Publicado el

La luna nos odia con toda la fuerza de su gravedad, de I.J Hernández

La luna nos odia con toda la fuerza de su gravedad

La luna nos odia con toda la fuerza de su gravedadEs la segunda vez que leo algo de I.J Hernández, este publicista  y escritor de La Palma. Mi primera experiencia con él fue gracias a su poemario Me preguntaron por drogas y hablé del amor. Si pincháis en el enlace podréis leer la reseña. Si no tenéis ganas, os cuento que al principio me enfrenté a él con bastante reticencia. Es ese miedo que tengo a leer la poesía de jóvenes poetas actuales. Me he llevado muchos chascos y por eso suelo leerlos con la coraza puesta. Pero I.J Hernández consiguió que acabase su poemario sin coraza, desnuda y agradecida. Su poesía me llegó. Su tristeza, su rapidez y esa conexión que hizo que mi corazón parpadease. Me gustó. Por eso, cuando supe que iba a publicar nuevo libro quise leerlo, para saber si era verdad esa conexión, si aún continuaba.

La luna nos odia con toda la fuerza de su gravedad no es un poemario, es una novela. Aunque os diré algo: con I.J Hernández es muy difícil marcar los límites entre la prosa y la poesía, porque el poeta no puede evitar serlo. Ese estilo poético del que os hablaba hace unas líneas está presente en esta novela. ¿Y sabéis qué? Me encanta. Me encantan los escritores que no se esconden, que no fingen, ni pretenden ser otros. I.J Hernández es genuino y es algo que encuentro maravilloso.

Es difícil haceros una reseña en pocas líneas sobre este libro porque creo que es un libro que necesita ser leído y no contado. ¿Os parece raro? La rapidez, el ritmo y la lírica de su prosa son las culpables, benditas culpables, de que hablar sobre él me resulte complicado.

El nexo común para todos los personajes de esta novela es la ciudad de La Laguna y un mismo edificio, el edificio Luna. Allí viven Eleanor Smith, una joven que descubre en África el secreto de la inmortalidad. También está Salvatore Curtis, un escritor de novela negra que para poder escribir ha de meterse en la piel del asesino. O Victoria, una joven que una noche desaparece sin dejar rastro.

Personajes raros, ácidos, míseros y al mismo tiempo emotivos. Porque, aunque parezca difícil, el autor consigue que nos metamos en su piel, en lo más profundo de sus pensamientos y que vivamos con ellos esas extrañas aventuras que completan el conjunto de esta novela.

La luna nos odia con toda la fuerza de su gravedad no es un novela fácil, no os mentiré. Ni si quiera sé si es apta para todos los públicos. Y con para todos los públicos me refiero a todo tipo de lectores. Pero sí sé que los lectores que nos sentimos retados, que conseguimos conectar con I.J Hernández nos rendimos. ¿Yo? Me rindo de nuevo ante su compleja escritura, ante sus frases rápidas como balas, ante la sordidez y lo genuino.

Este aire fresco que nos ofrece el autor en La luna nos odia con toda la fuerza de su gravedad es todo un regalo para los amantes de la literatura.

 

Un comentario en “La luna nos odia con toda la fuerza de su gravedad, de I.J Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *