Publicado el

Siempre hemos vivido en el castillo

Siempre hemos vivido en el castillo

Siempre hemos vivido en el castillo, de Shirley Jackson Tengan cuidado, este relato de apariencia gótica y lectura ligera cuenta más de lo que dice.   Lo mejor de los cuentos de hadas es que en ellos todo está claro desde el principio: la malvada madrastra tiene una enorme verruga en la punta de su nariz ganchuda y la heroína es guapa y rubia y a pesar de sus orígenes humildes tiene muy buenos modales.  Está claro; con todas estas pistas no hay manera de perderse y el lector sabe bien a qué atenerse en todo momento. Siempre hemos vivido…

Lee la reseña completa