Publicado el

El método

El método

El método, de Phil Stutz y Barry Michels

El método

Los problemas son, por su definición, dificultades que se producen en la vida que tienen una solución complicada. Todos nos enfrentamos a ellos en el día a día. Los hay pequeños, grandes, y algunos enormes. Es entonces cuando pensamos que, hagamos lo que hagamos, nada tendrá solución, nada de lo que podamos decir o hacer nos llevará al final del túnel, para poder salir y decirnos a nosotros mismos: lo he conseguido. Pero, ¿qué me diríais si hubiera un método que te ayudara con los problemas de una forma eficaz? ¿Qué pensaríais si, después de muchas lecturas, de libros y libros de autoayuda leídos os dijera que estamos ante lago diferente? Hay dos opciones: mirarlo con reticencia, como si hubiera algo oculto o abrir la mente y acercarse a él. Yo he elegido la segunda opción, y aquí tenéis “El método”.

Una serie de herramientas, un proceso de trabajo constante y fuerza de voluntad. Esas son las premisas de “El método” y lo que nos proponen los autores, en un relato sencillo y práctico sobre los problemas cotidianos y alguna de las maneras de resolverlos por nuestra cuenta. Un modelo de terapia revolucionario que nos cambia desde dentro, nunca desde fuera.

Phil Stutz y Barry Michels lo dicen bien claro desde la primera página: lo que quieren con este libro es cambiar tu vida. Y no cambiarla superficialmente, ni poner algún que otro fleco para que podamos únicamente sonreír a los problemas y dejarlos de lado. Lo queEl-metodo1ellos nos proponen es “El método” que llevan aplicando en sus consultas desde hace años, con resultados muy positivos. Porque lo que radica en el contenido de este libro, del que la editorial Grijalbo nos ofreció unas galeradas, junto con el regalo que veis en las imágenes, se podría resumir en una palabra: valor. El ensayo de autoayuda suele pecar siempre de una cosa: de olvidarse que, por mucho que lo queramos, los problemas no se van a solucionar solos. He leído infinidad de libros que te decían que únicamente con una actitud positiva ante lo que viene, todo se soluciona. La realidad no es esa. La verdad es que para que un problema se solucione hay que enfrentarse a él, de la manera que sea, pero hay que hacerlo. Por eso, al leer “El método” he podido observar unas herramientas que, si bien con alguna crítica sobre los conceptos básicos en los que se sustentan, me han parecido un paso más en las terapias que se vienen haciendo hoy en día. Después, obviamente, cada uno es libre de hacer caso o no a lo que nos proponen Phil Stutz y Barry Michels, pero lo que está claro es que, cuando alguno de nosotros no encuentra la salida a alguno de los quebraderos de cabeza que nos asaltan durante nuestra vida, ¿por qué no abrazar, aunque sea ligeramente, alguna idea nueva? ¿Si todo aquello que conocías no te ha servido para nada, excepto para desarrollar más sufrimiento, por qué no pruebas algo nuevo, algo diferente?

El-metodo3Valor, fuerza de voluntad, fe. Lo llamemos como lo llamemos, ahí está, y es uno de los pilares básicos por los que una persona puede seguir avanzando y consiguiendo lo que se propone. Todos luchamos, en mayor o menor medida, por salir adelante y alcanzar los objetivos que nos proponemos. Pueden ser infinidad de cosas: desde comprarte una casa, cambiar de trabajo, escribir un libro. Son nuestros sueños, y a ellos nos aferramos. “El método” te ayuda, poco a poco, sin inmediateces, y con una gran labor detrás, a poder alcanzar esas metas y eliminar de nuestra vida los pequeños baches a los que nos enfrentamos. Pero, como todo, eso sólo pasará si cada uno ponemos de nuestra parte.

Porque, si nosotros no peleamos por nuestros sueños, nuestras ilusiones, nuestras pasiones, ¿no es ilógico pensar que alguien lo va a hacer por nosotros?

El-metodo4

@sumasperfectas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *