Publicado el

La mejor comida picante del mundo

La mejor comida picante del mundo

La mejor comida picante del mundo, de Lonely Planet

La mejor comida picante del mundoA la hora de viajar todos tenemos nuestras prioridades y preferentes. Unos buscan la tranquilidad, otros el riesgo, otros los monumentos… y otros la gastronomía. Yo me incluyo en el último grupo. Y no quiero decir que solo viaje a sitios buenos gastronómicamente hablando, pero sí que suelo intentar degustar el máximo número posible de especialidades culinarias de todos los sitios que visito. Muchos de mis mejores recuerdos viajeros van asociados a restaurantes, puestos callejeros o comida étnica… ¡y cuanto más picante mejor! Es por eso que cuando me enteré de la existencia de un libro como este mis ojos hicieron chiribitas.

Y es que los amigos de Lonely Planet, los mejores en su campo, editan esta guía de La mejor comida picante del mundo, un híbrido entre libro de recetas y guía turística donde nos proponen un viaje alrededor del mundo con la capsaicina, ese principio activo que hace que nos “salga fuego” por la boca, como principal nexo común.

Los autores del libro traen un total de cien recetas de lo más variado, desde España a Corea, pasando por mecas del picante como Tailandia o la India. Las recetas vienen con explicaciones sencillas y claras, pudiendo preparar los más ardientes manjares en pocos pasos.

Las fichas que desmenuzan cada receta son de lo más completas. No solo aparece el modo de preparación y los ingredientes, también se le añaden varios textos que explican qué es cada plato, su origen, las experiencias de los que lo han probado, sus variantes y sobre todo, los mejores lugares del mundo para probarlos.

Hace un mes que llegó el libro a mi casa, y ya he podido disfrutar cocinando alguna de sus recetas, como las papas a la huancaína (deliciosa especialidad de la cocina peruana, una de mis favoritas), la jambalaya (como una paella pero muy especiada) o el mosterdsoep (una curiosa y sabrosa sopa de mostaza holandesa). Lamentablemente, España sale poco representada en esta guía, pues aquí solo el chorizo (escasamente) y los pimientos de Padrón entran en la lista de La mejor comida picante del mundo. Y en los segundos cada día es más difícil encontrar pimientos de los buenos, de esos que te dejan la lengua inservible durante una o dos horas.

Como también es de esperar, muchas de las recetas son difíciles de preparar, y no por su laboriosa preparación, sino por la dificultosa tarea de encontrar aquí varios de los ingredientes. En nuestras despensas no suele haber arroz tostado molido, hojas de padano, cassareep o semillas de alcaravea, pero aún así podremos hacer la mayor parte de recetas de este libro. O siempre nos quedará otra opción, mucho más estimulante, que es el viajar directamente a sus lugares de origen para degustarlo.

Además del centenar de recetas, el libro nos trae las fichas para la preparación de varios condimentos o salsas, así como un glosario de ingredientes, varios de ellos totalmente desconocidos en nuestra mesa. Así que ya saben, ahora que se acerca la Navidad… ¿por qué no innovamos? Dejemos por una vez los habituales asados y el marisco y sorprendamos a nuestra familia con un exótico pollo piri-piri o unos camarones a la diabla que harán retorcerse a nuestras papilas gustativas. Por eso lo mejor es coger este libro de La mejor comida picante del mundo y empezar el 2016 de una manera bastante “ardiente”. Y que no falte nunca el curri y las guindillas en nuestra despensa, oye…

César Malagón (@malagonc)

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *