Publicado el

La chica miedosa que fingía ser valiente muy mal, de Barbijaputa

la-chica-miedosa-que-fingia

la-chica-miedosa-que-fingia

Tenemos miedo. A la verdad, a la realidad, a que nos quieran, a querer, a que el mundo sea un lugar tranquilo, al drama, a la vida. Y lo tenemos, pero como somos especialistas en ocultarnos cosas, hacemos como que seguimos adelante, como que nada nos sucediera, como si fuéramos un héroe mitológico – aunque se murieran hace tiempo – y pudiéramos con todo. Tenemos miedo. Pero tan bueno es saber cuándo avanzar a pesar de lo que nos paraliza, como entender que esa sensación es tan humana como cualquier otra. Yo, por ejemplo, siempre he tenido miedo a que me hagan daño y, aun así, camino por la vida intentando que esa sensación no pueda conmigo. La chica miedosa que fingía ser valiente muy mal habla del miedo, sí, pero también de lo que hacemos con él cuando se convierte en una pelota tan grande que termina por hacernos rodar con ella. ¿Seríamos capaces de entender lo que es el día a día si no nos atenazara, en ocasiones, ese sentimiento? Yo creo que no. Quizás por eso Barbijaputa sabe mezclar los ingredientes de su historia con el suficiente mimo como para que, de repente, cuando nos creíamos a salvo, zarandearnos con las letras. Pero eso vendrá luego, ahora veamos qué es lo que nos cuenta. Recordad, esto trata del miedo, de un miedo que todos tenemos aunque no lo reconozcamos: el miedo a ser feliz.

Bárbara sería una chica normal si no tuviera miedo a demasiadas cosas. De esta forma, mientras trabaja zoom auxiliar de vuelo, veremos cómo todos esos miedos se traducen en ideas sobre el amor, el feminismo, el papel de la mujer y, sobre todo, en querer ser feliz a pesar de todos ellos.

Cuando uno se “enfrenta” a la lectura de un autor que es “conocido” tiende a hacerse una idea de lo que va a encontrar en el interior de un libro. Cuando yo empecé a leer La chica miedosa que fingía ser valiente muy mal al principio arrugué el morro porque el resumen que aparecía en la contrapartida del libro no me parecía propio de Barbijaputa. Tiendo a leer sus columnas y me esperaba un discurso que se moviera entre la virulencia y el debate. Y no es que la novela no dé para más de una conversación porque, en esencia, la novela incluye muchos de los temas que han hecho a esta periodista tan conocida. Pero cuando uno va con ideas preconcebidas pueden darse dos situaciones: que el libro te defraude o que te lleves una sorpresa. ¿Cuál ha sido? La segunda, sin ninguna duda. No sólo porque, a pesar de haberme encontrado el libro en la sección de literatura romántica en la librería, las concepciones que se establecen sobre el tema en el libro sean tan reales, sino porque además, un relato como este deja a las claras una cosa: la mujer sigue en lucha y las cosas, parecen, estar cambiando. Barbijaputa puede haber creado una historia sobre relaciones, una de tantas que se leen por puro placer, sin más pretensiones, pero lo que es muy posible es que la gente no se dé cuenta que lo que se esconde es algo diferente: convertir a un personaje femenino en una fotografía real, y no ficticia, de lo que se le presupone al género.

Tiendo a escaparme de la literatura que lleve en su argumento una historia romántica por un solo motivo: no suelo encontrarme con historias que reflejen cómo nos comportamos realmente. La chica miedosa que fingía ser valiente muy mal, quizás ya desde el título, nos propone entender que lo que vamos a encontrar es eso que tan bien se nos da a los humanos: fingir aunque nos estemos muriendo por dentro. Y en el fondo lo que Barbijaputa ha sido capaz de hacer es crear un escenario verosímil, unos personajes que todos hemos podido conocer en alguna ocasión, mientras sus acciones se desarrollan en un argumento que es tan sencillo como la vida. ¿Se necesitan tramas complejas para entender el comportamiento humano? Yo creo que no. La vida, con todo lo complicada que es, tiende a seguir unos patrones, unos caminos, unas reacciones, que todos compartimos. Y ya lo decía al principio: tenemos miedo. Pero esto no quiere decir que, incluso con él, no podamos ser felices a nuestra manera.

Otros libros recomendados

11 comentarios en “La chica miedosa que fingía ser valiente muy mal, de Barbijaputa

  1. Seamos serios, no es ninguna “periodista”, y cuenta su vida metiendo con calzador ideologia.

  2. Demasiado buenista esta crítica, es un libro tópico y muy mal escrito.

  3. Esto va para largo:

    Me compré el libro de Barbijaputa porque leí críticas magníficas del mismo (de hecho, creo que no he leído ni una sola crítica mala, lo cual debió hacerme pensar en su momento) y porque comparto ideología con ella.
    Mi primer error fue comprarlo sin haberlo abierto. Cuando llegué a casa, lo abrí y me di cuenta de que la letra era tremendamente enorme, con el único objetivo de ocupar espacio, pensé que eran los 15 euros peor gastados en mi vida. Pero como no se puede juzgar un libro por su portada (y porque me daba cosica ir a devolverlo) empecé a leerlo.

    SPOILER.
    Os voy a resumir el libro: Una chica conoce a un chico. Se enamoran. Están en una relación. Ella la caga. Se separan. Se reencuentran. FIN. Todo ello adornado con una cantidad de tópicos que podría haber escrito mi sobrina de 10 años y, entre medias, mete varios “sketch” de cuando era pequeña, dejando siempre SIEMPRE claro que ella es muy especial. Ella no se hacía preguntas típicas de niños, ella iba más allá. No os penséis que estáis delante de una persona que no es extraordinaria porque no. Y roja y comunista, que no viene a cuento de nada pero que lo mete con calzador por si se nos olvida.

    Mi conclusión: ¿Alguna editorial habría publicado este libro si la autora fuera mi vecina del quinto en lugar de barbijaputa? Lo dudo, salvo que la editorial tenga complejo de ONG.

    1. si no te interesa tener el libro te lo compro

  4. Al que ha hecho spoiler: ya sólo con querer devolverlo por el tamaño de letra de te ha visto el plumero. Son 500 páginas no creo que la longitud sea un problema no? De hecho no es nada corto aun con la letra grande. Sobre la historia no te preocupes no has hecho spoiler, no has hablados de los dos temas principales del libro, y el final no es como lo cuentas. Sobre las preguntas normales de los niños, lo que leí en ese libro son exactamente miedos y cosas que preguntan mis dos hijas, 5 y 8 años. Consejo, leete de nuevo el libro ya que parece que lo has comprado pero antes sacate el odio.

    1. La letra es para gente con problemas visuales y ocupar mas para que parezca que el libro es mas tocho tipo novela ya quw fijo se quedaba corta.

    2. No entiendo qué plumero se me ve por decir lo de la letra. Mi experiencia personal me dice que un libro escrito de semejante manera tiene la única finalidad de ocupar espacio y parecer más de lo que es. En este caso, se confirmaba mi sospecha.

      No sé qué entiendes tú por temas principales del libro. Yo sólo veo la historia de una chavala que se ajusta a todos los cánones que esta sociedad exige para una mujer, tratando de ser “rebelde” pero siempre dentro de lo que dicta el sistema. Se comporta justo como se espera que se comporte.
      Cierto, el final es todavía mejor de lo que cuento: la chavala cree que alcanza cierta independencia sólo por dejar colgado al tío que la dejó y al pagafantas buitre de su amigo que intenta algo con ella en un momento bastante bajo.

      No voy a entrar a opinar sobre el comentario de tus hijas.

      Consejo: lee otros libros y después comparas a ver si éste tiene calidad pero antes sácate el temor reverencial hacia una chica que, haciendo una labor muy buena y denunciando cantidad de machismos, no sabe escribir.

  5. Este blog está muy bien. La única pega, por ponerle alguna, es que encuentro que todas las críticas siguen una misma línea bastante benevolente. Es como si no se pudiera hablar mal de una obra literaria aunque esta se lo merezca y sea objetivamente mala, ya sea por la forma, el fondo, o ambas cosas. Con esto no quiero decir que me vayan los blogs “destroyer” , por llamarlos de alguna forma, en los que se destrozan los libros. Ni una cosa ni la otra. Me quedo con el término medio.

    1. Hola Orion:
      Aquí no borramos ningún comentario, como dices en tu segundo comentario, salvo que se falte al respeto o sea SPAM. Lo único es que los mensajes deben ser aprobados, por eso ha tardado el tuyo en salir (siento las molestias).
      En cuanto a ser benevolentes, no lo somos, en absoluto. Solo reseñamos libros que nos gustan, salvo muy contadas excepciones. Leemos más de lo que aparece aquí, solo que no lo reseñamos porque no nos ha gustado.
      Un saludo

    2. Hola Orion. Salvo alguna excepción, no creo que haya libros buenos ni malos. A ti una novela de Corín Tellado te puede parecer malísima, pero la autora ha tenido cientos de millones de lectores que la han disfrutado. El sabio Ranganathan, padre de la biblioteconomía moderna, decía “A cada libro, su lector. Y a cada lector, su libro”. La clave está en saber casar a un lector con su libro, y eso es lo que nosotros buscamos. Muy pocas veces nos verás decir que un libro es bueno o malo, sino que buscamos identificar el tipo de lector al que le puede interesar el libro del que hablamos.

      Nosotros nos limitamos a permitir que cada reseñista elija los libros que le interesan, y los reseñamos solo si los recomendaríamos. Somos un blog de recomendaciones, no de crítica. Además, permitimos que cualquier visitante del blog deje los comentarios que crean oportunos (excepto insultos y demás).

      ¡Gracias por tu opinión!

  6. Veo que borráis comentarios, aunque aporten algo y sean respetuosos , cuando se hacen sugerencias o críticas del blog que no os gustan. Habéis eliminado mi comentario por decir que el blog es, desde mi punto de vista, benévolo con libros que son objetivamente mala literatura. ¡Qué decepción! Otro blog más para olvidar. Saludos y que vaya bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *