Publicado el

Veva

Carmen Kurtz - Veva

Veva, de Carmen Kurtz

Carmen Kurtz - Veva

Un libro original, divertido y emotivo en el que Veva cuenta todo lo que le ha sucedido en sus escasos nueve meses de vida..

Veva tiene nueve meses y va a contarnos, en primera persona y desde su particular punto de vista, todo lo que le ha sucedido en su corta vida.  ¿Un libro sobre un bebé que habla?  Como a veces peco de prejuicioso, estaba convencido de que me iba a encontrar con una historia algo tópica, del estilo de Mira quién habla, pero este título de Carmen Kurtz me ha sorprendido, y por más de una razón.

En primer lugar, no es que Veva sea capaz de expresarse a la perfección, sino que, por si no lo sabían, todos los bebés nacen sabiendo hablar, caminar, comer solos y todo los demás, pero no lo hacen para no asustar a los adultos.  Además, es mucho más cómodo que te mimen y te lo den todo hecho.  Pero Veva es una chica rebelde y no está dispuesta a esperar años para tener una relación de igual a igual con su querida abuela sólo porque ésa sea la costumbre.  Así que, en cuanto su madre se reincorpora al trabajo y se queda a solas con “buela”, comienza a mantener con ella conversaciones sobre los temas más variados mientras la ayuda con las tareas domésticas.  La naturalidad con la que la pequeña lleva esta doble vida –compañera para su abuela, bebé para el resto– hace que la historia sea original y divertida.

Veva no es un personaje cómico que busca la risa del lector con su interpretación infantil del mundo adulto; el libro es divertido porque los dos personajes principales, Veva y su abuela, contagian al lector su alegría y su vitalidad.  De hecho Veva no parece un bebé parlante, pues aunque lo desconozca casi todo, es uno de los miembros más sensatos de la familia.  A través de ella, Carmen Kurtz trata de acercar a los lectores más jóvenes una visión crítica (aunque se trate de una crítica amable) de la sociedad y de las relaciones familiares.  Es cierto que los treinta años que han transcurrido desde su publicación (y ya hacía muchos años que se había escrito cuando se dio a la imprenta) no han pasado en balde y la sociedad que describe Kurtz es muy diferente de la de hoy: la infancia de Veva se corresponde más con la mía que con la de mis hijos.

Aún así encontraremos muchos temas que, por desgracia, no envejecen, como el machismo o la situación de los ancianos en la familia, y otros que son intemporales, como los celos entre hermanos o la religión.

Pero no debe extrañar a nadie que estemos ante una gran obra, un libro con el que, en palabras de la poeta Ana Moix, “la literatura infantil ha dejado de ser en España un género menor”.  Carmen Kurtz es una gran escritora que logró ganarse el reconocimiento en unos años en los que el panorama literario estaba dominado por sus colegas masculinos.  Premio Planeta en 1956 con El desconocido, forma parte de ese grupo de escritoras, junto con Carmen Laforet, Ana María Matute y Carmen Martín Gaite, que en la segunda mitad del siglo XX consiguieron demostrar que para hacer buena literatura poco importa ser hombre o mujer.

En principio, tratándose de un texto algo extenso, que toca temas complejos, con pocas ilustraciones y con un vocabulario de una riqueza y una variedad que ya quisieran algunas obras para público adulto, parece indicado para niños de al menos 8 o 10 años.  Pero ya conocen mi opinión: subestimamos la capacidad de los más pequeños para comprender y disfrutar la lectura.

No sólo los pequeños van a disfrutar de Veva; los adultos van a recuperar muchos recuerdos de su propia infancia con este libro ameno y emotivo, divertido e inteligente, uno de esos que contagian al lector optimismo y esperanza.  Además podrán verse a sí mismos con otros ojos; los de sus hijos.

Javier BR

javierbr@librosyliteratura.es

 

7 comentarios en “Veva

  1. Me ha gustado la reseña y es cierto que el libro tiene pinta de ser muy divertido por su originalidad.

    Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

  2. Gracias por tu comentario, Goizeder. Es cierto que es divertido, a la vez que emotivo. Además es un libro muy bien escrito.

  3. Qué recuerdos! Lo leí en el cole hace casi 20 años. También leímos Veva y el mar. Creo que lo volveré a leer! Gracias por recordarlo!

  4. La verdad es que es un libro entrañable; a mí, aunque no lo leí en su día, también me ha traído muchos recuerdos de cómo era ser niño en los 70 o los 80. Un saludo y muchas gracias por tu comentario, Almudena.

  5. pues me ha gustado mucho tu reseña y me llevo el título anotado en mi libreta del plan infinito ¡gracias Javier!

  6. Muchas garcias a ti, Ale. Espero que lo disfrutes.

  7. Fue uno de mis libros favoritos de mi infancia, creo que aún está en casa de mis padres, así que lo pienso volver a leer en breve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *