Publicado el

Cómo ser buenos

Cómo ser buenos

Cómo ser buenos, de Nick Hornby

Cómo ser buenos

Admito que es un poco tonto que el primer libro que compré de este autor, haya sido el último que leí de los tres que están estacionados en mi biblioteca. Pero, en mi defensa, no me arrepiento que haya sido de esa forma. Hornby es gracioso y eso se ve en cada libro. Supongo que quería volver a divertirme con sus historias asique no dejé pasar más el tiempo y tomé Cómo ser buenos de Nick Hornby.

Digamos que un matrimonio londinense se viene abajo porque la esposa, Katie Carr, se acuesta con otro hombre. Digamos, también, que su marido parece un auténtico idiota con su excesivo cinismo, su arrogancia y su columna en el periódico donde se burla de los demás. Pero sobre Katie, podemos añadir –digamos- que ella es médica y en esa profesión hay mucho de bondad al oír a pacientes que vuelven al consultorio incansablemente buscando enfermedades donde no las hay y desquitándose con quien los atiende. Ah sí, también el matrimonio de Katie cuenta con dos hijos pequeños.

Ese es en el contexto donde suceden las cosas y el disparador es la actitud de Katie con este hombre “x” con quien tiene una aventura en una convención. Todo se da vuelta y en vez de enfrentarse a la cólera de su marido, lo que recibe no es la posibilidad de descargue (La infidelidad puede ser una forma de poder cortar lo que no se anima a cortar, el matrimonio y con ello, la posibilidad de gritarle sus verdades a su marido) sino una exhaustiva lección de “bondad”. En lugar de cualquier reacción “normal” frente a la situación, aparece un ex drogadicto que se hace llamar DJ Good News cuyo único objetivo es ver a todo con una mirada positiva. Extremadamente positiva.

¿Quién es ahora el malo y el bueno? Katie ya no puede hacer uso de su profesión frente al arranque excesivo de amabilidad de un hombre con quien está casada y desconoce en esta faceta. E incluso le molesta cuando comienza a querer recibir indigentes en su casa, donar todos los juguetes de sus hijos. Katie sabe que no tienen la solución y decirlo la deja a ella en la posición que solía ocupar su marido: arrogante y cínica al hartazgo.

Hornby tiene un argumento interesante para retratar una vida familiar en Londres pero por momentos se me hizo bastante aburrida la lectura y tuve nostalgia de mi propia risa cuando leía En Picado y no podía dejar de sonreír frente a sus diálogos. Cómo ser buenos no es un libro malo pero tampoco el mejor de Hornby. Por momentos, sospeché que la traducción me hizo perder la esencia de la ironía de Hornby pero también sé que tampoco el Hornby está ausente, sólo que quise más de las conversaciones ocurrentes entre los personajes que sabe hacer con maestría.

Sé que comprar más libros de un autor cuando todavía no leíste ninguno y todavía el primero te está esperando, es algo ridículo porque hay que probarlo antes de seguir invirtiendo en otro autor. No obstante, tampoco fue una decisión del todo mala: Gracias a las demás lecturas de Hornby sé que hay mucho más de lo que Cómo ser buenos mostró. Se nota el estilo del autor y eso es suficiente razón para, por lo menos, probarlo una vez.

 

Rosario Arán (rosearan@librosyliteratura.es)

 

2 comentarios en “Cómo ser buenos

  1. Me encanta “Como Ser Buenos” y “Un gran chico.” Cuando leí “Como Ser Buenos” no podía dejar de reir toda la noche mientras estaba leyendo.

  2. Más allá de la publicidad de arriba (jajajaja) te digo que no soy de leer libros de humor, pero bueno, acá me regalaste una reseña con la que puedo contar cuando me decida; gracias y saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *