Publicado el

Pérdida

Pérdida

Pérdida, de Gudbergur Bergsson Pérdida no es la alegría de la huerta. Eso por descontado. La foto (bonita) de la tetera en la portada ya lo presagia. (El título ya ni te cuento). No te va a hacer salir un viernes noche con ganas de quemar la ciudad. Más bien al contrario, si vas a salir a comerte el mundo, apárcalo para después de los postres. Si hay algo que realmente consigue éste libro es hacerte empatizar con tus mayores. Seguramente sabes cómo se conocieron tus padres, su primer coche, sus trabajos, cómo se divertían e incluso cuando fuiste concebido.…

Lee la reseña completa