Publicado el

Tú y yo después del invierno, de Laia Soler

Tú y yo después del invierno

Tú y yo después del inviernoPues aquí está otra vez mi lado adolescente hablando por mí. Ya os advertí con Enséñame a olvidar que, de vez en cuando, no puedo evitar leer libros para adolescentes y que, lejos de avergonzarme, me hacen sentir muy bien. No sé si es porque rejuvenezco al leerlos o porque nunca he llegado a madurar del todo. El caso es que mi lado lectora/reseñista adolescente agradece estas “escapadas literarias”.

En esta ocasión me he decantado por Tú y yo después del invierno. Primero, porque me atrajo mucho su estética tan minimalista y segundo porque, un libro ambientado en invierno siempre me va a gustar. Sí, soy persona de invierno. Podéis quedaros el verano todo pa’ vosotros solitos.

Además de leer novelas para adolescentes, otra cosa que me hace sentirme ya madurita es cuando leo que la autora, Laia Soler, es de 1991. Really? Y no es que este sea su primer libro, no. Laia Soler ya ha publicado Los días que nos separan (I Premio Literario La Caixa/ Plataforma Neo), Heima es hogar en islandés y Nosotros después de las doce.  Qué queréis que os diga, sólo puedo darle la enhorabuena  a Laia y desearle que vengan muchos más.

Tú y yo después del invierno está ambientada en Valira, un pueblo de montaña que vive de la nieve, sus pistas de esquí y complejos hoteleros. Y ahí es precisamente donde trabaja Erin como recepcionista hasta que un día su jefa le ofrece trabajar el invierno en las pistas ayudando a los turistas. Erin siempre ha tenido la ayuda de su haya mágica, el árbol de su jardín que sabe darle las mejores respuestas.

Cuando Erin acepta trabajar en las pistas todo cambia. Allí conocerá a Max, uno de esos forasteros que vienen al pueblo a trabajar en temporada alta. Y Max hará que el mundo de Erin se trastoque y que ni ella, ni el haya, encuentren las respuestas a todas esas preguntas nuevas que ella misma se plantea.

Y es que hay respuestas que sólo se encuentran en nuestro interior, aunque a veces no sepamos verlo. Eso es lo que va a descubrir Erin durante ese invierno, porque después, cuando la nieve se derrita, quién sabe si se llevará con ella las preguntas.

Una novela que engancha y entretiene. Tú y yo después del invierno nos transporta mágicamente a ese invierno en Valira y al corazón de Erin. Coged las bufandas y los guantes, lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *