Publicado el

Emma

Emma

Emma, de Jane Austen

Emma

Habla de amor. Es lo primero que hay que tener en cuenta si elegimos un libro de Jane Austen para leer. Ya había probado a esta autora inglesa y fue ese conocimiento previo que me llevó a querer leer Emma. Dos cosas siempre me garantiza esta autora: protagonistas masculinos exquisitos y mujeres decididas en una época en que no se las oía. Además, claro, del lugar, la vieja Inglaterra del siglo XIX, llena de tradiciones.

Emma Woodhouse es la “Cupido” de la región, intentando unir parejas donde no las hay. Esforzándose con Harriet Smith, su joven amiga, empezará a desencadenar un enredo tras otro cuando las historias de amor de todos los personajes que aparecen en esta novela se vayan cruzando. Excepto Emma, reacia a la idea del casamiento para cuidar de su padre –un hombre sumamente molesto, si me lo preguntan-mientras su hermana ya está asentada con el señor Knightley.

La historia va y viene en la campiña inglesa, paisajes reconocidos en el mundo si los hay, entre familias de mucho poder como es el caso de los Woodhouse. Por momentos, se ve la arrogancia de la clase superior encarnada en Emma, cuando mira con desprecio al pretendiente de Harriet.  Una de las cosas positivas fue justamente esto: el hecho de que ella no fuese la protagonista perfecta, sino que tuviese ese condimento de arrogancia propio del momento en que ocurre la historia.

Todo está en la medida justa. La enemiga de Emma que no es odiosa en absoluto, el hombre despechado, la mujer del hombre despechado, la amiga inocente, el Señor Knightley y su comportamiento serio y mesurado, las vecinas charlatanas. Claro, y las reuniones sociales que sirven para conectarlos a todos.

Uno supone como va a terminar la historia pero la realidad es que, en la mitad del libro tuve miedo de equivocarme porque con la aparición de otros protagonistas, creí que en realidad yo había idealizado el relato de una forma pero que en realidad, el destino de Emma era diferente.

Emma atrapa, porque tiene los condimentos necesarios para mantener expectante, teniendo en cuenta que se trata de una novela romántica. A Emma se la puede querer o rechazar. Pero a él, no se lo puede despreciar. Él es un verdadero hombre prototipo Jane Austen. Nuevamente, la autora inglesa no me decepcionó sino que me re afirmó que con ella voy a tener esas dos cosas que busco en sus libros. Y claro, voy a tener su temática principal: Jane Austen me habla de amor.

Rosario Arán

 

6 comentarios en “Emma

  1. Me parece increíble el tema, también quisiera aprovechar para recomendar “ésta es mi piel” de Francisco Varela, que es un libro duro pero realista y que te lleva a lugares que nunca imaginaste. Lo que me gustó mucho es que tiene Twitter y facebook @estaesmipiel entabla conversaciones con sus seguidores y con el público en general. Altamente recomendable!!

  2. yo disfruté mucho este libro cuando lo leí precisamente por lo que dices en tu reseña: personajes masculinos exquisitos y mujeres que querían ser escuchadas en una época que buscaba silenciarlas.
    ¡Gracias Rosario! le acercaré a mi hija tu reseña a ver si se anima a leerlo…ya ves que luego lo que mamá recomienda no es tomado en cuenta 😉 jijiji
    un abrazo,
    Ale.

  3. Ale:
    Bueno, espero que mi reseña sirva para que tu hija se decida a leerlo!!!!
    Si, me ha pasado de tener recomendaciones de mamá y no prestarle atención. Pero bueno, tiene explicación…tenemos gustos literarios diferentes!!!

    Saludos!

  4. Me ha parecido muy interesante tu reseña. Las historias de Jane Austen me gustan, así que voy a ponerlo en mi lista de próximas lecturas.

    Gracias.

  5. Ale:
    Buenísimo, enhorabuena!! Es un libro muy “Jane Austen” asique no creo que te disguste en absoluto.

  6. Hace poco tuve en mis manos “Emma” pero, finalmente, me decanté por otra lectura. Tras leer esta reseña tengo claro que la próxima vez no la dejaré escapar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *