Publicado el

El abismo, de Neal Shusterman

el abismo

el abismoNada vuelve a ser igual después de conocer el abismo. Neal Shusterman lo sabe bien: lo vio de cerca porque uno de los suyos se hundió en él. Y ha escrito esta novela para que sintamos el descenso. Quiere que estemos preparados por si mañana cae uno de los nuestros… o nosotros mismos.

Las enfermedades mentales son ese abismo que nunca se menciona. Igual infravaloramos el poder destructor de la depresión o la ansiedad que huimos de los psicóticos por miedo a que nos hagan daño o nos contagien su locura. Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada cuatro ciudadanos padeceremos alguno de esos trastornos a lo largo de nuestra vida. Por eso es necesario conocer a los monstruos que quizá se agazapan en las profundidades de nuestras mentes o en las de nuestros seres queridos para que, si un día nos arrastran, sepamos a qué nos enfrentamos.

En El abismo, Neal Shusterman cuenta la historia de Caden Bosch, un chico de quince años normal y corriente… hasta que deja de serlo. Poco a poco, su capacidad para relacionarse con los demás se deteriora, comienza a comportarse compulsivamente, aparecen los delirios, las alucinaciones, la paranoia, las voces en su cabeza, la manía persecutoria… Lo que lleva a sus padres a internarlo en un psiquiátrico para jóvenes. Allí, la mente a la deriva de Caden, a bordo de un barco conducido por un capitán tuerto y un loro subversivo, buscará el norte para volver a la realidad, acompañado por una tripulación formada por personajes tan variopintos como el oficial de la derrota o el oficial del entusiasmo.

Como avisa su autor, esta novela no es ficción: las emociones de Caden, los dibujos con los que las expresa, los efectos que le provocan los medicamentos, la relación con su familia y sus compañeros, todo se lo ha transmitido su hijo, que se hundió y resurgió de los rincones más oscuros de su mente. De ahí que la lectura de este libro nos golpee con tanta contundencia, aterrándonos y conmoviéndonos a la vez. La historia que nos narra El abismo es la historia de muchas personas de nuestro alrededor, las conozcamos o no, cuyos pensamientos y actos nos enfadan, nos asustan o nos avergüenzan porque no los entendemos, y somos incapaces de mirarlas de frente y empatizar con ellas. Neal Shusterman logra que comprendamos cómo se sienten los que padecen enfermedades mentales, rompiendo esos tabús que los estigmatizan socialmente y dejándonos claro que nada es inevitable, ni siquiera la locura.

Hay centenares de libros que nos hacen viajar a lugares lejanos que nos encantaría visitar, pero muy pocos que nos hagan mirar dentro de nuestras mentes, a esos monstruos escondidos que nunca desearíamos conocer de primera mano. Por eso, esta novela ha sido galardonado con el National Book Award en 2015 y con el Golden Kite Award en 2016; son los merecidos reconocimientos a un libro necesario para la literatura y para la vida. Desde ya digo que será uno de mis favoritos del año, pues ha cambiado mi forma de ver muchas cuestiones. Nada volverá a ser igual después de haber leído El abismo.

2 comentarios en “El abismo, de Neal Shusterman

  1. Lo conocía pero no me había parado a mirar detenidamente. Me parece que puede ser una gran lectura, el universo de las enfermedades mentales puede ser demoledor y, así de entrada, denominarlo “abismo” me parece más que acertado.

    1. A mí me ha encantado, por lo que cuenta y por cómo lo cuenta. Asusta, emociona, remueve; lo tiene todo.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *