La conjura de los necios

La conjura de los necios, de John Kennedy Toole

la-conjura-de-los-necios

Hace ya mucho tiempo leí uno de los DOS libros de este autor, “La biblia de neón”, (un libro que el propio Toole nunca quiso que se publicase) y lo recuerdo porque, al margen de su valor literario, es uno de los libros más triste que ha pasado por mis manos. Me parecía increíble que un joven de 16 años (edad con la que lo escribió) hubiese podido tener en su imaginación una historia tan angustiosa, agobiante y dura como la que relata.

Ahora, pasado el tiempo, y en un arrebato de valentía, me he decido a leer, no sin cierta cautela, su segundo y último libro, “La Conjura de los necios”, pues como por todos es conocido, este autor norteamericano se suicidó con 32 años.

Al terminar de leer “La conjura de los necios” me he dado cuenta del error que había cometido al haberlo tenido relegado durante tanto tiempo, y esto me ha hecho pensar en cómo es posible que este libro pasara por tantos editores sin que ninguno viese su genialidad.

Empezando por el propio título, pues John Kennedy Toole utiliza una cita de un clásico de la sátira, Jonathan Swifi, que dice: “Cuando un verdadero genio aparece en el mundo, lo reconoceréis por este signo: todos los necios se conjuran contra él”.

Y porque es una novela divertida, triste, disparatada, ácida, amarga y sobre todo  inteligente. Sí, para mí lo ha tenido todo, y ese todo contado en una forma de desproporcionada tragicomedia que da un resultado genial.

El protagonista, y hoy famoso personaje Ignatius J. Reilly, es un excéntrico y repugnante ser, que me ha caído mal desde las primeras páginas, un hombre que sobrepasa la treintena, vive en la casa y a costa de su madre, padece problemas intestinales y cree luchar por un mundo mejor escribiendo en su habitación; al que un curioso accidente de coche le hará verse obligado a vagar por las calles de Nueva Orleans en busca de trabajo, y así nos irá mostrando esa sociedad a la que desprecia y por la que es despreciado. Su única amiga, Myrna Minkoff, con la que mantiene una esperpéntica relación, también resultará un personaje de lo más curioso.

¿Podría ser que los editores norteamericanos tuviesen miedo en los años sesenta a publicar esta novela? ¿Era demasiado ácida para ser asumida por la sociedad norteamericana?

Y es que yo he visto una feroz crítica (o más bien burla) a la sociedad media norteamericana que no cesa ni da tregua en toda la novela, y me ha mantenido alerta durante toda la lectura tanto por su acción disparatada (pero coherente con la narración) como con el paso de unos personajes tremendamente mediocres, tristes y desagradables. Pero debo confesar que el conjunto me ha resultado extraordinario, haciéndome reír y sonreír en numerosas ocasiones, así como reflexionar sobre casi todo lo leído.

El autor tiene 32 años cuando termina de escribir “La conjura de los necios”, e intenta por todos los medios que alguien se la publique, pero no tiene éxito y es rechazada una y otra vez por las editoriales, lo que le produjo, parece ser, una profunda depresión que le condujo al suicidio. (Aunque hay también quienes creen que es posible que tuviese otros problemas añadidos). Fue gracias a la tenacidad e insistencia de su madre que finalmente sus dos novelas se publicaran, y que concretamente esta, obtuviera el prestigioso premio Pulitzer.

Susana Hernández

18 pensamientos en “La conjura de los necios

  1. Hace apenas cinco días estaba yo en una librería buscando un libro para comprar (específicamente uno de Auster que me habían recomendado aquí, en este blog), miraba en la mesa de los clásicos, luego me corrí al de las novedade4s, y así estaba cuando tomé este libro en las manos. El título en seguida me sonó conocido, aunque no tenía una idea real de él. En seguida se me acercó una chica que también andaba curioseando, y sin avisarme me lo sacó de las manos, le dió un beso, y me lo devolvió. Lo único que me dijo fue: “hacete un favor, llevá esta libro, que no te vas a arrepentir. Es una joya”. Acto seguido se fue de la librería.
    Juro que lo iba a comprar, y justo en ese momento ví Ciudad de cristal, de Auster, por lo que mi atención se desvió de inmediato. Y La conjura… será para otro momento, pensé.
    Y va que tu haces justo unos pocos días después esta maravillosa reseña de dicho libro. Por lo que, sin ser yo un gran creyente del destino, está destinado que esta semana tendré que volver a la librería, y darle otro sacudón a mi pobre tarjeta de crédito.
    Saludos

  2. Gracias por lo del link, Mariana!!

    He leído tu reseña y creo que conincidimos en muchas cosas. Es un libro que luego no olvidas y que puedes recomiendar sin miedo a decepcionar a nadie (o casi a nadie), ¿vedad?

    Un fuerte abrazo y gracias otra vez por tu comentario y el enlace a tu reseña, pues se complementan muy bien.

  3. Sí Dario, yo creo que es así, un libro que te persigue. (jejejeje), me encanta la historia que nos has contado, son esas cosas que nos pasan pocas veces en la vida. La imagen de alguien besando la portada de este libro (jejeje) me parece lo mejor que se puede decir de un libro (y sin palabras). Bueno pues lo siento por tu tajeta de crédito pero…, creo que merecerá la pena.

    Por cierto, el libro que elegiste de Auster, creo que es estupendo, pero claro, a mí de este autor me gustan hasta los puntos y las comas.

    Bueno Darío, muchas gracias por tu comentario y por compartir conmigo esta bonita historia.

  4. Una amiga mía lo tiene asique cuando vuelva de su país, es sabido que voy a arrebatarselo de la biblioteca.
    Por cierto, me gustaría leer una reseña de “La biblia de Neón” porque me has despertado la curiosidad.
    Debo confesar que he escuchado mucho sobre este libro y con esta reseña me convencí de que tengo que leerlo.

  5. Esta es una novela que generalmente a la gente le encanta o que aborrece por completo. Lo digo por los comentarios que se pueden leer en distintos foros respecto a esta novela.
    A mi sin embargo si bien no me disgustó como a tantas personas…tampoco me encantó.

    Encontre que en algunas partes se hacía repetitivo y un poco tedioso.

    Sin embargo… creo que es la unica novela con la cual en un pasaje en particular pude reirme tanto pero tanto que llegue a llorar de risa. Literalmente! Nunca había reído yo así leyendo!

    Les felicito por el Blog. Es estupendo. :)

  6. Muchísimas gracias por tu comentario Doris. Me guata esa sinceridad que tan importante es para poder hablar de lo que nos dicen los libros.

    Yo como se ve en la reseña soy una de esas a las que el libro le ha encantado, pero me parece genial debatir sobre él, es lo bueno de la lectura.

    Claro que conozco a gente que no ha terminado de leerlo porque el protagonista les resultaba excesivamente desagradable (algunos incluso dicen repugnante), otros que el final no les ha gustado (A mi personalmente me parece que el final, en este libro, es lo de menos), pero creo que es un libro con el que te puedes reir, llorar… y pensar. En cualquier caso un buen libro para poder debatir… Y eso me gusta (jejejej).

    Un abrazo!

  7. Creo que eres la primera persona que conozco que empezó por el libro menos conocido de Toole…

    Respecto a “La conjura de los necios” es uno de mis libros preferidos de siempre. Poco personajes tienen una personalidad tan especial como Ignatius.

  8. Bueno… Hay quien dice que los libros tristes me persiguen y como digo en la reseña la biblia de neón me parece de lo más triste que he leído.

    En cuanto a nuestro personaje, Ignatius, coincido en que es uno de los personajes más “curiosos” de la literatura.

    Muchas gracias por tu comentario Cozmicbook.

  9. Me encantó y la reseña no puede haber sido más acertada.
    Ignatius es odiable.
    El libro es divertido pero también querés ahorcarlo a Ignatius, que alguien se de cuenta de la maldad que tiene, de lo vago que es.

    Sin duda, un gran personaje.

  10. Igniatus es un idolo popular!! leer el libro fue una alegria constante y una fuente de creatividad muy valiosa.
    Me sorprendio ver como el autor lograba darle sentido o llenar de contenido a las actitudes del protagonista o de Myrna, hasta del propio Mancuso! recurriendo a la mas extravagante de las posibles “justificaciones”.
    Mas de una vez me he encontrado en situaciones similares con mi madre y no he podido salir tan impecablemente indemne como el querido Ignatus Reilly

    Saludos!

  11. Ignatius es un personaje literario difícil de olvidar, pero tienes razón en recordarnos al resto de los personajes, todos le salieron redondos. Para mí este libro es una maravilla tant o en la forma como en el fondo.

    Gracias por compartir con todos nosotros tu comentario.

    Un saludo!

  12. Acabo de terminar este libro y me ha sorprendido muchísimo. Hacía tiempo que no leía algo que rezumara frescura y genialidad como la Conjura de los Necios. Me sonaba que había tenido éxito en los 80, cuando por fin se publicó, pero pensaba que se trataba del clásico bestseller entretenido y eficaz de la época -tipo El Perfume, que también se publicó en esa década, aunque después me enteré de que el libro de Toole se escribió en los 60. No me imaginaba que fuera un trabajo cuya calidad lo hicieran acreedor de un lugar entre las grandes obras de la literatura moderna.

    Toole reinventa y actualiza el esperpento con este libro. Es curioso que prácticamente todos los personajes son una suerte de antihéroes entre los que sobresale sin duda Ignatus, quien podría definirse como la versión perversa y mezquina de don Quijote.

    Es un placer compatir estos comentarios con gente a la que también le ha llamado la atención esta obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>