Publicado el

Batman INC. Robin R.I.P., de Grant Morrison

robin-ripAunque siempre me ha llamado más el Universo Marvel, reconozco que tengo una debilidad con Batman desde hace muchos años. Puede ser porque vengo de una generación que ha crecido al abrigo de un grupo de superhéroes diferentes a los clásicos. Unos superhéroes que, si hay algo que les caracteriza, es que son oscuros. Con debilidades. Humanos como cualquier persona, con sus defectos, aunque tengan cualidades especiales.

Es obvio decir que hay un antes y un después de la aparición de Frank Miller en el universo de Batman, pero es justo decir que es este personaje fue, es y será el estandarte de esa nueva generación de superhéroes. Batman es un personaje lleno de conflictos. Una persona con desorden de estrés post-traumático, egomanía, grandes problemas de ira, tendencia a la depresión y otro montón de características más hacen de Batman el superhéroe con el que más empatizamos. Bob Kane creó un personaje oscuro y negativo que no dudaba en matar cuando alguien se colocaba en su camino sobretodo, villanos y pandilleros. Sin embargo en los 60 se asentó una versión light del murciélago que duró toda una década hasta que en los 70 una pequeña transformación empezó a mostrarnos a un personaje lleno de conflictos internos. Después, de la mano de Miller, se convirtió en el paradigma de lo inflexible e implacable.

Es este tomo el que da continuidad a “Batman: Hijo del Demonio” de Mike W. Barr y Jerry Binghman (1987) en el que venía al mundo Damian, el bebé de Bruce Wayne y Talia Al’Ghul. Hasta este momento, esa obra se había considerado como una obra “fuera de continuidad” del universo Batman y era algo así como un guión aislado. La llegada de Grant Morrison en esta ocasión, viene a ser lo que suele ser con el escocés: una historia de superhéroes fuera de todo estándar. Morrison ha estado, en esta historia, especialmente clarividente. Además, el trabajo de Chris Burnham en la parte gráfica ha sido mayúsculo. El cómic tiene un nivel de detalle exquisito en cada página y Burnham ha experimentado con la composición de las mismas demostrando a fans y detractores que, con tiempo y experiencia, este dibujante puede llegar a ser uno de los grandes.

En la saga Batman INC en general y en Robin RIP en particular, el mensaje que subyace es uno fundacional de la historia del murciélago: Las familias dañadas y destrozadas. Esto se hizo especialmente evidente con la creación de Damian quien, no olvidemos, es el primer hijo de Batman reconocido como tal según el canon. En muchos sentidos este volumen es tanto la historia de Damian como la de Bruce Wayne y una historia que tenía un final obvio porque: ¿qué hijo podría tener la esperanza de sobrevivir a un padre como Batman, alguien que nunca muere?

Batman: Robin RIP es el final de una etapa que no habrá dejado indiferente a nadie. Chris Morrison en estado puro, esbozando una de las historias del Universo Batman que se sitúa sin duda entre las “grandes muertes” de la historia del murciélago. La muerte de Damian ya es un clásico del Batman así que haceos con el tomo y no tardéis en leerlo. Pronto se hablará de esta historia. No digáis que no os he avisado.

 

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *