Publicado el

Intemperie

Intemperie, de Jesús Carrasco

Por veredas que conducen a nuestras raíces, Jesús Carrasco propone un viaje que nos lleva a la sordidez y a la violencia del mismo modo que a la bondad y la justicia, todo depende de quien transite esos caminos. Parece que el autor, mediante esta historia que no precisa de nombres ni mapas, pretende decirnos “señores: de aquí venimos, así somos”. Y lo consigue. Armado con un lenguaje de un intenso lirismo lleno de palabras olvidadas pero precisas y de imágenes potentes y ayudado por una ambientación impactante, el lector que se cree a salvo en su moderno bienestar aparente queda a la Intemperie y, de la mano de un niño y un cabrero, se siente indefenso ante una exposición de una naturaleza humana en la que le aterra la imposibilidad de no reconocerse.

En un misérrimo territorio desolado pero extraordinariamente realista (no estamos ante una fábula postapocalíptica ni ante una mirada a un futuro incierto) asistimos al espectáculo impagable de la lucha por la supervivencia, de la búsqueda de un futuro mejor y de la huida de una realidad insoportable, nos admiramos de la capacidad de los humanos para construir infiernos tanto como para mantener en ellos los rasgos que nos identifican como tales en el buen sentido. Un niño que huye, un anciano que ya no busca y un ambiente extremadamente hostil son los ejes sobre los que se construye esta historia narrada con pasmosa maestría y con un estilo sin el cual, una vez leída, Intemperie, sencillamente, no seria concebible.

El de Intemperie es un universo de violencia que nace igual de la maldad que de la confusión, uno no puede evitar plantearse preguntas que van mucho más allá de la historia narrada, preguntas que tienen que ver con qué haríamos nosotros en el lugar de sus protagonistas puestos es su misma situación. Apuesto a que la respuesta que uno se da a si mismo le sorprende tanto que en ella no reconoce al perfecto extraño que resulta ser ese mismo lector antes de empezar el libro. ¿Hasta donde somos capaces de llegar en la lucha por la libertad y en defensa de la propia vida? ¿Y hasta donde simplemente por solidaridad?

Y si todo esto no fuera así, si la historia fuese sólo entretenida, intrascendente, igualmente habría que admirar la técnica narrativa y el poderoso lirismo de Jesús Carrasco y su empeño por rescatar de la bruma del olvido términos rurales tan moribundos en la sociedad urbana actual como indudablemente hermosos. Afortunadamente el autor ha puesto su talento al servicio de una gran obra a la que sólo el tiempo otorgará un lugar a la altura de sus merecimientos.

Título: Intemperie
Autor: Jesús Carrasco
Editorial: Seix Barral
Páginas: 228
Fecha edición: enero 2013
ISBN: 978-84-322-1472-1

 

Andrés Barrero
andres@librosyliteratura.es

5 comentarios en “Intemperie

  1. kisiera leerlo todo completito…..las reseñas solo hablan de lo ke trata y me gustaría seguir leyendo hasta ke lo termine…de principio a fin…..

    1. No te decepcionará, en un gran libro.
      Un abrazo,

      Andrés

  2. A mi, en cambio, me ha parecido una obra muy bien vestida pero sin sustancia. La historia es previsible y los personajes demasiado reconocibles. Por otro lado, creo que el autor ha abusado de su diccionario de sinónimos. La literatura es algo más que dominar el lenguaje. Se trata de hablar de cosas trascendentes, y que quienes nos hablen de ellos sean personajes de carne y hueso, bien perfilados y desmenuzados. En cualquier caso, tu reseña está muy biena rgumentada. Aunque no esté en absoluto de acuerdo con ella.

    1. Te agradezco muy especialmente el comentario, es un verdadero placer leer una opinión discrepante pero a la vez respetuosa e increíblemente enriquecedora. Es cierto que la literatura es algo más que dominar el lenguaje, aunque a mi si me resultaron creíbles los personajes y el ambiente. En cualquier caso lo que dices es muy interesante y pensaré en ello, pasado un tiempo de la lectura del libro pienso que es posible que la intensidad de la promoción exacerbara un tanto las posturas tanto favorables como contrarias a esta novela y aunque o quisiera creer que haya sido así, siempre existe la posibilidad de que me dejara llevar por un exceso de entusiasmo. Muchas gracias de nuevo,

      Andrés

  3. No estoy segura pero pudiera ser que de haber reseñado yo este libro, hubiese hablado de Extremadura y de sus pueblos, quizá también de por qué tantos hombres se ven obligados a dejar su mundo… Pero en el fondo, no en la forma que tu eres un artista, mi reseña no seria más que una copia de la tuya. Yo sí creo que para lo que quiere decir y mostrar el autor le basta con el perfil que ofrece de cada personaje…

    Saludos veraniegos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *