Publicado el

La Trilogía de Nueva York

la-trilogia-de-nueva-york

La Trilogía de Nueva York, de Paul Auster

la-trilogia-de-nueva-york

En febrero de 2009 conocí, literariamente hablando, a Paul Auster. Tras ver insistentemente reseñas suyas en varios blogs que frecuento, decidí darle una oportunidad al Premio Príncipe de Asturias de las Letras de 2006. Empecé con “Un hombre en la Oscuridad”, y no fue muy difícil que se convirtiera en mi escritor favorito tras leerme, casi de una tacada, “Brooklyn Follies”, “Tombuctú” y “El libro de las Ilusiones”. En 2010 sólo había leído su última novela, “Invisible” reseñada por Javier.

Poco a poco voy haciéndome con su bibliografía, y la voy devorando despacio, porque no quiero empacharme de Auster, aunque lo vería difícil. La última experiencia con el de Newark ha sido con su famosa “Trilogía de Nueva York”, la que para muchos es su obra maestra.

En esta trilogía nos encontramos con el Auster más detectivesco narrando tres relatos independientes en un principio, aunque con muchos puntos en común. Los tres, como no podía ser menos, se encuadran en la maravillosa ciudad de Nueva York, y nos encontramos con tres personajes muy oscuros, que se van autodestruyendo poco a poco según avanza el relato, creando una angustia en el lector, que ve como los detectives pasan de ser cazadores a ser cazados.

En Ciudad de Cristal, el primero (y para mí, mejor) de los relatos, nos encontramos con Quinn, a quien confunden por teléfono con un detective llamado…¡Paul Auster! Quinn decide seguir la bola y empieza a trabajar bajo la personalidad de dicho detective. Como no podía ser de otra forma, el relato está lleno de historias paralelas, coincidencias e innumerables referencias bibliográficas a diversos autores (Cervantes incluido). Todo es…”muy Auster”, diría yo.

La historia engancha desde un principio, y la búsqueda que hace Quinn de Stillman está escrita de forma magistral. Quizá sus repetitivas descripciones de las calles neoyorkinas que recorren los autores puedan ser algo pesadas, pero a mi no me lo parecieron en absoluto. Y es que toda novela que se desarrolla en la “Ciudad de los rascacielos” me enamora, como me pasó con Brooklyn Follies. Como anécdota, el propio Auster hace un “cameo” en el relato, junto con su mujer, Siri.

El relato de Fantasmas es el más corto de los tres, y quizá el menos llamativo. Los nombres de los personajes están representados por colores. El señor blanco contrata al detective Azul para que espíe a Negro. Esta fórmula desquicia al principio, lo que se tarda en familiarizarse con los personajes. La historia tiene partes que enganchan, pero su ritmo es lento, a pesar de contar con pocas páginas. Auster quiere hacer un relato en el que la soledad y el engaño juegan un gran papel en la autodestrucción del detective Azul, pero creo que su idea no termina de estar bien definida.

Cierra la trilogía el relato de La habitación Cerrada. El protagonista recibe noticias de que su amigo de la infancia, Fanshawe ha desaparecido, y su última petición fue que examinara y publicara su obra. Otra vez, el protagonista empieza a obsesionarse y a caer en picado; a autodestruirse gracias a lo que Fanshawe representa en su vida.

Para ser su obra maestra, como dicen algunos, la impresión que se me queda es algo fría. Me gusta y me gustará Auster, pero en estos relatos le veo más pesimista y abstracto que nunca. Gracias a su maravillosa prosa, sus libros se leen fácil, pero en este no me he terminado de sentir tan pleno como en los que os enumeré al principio. Como todo en Auster, sus libros parecen ensayos estilísticos. El americano busca nuevas formas de narrar, otras perspectivas y formas de encadenar historias. En esta ocasión los tres relatos quieren ser sólo uno, algo que no he terminado de entender. Quizá no estaba lo suficientemente receptivo.

Aún así, os recomiendo que conozcáis a este gran autor, que nunca, o casi nunca, os defraudará

LO MEJOR: Sentir gracias a Auster, las calles, los parques y los rincones de la ciudad de Nueva York

LO PEOR: Demasiado abstracto y obsesivo en ocasiones

César Malagón cesar@librosyliteratura.es

Otros libros recomendados

9 comentarios en “La Trilogía de Nueva York

  1. Estoy de acuerdo contigo, La trilogía de Nueva York es, para mí, lo menos bueno de Auster. Son historias demasiado complejas, enrevesadas, abstractas que en muchos momentos no hay por dónde cogerlas o entenderlas. Nada que ver con el resto de libros de Auster. Conozco a varias personas que han leído a este autor empezando por este libro y se les han quitado las ganas de leer más libros de Auster. Pero creo que hay que saber que este libro es muy diferente y que los otros son muchos mejores. Al menos esa es mi opinión después de haber leído Tombuctú, El país de las últimas cosas, El libro de las ilusiones, La trilogía de Nueva York, Brooklyen Follies y La música del azar. Un abrazo.

    Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

  2. A mí me sucede lo mismo: Auster es uno de esos autores cuya obra quiero leer al completo y la voy dosificando. Aún no le ha tocado el turno a la “Trilogía de Nueva York”, así que no puedo opinar, pero todos los que he leído, y ya van siete, me han gustado, excepto “Viajes por el Scriptorium”.

  3. A mí no me mató mucho. La idea no estaba mal pero es realmente enrevesado y te llegas a aburrir leyéndolo.

  4. Auster es un gran fabulador y este libro es una gran prueba de ello. Fue el primer libro suyo que leí cuando ni siquiera conocía muy bien al autor y la fama que tendría años después por lo que quizá no lo valoré. Leyendo tu reseña y recordando esos relatos puedo enlazarlos con todo lo que ahora conozco de su obra y cómo se enlazan sus temas recurrentemente. Y me apetece volver a leerlo.

    Un abrazo.

  5. A mí me gustó el libro, aunque es cierto que el segundo relato de la Trilogía es insufrible, pero ya pueden verse muchas de sus constantes: la ausencia del padre, la casualidad, la suplantación de personalidad… Desde luego, me parece mucho mejor lo que escribió después; fue madurando y asentándose, aunque te confieso que a mi la recurrencia de sus temas y el volver tantas veces sobre los mismos arquetipos llegó a cansarme

  6. Coincido plenamente. El primer relato me encantó, pero el segundo y el tercero me decepcionaron un poco… la verdad es que me aburrieron bastante. “La noche del oráculo”, mucho menos nombrada, me gustó mucho más.

  7. Helena, totalmente de acuerdo contigo, “La noche del oráculo” me gustó más, pero el final… no tanto. La que me ha gustado principio y final es la que puse antes. Miguel, a mí también me puede llegar a cansar la recurrencia a esos temas, voy a dejar pasar un año antes de leerme uno, mínimo.

  8. Yo la verdad que hasta ahora lo que leí de Auster me gusta TODO. Es verdad que a veces se repite, y que a algunas historias no termina de redondearlas, pero tiene una narración tan agradable, y tan atrapante, que se ma hace difícil citar otro autor cómo este.
    Ahora estoy leyendo El libro de las ilusiones, y hasta ahora va impecable.

    Saludos

  9. Yo leí la trilogía de nueva york, y me pareció muy bueno, aunque un poco deprimente para mí, creo que esperaba un final un poco menos destructivo (creo que me gustan los finales felices xD). Pero no me aburrió para nada, y creo que pude entyender bien la conexión entre las tres historias.
    Ahora creo que voy a buscar un libro más alegre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *