por supuesto que son gustos pero cero que Hornby es distinto a los autores que nombras, quizás dandole una oportunidad te vas a sacar la duda. A mí me parece un autor totalmente distinto a lo que he leído.

    Margarita: Muchas gracias a vos por tu comentario!!! Para mí es un honor que sigas mi consejo y quieras empezar con En Picado, libro que me encantó. Quizás si yo arrancaba con “Todo por una chica”, no le daría otra oportundiad pero gracias a “En picado”, lo voy a hacer. De todos modos, Todo por una chica no es malo en absoluto…tiene mucho del autor, simplemente que para mí, le faltó algo más (algo que no sé bien que es).

  5. Yo he leido todo de Hornby y no me ha decepcionado todavía. Su sentido del humor, su frescura y la gran dosis de ironía que imprime a sus personajes consiguen que disfrute siempre de su lectura. Es cierto que todo por una chica no sería el primer libro que recomendaría a alguien que no conoce al autor, a pesar de que sí me gustó bastante.

  6. Jo Grass:
    Muchas gracias por tu comentario.
    Bueno, coincidimos que no sería el libro de cabecera de Hornby. No es que lo haya odiado completamente…simplemente que esperaba más por ser Hornby pero si no fuese bueno, no creo que lo hubiese reseñado (a menos que pudiera presentesar buenos argumentos).
    Pero sin duda, que a Hornby lo voy a seguir leyendo porque sé que me va a volver a sorprender.

  7. Bueno, aunque suene egoista, al menos yo se en qué orden leeré esos dos libros, primero este, luego el otro; te entiendo, es como leer Cien años de soledad y luego otro cualquiera de Gabo… no me gustan los libros que están escritos en primera persona, salvo que el personaje esté bien logrado, cosa que parece pasa en este libro; te felicito por tu reseña, gracias por compartir en pocas palabras ese viaje que nos lleva días y ese esfuerzo de escribir la reseña que nso lleva horas y horas de esfuerzo; saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *