Publicado el

Caja de lava

Caja de lava

Caja de lava, de Ángel Guinda

Caja de lava

Hoy os traigo un poemario especial, porque por todos es sabido que Ángel Guinda es un hombre especial, y un poeta especial. Desde que os hablé de él hace ya algún tiempo,  Ángel ha seguido trabajando duro y ha seguido entregando al gran público su poesía, y finalmente, y con todo merecimiento, le fue reconocido ese afán otorgándole el galardón del “Premio de las Letras Aragonesas 2010

Nunca he ocultado que me cae bien este hombre que cuenta que “a los dieciséis años estaba una tarde sentado en un banco del Paseo de la Constitución de su ciudad natal, meditando frente a una escultura de amantes emparaguados, fue cuando la Poesía se le apareció, poseyéndole. Desde entonces existe y resiste a golpe de versos”.

Comunicar, transmitir, soliviantar…,  poesía clara, poesía herramienta, poesía que bebe de la esencia de Celaya, la poesía es un arma cargada de… futuro, diría el poeta, la poesía es un arma, lisa y llanamente, pienso yo, y seguro que a Ángel le parece bien, poesía clara, solidaria, sigue siendo esa poesía que ya les presenté con  sus Poemas para los demás.

Hablar de Angel Guinda es hablar también de la Editorial Olifante, y hablar de Olifante es hablar de nuestra amiga común, la editora, y también poeta, Trinidad Ruiz Marcellán, y hablar de todo esto es hablar de Trasmoz, y de “La casa del poeta”. Pero tiempo habrá para que yo les hable de todo esto, y de Uncastillo, una joya medieval situada en la parte norte de la Comarca de “Las Cinco Villas”,  y uno de los pueblos más interesantes de España

 

Pero hoy  nos centraremos en este poemario que está dividido en tres partes, en la primera, “Taller de destrucción”, encontraremos poesía de la que se grita.

Asesinan-a-hombre-de-un-disparo-en-la-cabeza_8317POEMA PISTOLA

Este poema es una pistola
cagada con lava
y desesperación.
Este poema es una pistola:
su título apunta a la nuca
de la genuflexión de los gobiernos
ante la tiranía financiera.
Este poema es una pistola
y sus versos apuntan a la sien
del desgobierno de todas las nucas
que han desnucado el brío de la luz.

En su segunda parte, titulada “Sin los cinco sentidos”, he visto al poeta experimentar sensaciones; poesía para susurrar a media voz  al que quiera compartirla con él

SOLEDAD

¡Qué soledad sin ti estar conmigo!
Como el sol sin los mundos que ilumina.
¡Qué soledad más sola estar sin mí!

Tercera parte: “Marea interna”, que por ese título tan transparente, ya se harán una idea de que nos hablará desde lo más profundo de su yo, quizá una poesía escrita para uno mismo, donde “los otros” vendrán como observadores

botellaLA BOTELLA

Dentro de esta botella cabe el mar.
Dentro de esta botella
se tambalea el cielo,
se tambalea el sol de los borrachos
con su verdad a cuestas,
con la marea de sus amarguras.
Dentro de esta botella bailan moscas
como bombardeados helicópteros,
pasean cucarachas con paraguas.
Dentro de esta botella llueve ausencia.
Su pared giratoria desfigura mis rostros,
comba mis frentes, abre mis pupilas:
hay tormentas de hachazos en su magma.
Dentro de esta botella está el vacío
del que me lleno cuando bebo y bebo.
Abandonada para el reciclaje,
yo soy esta botella.

 

 

Me apetece, ya que hablamos de esta autor, dejar junto a la reseña este manifiesto que elaboró Ángel pero que somos muchos los y las poetas que lo suscribimos en la actualidad.

AGuinda2011

Manifiesto
POESÍA ÚTIL

Cansados, aburridos, decepcionados de la poesía que se escribe en la España de fin de siglo XX (con el justo respeto a las contadas excepciones redentoras), por instinto de resurrección poética decimos No. No queremos una poesía domada por las tendencias dominantes. Queremos una poesía en estado salvaje, libre. No queremos una poesía aséptica, de sonsonete, mimética. No queremos poemas de tubo de ensayo, ni poemas lúdicos que camuflan la trampa. No queremos una poesía profesoral escrita por doctos iniciados para los elegidos de la secta. Arremetemos contra la abulia, contra el sopor, contra la palabrería, contra el ombliguismo lingüístico, en un mundo que se descompone por la carcoma de su incapacidad para pensar y repeler la agresión de la Gran Anestesia. Rechazamos la poesía elaborada para obligar al lector a estudiar el diccionario, la poesía personalista de valor terapéutico exclusivo para su autor, la poesía de fanatismo culturalista y esteticista, la humorada, la banalidad de pensamiento y la frivolidad en el tratamiento de los sentimientos y las emociones. Abajo la poesía de hueco alarde ingenioso, voz impostada y palabra estéril.

Propugnamos una poesía heredera de la tradición mejor asimilada, abierta a caminos nuevos en la forma y en los temas. Una poesía sencilla, clara, rotunda, directa, honda, intensa y grave, cargada de intención. Que atraviese la inteligencia, queme en los ojos y en los oídos, estrangule el corazón, produzca escalofrío en el conocimiento y fustigue la conciencia agitándola, haciéndola reaccionar, moviéndola a la reflexión y a la acción. Una poesía habitable, testimonio radicalmente sincero de la experiencia vital e intelectual, de nuestra convivencia con la realidad del existir y con la idea de la muerte. Defendemos una poesía útil que, además de objeto de belleza, sea sujeto de conducta. Que sirva al ser humano: moralmente, para vivir; culturalmente, para ensanchar y afianzar su saber; y estéticamente, para gozar. Una poesía que tenga los pies en la tierra, comprometida con el destino de las mujeres y hombres de su tiempo. Que busque elevar el lenguaje coloquial a la categoría de lenguaje poético, y consiga que la verdad particular de su mensaje alcance validez universal. A esta poesía (firma en su poder de insinuación y de sorpresa) conviene una mínima dosis de didactismo que haga eficaz su interés por regenerar los valores del espíritu y del arte, así como su afán rehabilitador de la imaginación, la voluntad, la sensibilidad y la razón crítica de unos lectores cuya recuperación hemos de demostrar merecer sin otras armas que la propia obra.

Ángel Guinda

Y esto, en definitiva, es lo que yo quería compartir con todos ustedes hoy, poesía y compromiso.

Susana Hernández

6 comentarios en “Caja de lava

  1. Ángel Guinda, fiel a sus principios, sigue ofreciéndonos en su nuevo libro poemas útiles, cercanos, certeros, rotundos. Tiene una puntería muy fina, muy aguda, que le permite llegar al tuétano de los distintos asuntos. Impresiona su capacidad para decir tanto con tan pocas palabras.

    Enhorabuena Ángel, por una trayectoria poética tan coherente, tan particular y tan impecable.

  2. Muchísimas gracias por tu comentario, Catalína!
    Veo que compartimos un gran número de calificativos para su poesía así como un gran cariño por el poeta.

    Un fuerte abrazo!

  3. Poesía y compromiso, algo más que un baile de palabras que quede bonito. Bravo por este poeta aragonés tan especial que nos pressentas. Ha sido un placer. 😀
    Un abrazo

  4. Confieso que no había oído hablar de Ángel Guinda, pero debe de ser un autor muy especial, puesto que tu reseña está llena de cariño y de respeto hacia él, Susana. Y los poemas que has seleccionado para esta reseña, desde luego, invitan a conocerlo.

  5. Este hombre, os decía que es “premio de las letras aragonesas”, que es el máximo galardón que se da por estos lares a un autor. En cuanto a lo de poesía y compromiso, en su Manifiesto queda perfectamente reflejado.

    Un fuerte abrazo amiga!

  6. Una reseña llena de cariño, y sobre todo de respeto por su obra, Leire. Y si leer la reseña dices que invita a conocer más de su poesía, entonces todo el esfuerzo que hacemos para animar a su lectura, merece la pena.

    Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *