Una lengua muy larga, de Lola Pons Rodríguez

Una lengua muy largaSeguro que te has encontrado en alguna situación en la que has pensado: «¿cómo puede hablar esta persona así?» o «¿cómo puede cometer este fallo?». Eso nos ha pasado a todos, incluso el cometer monumentales erratas. Pero con libros como este en el que se trata a la lengua con total naturalidad y sobre todo con mucha gracia podemos darnos cuenta de que hay cosas que no entran tanto en el error como nos pensamos, ya sea porque antiguamente se escribían de esa forma, porque nos han influenciado otras lenguas o dialectos o, simplemente, porque nuestra lógica prefiere pronunciarlo de una forma distinta a la correcta.

En Una lengua muy larga, Lola Pons Rodríguez nos ofrece cien historias breves y curiosas sobre el español, las cuales os aseguro que os provocarán sonrisas, muecas de satisfacción y, sobre todo, mucha sorpresa. Y es que Pons Rodríguez, profesora de la Universidad de Sevilla, consigue que nos enganchemos a su libro con un estilo llano, ameno y muy divertido. Debo confesar que yo no pude soltarlo hasta que lo terminé y es que, aunque no es un libro breve, el hecho de contar con capítulos de dos o tres páginas y la manera de narrar de la autora hace que sigas leyendo hasta que el propio libro te lo permita. Leer más “Una lengua muy larga, de Lola Pons Rodríguez” »

Latidos, de Javier Ruescas y Francesc Miralles

latidosHay nombres que, al oírlos o verlos escritos, hacen que sepas lo que te vas a encontrar. Mejor o peor, uno nunca sabrá esas cosas de primeras, pero al menos va haciéndose una idea primitiva, casi sin ningún fundamente objetivo, que ponga en evidencia lo siguiente: cuando seguimos a un autor que nos gusta, leemos lo que escribe casi con una devoción ciega. Algo así – aunque aún me quedan algunas obras suyas – es lo que me sucede cuando veo que Javier Ruescas saca un libro nuevo. Y no son pocos. Me encantaría – y lo digo con cierta envidia – tener la capacidad de escribir que tiene el autor. Pero más allá de su nombre, Latidos se convirtió en una de mis lecturas porque ya había leído Pulsaciones que, para mí, fue una sorpresa increíble ya que unía en su forma – todo se desarrollaba como una conversación dentro de una aplicación – y en su contenido, todo un acierto para que los jóvenes de hoy en día entendieran que la literatura no se aleja demasiado de la realidad y puede, incluso, saber reflejarla a la perfección. Porque si se le puede atribuir algo al autor es haber sabido conectar al público joven – que siempre ha sido acusado de no tener interés por los libros – con la literatura. Pocas veces habré visto, en lo que llevo como redactor de reseñas, un autor que congregue a tal cantidad de adeptos de sus historias. Vuelve, junto a Francesc Miralles a traernos una historia de amor, pero sobre todo una historia sobre la vida y sus complicaciones. Porque no hay que olvidar que, cuando uno es joven, las preguntas se agolpan y pocas son las respuestas que se acercan.

Leer más “Latidos, de Javier Ruescas y Francesc Miralles” »

Esas estrellas que llueven, de Juan Herranz

esas-estrellas-que-lluevenTítulo: Esas estrellas que llueven
Autor: Juan Herranz
Editorial: Mira Editores
Páginas: 208
ISBN: 9788484655039

Hace ya ¡TRES AÑOS! Les hablaba de un libro que me había llamado la atención porque el centro de la acción se situaba en la localidad de Undués de Lerda, un pueblecito de poco más de cincuenta habitantes, situado en el prepirineo aragonés, que pertenece a la comarca de Cinco Villas y por el que pasa el Camino de Santiago. Pues sí, se me hace extraño pensar que ya han pasado tres años desde que vine a presentarles “El sueño del santo”, una novela de suspense o thriller que, si bien tenía principio y fin por sí misma, quedaba lo suficientemente abierta como para que tras su éxito, Juan Herranz, el autor, no se lo pensara y dejase la trama totalmente cerrada con esta entrega.

“Esas estrellas que llueven” es el título de esta segunda parte; cuando llegó a mis manos decidí adentrarme en ella sin volver a releer la anterior para poder contarles a ustedes si hacía falta o no ese trabajo adicional. Pues ya les puedo decir que no, que el editor se ha preocupado de forma brillante de recordar en un par de páginas lo fundamental que debía recordar el lector.

Pero ha sido el propio autor el que de forma hábil me ha ido recordando a los personajes al ir retomando en los primeros capítulos las diferentes tramas de la novela.

El mapa de la zona con el que se abren los dos libros, nos muestra los cuatro puntos concretos que forman un cuadrado perfecto: El castillo de Javier, donde naciera el conocido y reconocido evangelizador de las Indias, San Francisco Javier. Petilla de Aragón, que actualmente pertenece a la Comunidad Foral de Navarra y es la localidad en la que nació D. Santiago Ramón y Cajal; Sos del Rey Católico, pueblo en el que naciera Fernando El Católico, y finalmente; Tiermas, localidad que hoy duerme bajo las aguas del Pantano de Yesa, y que fue el pueblo en el que San Virila vio la luz en el año 870. El Santo que fuera Abad del Monasterio de Leyre y sobre el que hay una hermosa leyenda. Leyenda que dio pie a toda esta interesante historia que en estos dos libros nos ha relatado Juan Herranz.

Ya saben que no es fácil hablar de una novela de suspense sin destripar nada, así que nada o poco contaré sobre ella, tan solo que reaparece Sofía, la niña nacida hace 20 años en Undués de Lerda, que regresa a su pueblo natal y con ella reaparecerán aquellos temas que ya les contaba que me interesan, que me provocan curiosidad. Estamos en 2035 y continua la historia.

“… Las respuestas sin preguntas le llegaban de esa especie de predestinación que marcaba su existencia desde que nació en 2013, con un peso sobre sus hombros un tanto desproporcionado, nada menos que dar testimonio del mundo, según rezaba la profecía… ”

Conoceremos algo más de “Los Rotarios”, un grupo residual descendientes de aquellos templarios de los que tanto ha hablado la historia, y de esos puentes del juego de la Oca, que por mucho que he querido investigar por mi cuenta, poco más he logrado conocer aparte de que se le reconoce una antigüedad anterior al Siglo XI, que podría estar creado por los Templarios e inspirado en el Camino de Santiago, incluso es posible que estuviese relacionado con el propio Alfonso I el Batallador quien conquistara en su día toda la zona en la que se desarrollan los hechos.

Y de fondo, tras la trama principal, amores de antaño, amores nuevos, mujeres maltratadas, hombres que creen, estrellas que brillan, misterios ocultos, avances de la ciencia… Y la Iglesia, que todo lo sabe.

Y que sí, que en el libro sale el pueblo en el que vivo, y personas a las que conozco, y que claro, si a todo lo que ya les he contado añadimos esto, pues comprenderán que es absolutamente normal que esté aquí hablándoles de “Esas estrellas que llueven”


Susana Hernández

Tulipanes y delirios, de Sanz Irles

Tulipanes y delirios

Pícaro/a y picaresco/a son términos muy españoles, muy castizos, muy nuestros. No en vano, la novela picaresca es uno de los géneros literarios españoles por excelencia, surgido en el llamado Siglo de Oro. Y si pensamos en novela picaresca, pensamos en La vida de Lazarillo de Tormes y en La vida del Buscón, de Quevedo; dos de las novelas españolas más características. Pues bien, desde que empecé Tulipanes y delirios, de Sanz Irles, no podía quitarme de la cabeza los términos “pícaro” y “castizo”, porque si bien el eje de la novela es la emigración y la acción está ambientada en Ámsterdam –más concretamente en el mítico Ámsterdam de los años 70–, los personajes y la prosa son muy castizos y el protagonista es muy similar al típico héroe picaresco. Quizá porque, precisamente, todo emigrante necesita echar mano del pícaro que lleva dentro para enfrentarse a sus nuevas circunstancias en un lugar desconocido.

En Tulipanes y delirios nos vamos a encontrar con Eugenio Anglada (Genio para los amigos), un joven español que lleva años buscándose la vida en Ámsterdam, junto con los otros miembros de la colonia de emigrantes que viven en dicha ciudad. Genio es licenciado en Clásicas, gerente de un restaurante, locutor de radio y asistente de un chuloputas. Su vida transcurre entre sus distintos trabajos y las reuniones con los otros exiliados; reuniones en las que no faltan el alcohol, las drogas y el sexo. Al inició de la novela, nos encontramos con Genio en el bar El Relicario con dichos compañeros de penas y alegrías y vamos conociendo los nombres, apodos y forma de vida de todos ellos (siempre por boca del propio Eugenio). En un principio, su vida parece perfecta, a pesar de –o quizá gracias a– la amoralidad en la que se mueve. Tiene sus muy variados trabajos, una amplia camarilla de amigos, una buena posición dentro del grupo, una preciosa novia de las Antillas Holandesas, una ardiente amante de Curazao y todas las drogas y alcohol que quiere. Pero, poco a poco, vamos presenciando la caída del héroe, a quien de poco le sirven sus artes de pícaro, hasta convertirse en un trágico ejemplo de antihéroe. De hecho, desde el principio sabemos que ese estilo de vida no tiene futuro, que tiene que romper por algún lado ya que el propio protagonista nos avisa. Por lo tanto, nos vamos a encontrar ante una especie de autobiografía que, con un estilo directo y de confianza, va a mirar hacia su pasado como una forma de desahogo, como una forma de exorcizar sus demonios.

Leer más “Tulipanes y delirios, de Sanz Irles” »

Flash Avanzar, de Francis Manapul y Brian Buccellato

flashHay que reconocer que Flash Gordon no ha tenido el mismo protagonismo que otros superhéroes dentro del universo de DC Cómics. Los motivos son obvios y la competencia muy dura. No obstante, debo reconocer que es un personaje que a mí siempre me ha resultado especialmente simpático.

La historia de Flash es larga. Desde su creación en 1941 varios velocistas han estado corriendo a lo largo y ancho del universo DC. Además se ha ganado por derecho propio ser uno de los personajes preferidos del género sci-fi tanto dentro como fuera del cómic, pudiendo ser éste el motivo de la llegada de Francis Manapul y Brian Buccellato a los mandos del guión, dibujo y tintas de uno de los héroes preferidos del gran público.

El argumento de este tomo se centra en un Barry Allen joven y soltero que trabaja en la policía científica. Durante una cita con su compañera de trabajo Patty Spivot, unos criminales roban un misterioso aparato. Leer más “Flash Avanzar, de Francis Manapul y Brian Buccellato” »

La insólita pasión del vendedor de lencería, de Asako Hiruta

la-insólita-pasión-del-vendedor-de-lenceríaTodos tenemos un gran amor. Algunos tienen un par de ellos, tres o cuatro incluso, o son tan enamoradizos que encuentran a la persona de sus sueños cada mes. Pasa igual con los libros: los que nos atraviesan el corazón de manera definitiva son unos pocos, que recordamos toda la vida y a los que intentamos regresar siempre que las circunstancias lo permiten.
Pero eso no impide que muchos, entre cada gran amor, entretengan la espera con amores pequeños, con aventuras de fin de semana que en muchos casos dejan como resultado el lunes una sonrisa en la boca y un teléfono que borrar la semana siguiente. Lo mismo con los libros, con las lecturas, más que nada porque si uno pasara la existencia leyendo los libros de su vida, entonces la estaría leyendo más que vivirla.
La insólita pasión del vendedor de lencería, de Asako Hiruta, ha sido mi rollo de fin de semana. Se lo he confesado a mi novia ya, que me lo ha perdonado, así que puedo escribirlo aquí tranquilamente. Lo he leído en ratos extraños, a las ocho de la mañana de un día de diario, a las doce de la noche de otro, mientras mi novia dormía la siesta y en Madrid comenzaba el infierno del verano. Ahora que lo he terminado sé que no sentiré ansiedad por volver a verlo, que quizá no regrese nunca a él para releer con avidez alguno de los pasajes y que lo mismo dentro de un par de años o tres ni siquiera pueda citarlo entre los libros memorables de dos mil dieciséis.

Leer más “La insólita pasión del vendedor de lencería, de Asako Hiruta” »

Las manos de los maestros II, de J. M. Coetzee

las-manos-de-los-maestros-iiAl igual que el anterior tomo de En manos de maestros I, este segundo tomo nos regala a los amantes de la literatura el inmenso placer de ponernos los ojos de un maestro indiscutible, J.M. Coetzee para contempla, analizar y descubrir a otros grandes autores o temas del mayor interés. La diferencia de este último tomo está al final, porque el último de los ensayos permite entrar en el propio mundo creativo de Coetzee, un lugar del que no se sale indemne.

Los ensayos de este segundo volumen son:

  • Erasmo: locura y rivalidad
  • Goethe, Las desventuras del joven Werther
  • Sobre Hölderlin
  • Joseph Roth, los cuentos
  • Robert Musil, Las tribulaciones del estudiante Törless
  • Italo Svevo
  • Sándor Márai
  • Irène Némirovsky, escritora judía
  • Ocho formas de mirar a Samuel Beckett
  • El joven Beckett
  • Juan Ramón Jiménez, Platero y yo
  • Gabriel García Márquez, Memoria de mis putas tristes
  • Sobre Zbigniew Herbert
  • Trabajar con traductores

Leer más “Las manos de los maestros II, de J. M. Coetzee” »

El viejo del puente, de Ernest Hemingway

 El viejo del puente, de Ernest Hemingway

El viejo del puenteDecía Hemingway que basta contar una octava parte de la historia y dejar que el lector rellene los huecos con sus interpretaciones y sentimientos. Como un iceberg que solo asoma la punta, pero que esconde bajo el agua toda su grandeza. El viejo del puente es un ejemplo perfecto de ese peculiar estilo narrativo: un relato corto que cuenta la conversación entre un soldado republicano y un anciano sentado en un puente, mientras centenares de campesinos huyen de una ofensiva fascista. Durante su época de corresponsal de guerra para Ken Magazine, Hemingway plasmó este momento, que a simple vista parece anecdótico, para explicar la caída de Teruel durante la Guerra Civil española. Leer más “El viejo del puente, de Ernest Hemingway” »

Alyona, de Lyona

Alyona

No sé si esto que voy a decir es muy carca o muy mainstream, pero conozco a Lyona desde los remotos tiempos del fotolog (que en paz descanse). ¿Que qué era fotolog?  Pues el Instagram de ahora, básicamente. Una red social algo más cutre, en la que podías subir una foto por día, la gente te comentaba, la gente te seguía y tú seguías y comentabas a la gente. Todo ello muy básico y, por supuesto, sin móviles. Pero oye, tuvo su tirón. Yo tenía un fotolog personal con nombre de personaje de Dostoievski y otro sobre Julio Cortázar que tenía bastante éxito (qué pasa, cada tonto con su tema). En fin, a lo que iba, que recuerdo a Lyona de estos tiempos (pueden haber pasado quince años perfectamente). Si me acuerdo de ella, sin ser amigas ni nada de eso, es porque Lyona ya destacaba en aquel entonces. Su fotolog tenía muchos seguidores y comentarios y Alyona ya empezaba a hacer sus primeras apariciones.

Quizás os esté liando con los nombres. Lyona es Marta Puig, una artista hecha a sí misma que ha sabido jugar con su talento en toda clase de redes sociales hasta el punto de ser una de las artistas que más seguidores tienen. Hay que ser muy listo para eso, créanme. Y por supuesto, hay que tener mucho talento. Marta lo tiene. Ilustradora, “ingeniera de cuentos y poemas” (como ella misma se define) y realizadora de videoclips de grupos tan conocidos como Love of Lesbian, Lory Meyers o Amaral. El libro infantil que ilustró para Santi Balmes, Yo mataré monstruos por ti, fue todo un éxito. Con Lunwerg, la editorial con la que ha publicado el libro que nos atañe, ya publicó en 2014 Mis primeros besos. Esta es Marta Puig, más conocida como Lyona. Leer más “Alyona, de Lyona” »

Las manos de los maestros I, de J. M. Coetzee

las-manos-de-los-maestros-iEl reclamo promocional de este libro es poco menos que irresistible: J.M. Coetzee escribiendo sobre escritores. Y es irresistible porque considero a Coetzee uno de los mejores escritores vivos y un intelectual de gran altura, por lo que sus análisis sobre maestros de la literatura son doblemente atractivos. Pero aunque las manos de los maestros es eso que promete, resulta también es otras cosas, una recopilación de ensayos de muchos temas. Trata sobre todo de escritores, es cierto, pero también tiene sorpresas. Uno se sorprende de que alguien sienta la necesidad de escribir, pongamos, sobre la pereza de los hotentotes, pero se sorprende más aun, créanme, de leerlo apasionadamente. Porque la prosa, el espectáculo de la mente de Coetzee en movimiento, su despliegue argumental llevan inevitablemente a la emoción y a la admiración. Tanto da si habla de la pereza de los hotentotes como de Phillip Roth. Leer más “Las manos de los maestros I, de J. M. Coetzee” »