Publicado el

La niña, el corazón y la casa

La niña, el corazón y la casa

La niña, el corazón y la casa, de María Teresa Andruetto

La niña, el corazón y la casa

 

 

Si tuviera que colocar todos los recuerdos que tengo de mis cinco años, creo que cabrían en una caja pequeña, pues ya no conservo tantos. La imagen de mi mejor amiga en el jardín de mi barrio, el diente que se me cayó el primer día de clases, los lápices  con los que pintaba los dibujos, la bicicleta que tenía en la casa de mi abuela, el show infantil que miraba todos los mediodías… El tiempo y los años hacen estragos en las mentes de las personas, sobre todo de los adultos jóvenes en los que nos hemos convertido, repletos de proyectos y actividades diarias.

Tina conserva lo mejor de tener cinco años, eso que todavía recuerdo con claridad: la inocencia, la ingenuidad y la paciencia. Como cualquier niña de su edad, los afectos son lo más importante y los juegos con sus amiguitas son un ritual irremplazable. Tina es una niña valiente pero con un corazón sensible y tierno que vive con su abuela Herminia y su papá en un pueblo. Asiste al Jardín como una niña aplicada y pasa muchas de sus tardes jugando con su vecina Carlota.

Lo que sucede en el libro La niña, el corazón y la casa tiene que ver, en gran parte, con los sentimientos profundos de Tina. Es que a su corta edad debe resolver un gran interrogante: por qué su mamá no vive con ella. Por lo que se comenta en el libro,  la señora vive en otra casa y en otro pueblo con el hermanito de Tina, Pedro. Ella y su papá visitan a la mamá y al niño todos los domingos sin excepción y es en ese encuentro fraternal en el que Tina se siente dichosa. Ama a su mamá y a su hermano, aunque su pequeña y frágil realidad no le permite comprender por qué sus padres viven separados y ella no puede jugar con Pedro todos los días.

Si hay algo que admiro de los escritores infantiles y juveniles es la capacidad que tienen de haber recordado el clima, la personalidad y los rasgos que todos tuvimos de  niños pero que se fueron desgastando con la vida adulta. Estos autores, como María Teresa Andruetto, aún conservan la “chispa” interna de la niñez y pueden volcarla a un libro con una facilidad asombrosa.

Pero si volvemos al libro, encontraremos en este pequeño volumen dedicado a jovencitos la historia de Tina y su familia, los recorridos de los domingos y los paisajes familiares cotidianos (muy argentinos y cercanos). Tina se basa en sus afectos pero sin dudas es a Pedro a quien más ama y con quien quiere pasar la mayoría del tiempo. Pedro, su hermanito, tiene síndrome de Down y es muy interesante como la autora ha podido incluir ese rasgo en el libro desde la visión de una niña de cinco años quien entiende la situación pero no restringe por eso sus sentimientos más profundos.

Leer un libro para jóvenes cuando ya estoy acostumbrada al ritmo oscuro de los ejemplares más “adultos” me parece un oasis y un viaje al pasado. Sin duda, los sentimientos puros que se reflejan en este libro son en realidad los más importantes y los que me gustaría que se pudiesen reflejar en todos los libros y de todas las temáticas. La niña, el corazón y la casa repasa las experiencias de Tina en cuanto a su hermano, sus padres separados, su abuela Herminia y la casa que imagina en donde todos pueden convivir y ser felices.

María Teresa Andruetto hizo de este ejemplar una fotografía al pasado de cualquier adulto y rescató los sentimientos más tiernos, esos que son inolvidables.

Georgina Marrapodi

georginamarrapodi@librosyliteratura.es

10 comentarios en “La niña, el corazón y la casa

  1. ¡Qué buena reseña! Me has dejado con ganas de leerme ya el libro y recuperar parte de esa inocencia de nuestra niñez.
    Besotes!!!

  2. Nuestra `primera visita,
    no será la última.

  3. En las separaciones de los padres, sean por el motivo que sean, los hijos siempre sufren, simpre pierden, se les roba algo a lo que teienen derecho. De repente me he acordado de un fragmento de El Lector, en el que lo expone muy bien.

    Un libro que parece muy intresante, como la presentación que nos ofreces de él.

  4. Ya te hice saber que la reseña me pareció hermosa y me dieron muchas ganas de leer el libro.
    No sólo cuando leí su contraportada ya me habían dado ganas sino que con tu reseña estoy dudando si no lo pongo enseguida en la lista de próximos a leer.

    Te felicito!

  5. Sí, tu reseña es hermosa, de verdad de la buena =) Y dan ganas de leer ese libro, porque como vos decís, no viene mal que nos rescaten un poco de esta vida adulta y aburrida para llevarnos a aquella tan hermosa; y coincido en algo más con vos: leer este tipo de literatura es genial luego de leer tantas novelas “adultas” Un saludo y un abrazo argento!

  6. Margarita: Creo que con este libro podrás recuperar una gran parte de los recuerdos de la niñez. Gracias por tu comentario.

    Piensaenbrooklyn: Gracias por pasarse y los esperamos pronto.

    Rose: Gracias 🙂 Es super recomendable aunque sea literatura juvenil. Apto para todas las edades. Un beso grande.

    Susana: Muchas gracias por tu comentario. Tiene muy buenos sentimientos para expresar. Saludos!!

    Roberto: Tal cual, los sentimientos genuinos de la niñez nos abren un poco de la rutina de la vida adulta. Otro abrazo grande!!

  7. Estupenda reseña, realmente me has dejado con ganas de leerlo. Hace días que lo vengo observando en mi librería habitual, ya es hora de que me decida…
    http://milcosasquenotedije.blogspot.com/

  8. Hola Benito, muchas gracias por tu comentario. Espero que te animes a leerlo, no te va a defraudar!
    Saludos!!

  9. Georgina, me gusto mucho la reseña, vi el libro en una revista y como hablaban muy bien de la Autora quise averiguar un poquito sobre el libro y me terminaste de convencer. Que hermoso que hablaste del libro, ya que muchos adultos, tal vez, no puedan hablar así sobre un libro que cuenta la vida de una niña, de sus pensamientos y preocupaciones. Tengo 16 años y como por suerte puedo ver muchas cosas como una niña pero otras no, gracias a vos pude ver lo especial del libro. Muchas gracias

  10. Me dormi leyendo ZZZZZZZZZZZZ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *