Categorías
Acantilado James Thurber Libros de Drama Libros de Humor Libros de literatura anglosajona: literatura inglesa y americana Libros de narrativa breve: cuentos y relatos cortos Reseña

La vida secreta de Walter Mitty

“La vida secreta de Walter Mitty”, de James Thurber

la vida secreta de walter mitty

Aprovechando que Ben Stiller protagoniza y dirige la película homónima (que ya tuvo una primera versión en 1947) Acantilado reedita La vida secreta de Walter Mitty. Si antes tenía curiosidad por ver la película  –¡con un trailer de seis minutos!– ahora aún más, pues mi interés se ha acrecentado al saber que el relato en el que se basa el filme de casi dos horas tiene exactamente nueve páginas. (No hago otra cosa que dar datos numéricos, ¡qué barbaridad!).

Seguro que muchos de nosotros, por no decir todos, soñamos despiertos, sobre todo cuando estamos aburridos. Y eso es algo bueno y beneficioso según dicen los psicólogos. Pero es más. Existe el denominado “síndrome de Walter Mitty”, que consiste en pasar más de la mitad de la vida en un mundo imaginario, fantaseando ser alguien que nos hubiera gustado ser y vivir aventuras que nos gustaría que nos sucedieran para poder escapar de una realidad rutinaria y “normal”. Y eso, la alarmante desproporción entre tiempo soñando y tiempo viviendo “en real”, es lo grave.

Es eso precisamente lo que le sucede al protagonista de nuestro relato. Aburrido y cansado de su vida por tener una esposa dominante, imagina ser un piloto de guerra al mando de un bombardero en medio de una tormenta; más tarde, al pasar por un hospital, será un cirujano de renombre; luego un hombre juzgado, héroe sentenciado a morir fusilado… Y todo eso en el transcurso de tiempo que va desde que acompaña a su mujer a la peluquería hasta que la recoge. Cada vez que su rol cambia se debe al brusco descenso a la realidad, ya sea por su mujer, por un dependiente o por un peatón…

Pero realmente, La vida secreta de Walter Mitty que nos trae Acantilado debería titularse “La vida secreta de Walter Mitty y otros 24 relatos cortos de James Thurber” para evitar confusiones. Antes de leer el libro yo estaba convencido de que las 159 páginas de este giraban en torno a Mitty y que era una novela… Pero no. Hay otros cuantos relatos cortos, algunos tan breves que constan solo de dos páginas, cosa que en algún caso se agradece.

Son todos ellos unos relatos suaves, en los que cuenta cosas cotidianas, historias costumbristas en las que se pretende sacar el lado cómico, aunque no siempre se consigue.

Destacable es el retrato que Thurber hace de Rex, un bull terrier que tuvo en la adolescencia en, Instantánea de un perro. Thurber tuvo especial predilección por los perros y en este relato se nota. Recomiendo leerlo con tranquilidad y un pañuelo cerca.

También me ha gustado bastante Algo que decir, en donde se habla de un excéntrico personaje, Elliot Vereker, el cual es gracioso siempre que no sea conocido tuyo, porque en ese caso no tendrías más remedio que matarlo.

El sorprendente caso del señor Bruhl es otro de los relatos que me han gustado. Una mezcla entre película de Hitchcock y paranoía kafkiana que de tan obsesiva se vuelve cómica, aunque no lo sea.

Y por último, los tres o cuatro primeros relatos, todos ellos en torno al señor Monroe, tienen algo que hacen que su lectura sea muy agradable, a pesar de no contar grandes cosas y de destilar una misoginia por la que acabó siendo famoso.

Sin ninguna duda, el relato que más llama la atención, el que todo el mundo quiere leer por ponerse de moda gracias a la peli, el más extenso y el más mejor en definitiva, es el que lleva el título del libro. Es el más divertido, gracioso, pero también trágico si se le da una segunda lectura (¿un pelotón de fusilamiento para escapar de la realidad?) Bien escrito, con humor y conocimiento de las relaciones interpersonales y de pareja. Es un gran relato.

Del resto de cuentos hay quien dice que son una delicia.

Por Diego Palacios Marxuach

Hijo de puta, cabronazo, perro y agilipollado son palabras que encontrarás en sus reseñas. Aquí se publican opiniones de libros sinceras, pero nadie dijo que estas tuvieran que ser políticamente correctas. Autor de Valeria y El diablo da las llaves del cielo, odia los adjetivos superlativos y lee todo lo que incluya violencia, humor negro y perros. Con filia a los cómics y fobia a la novela mediática. Por lo demás, un chico normal, amigo de sus amigos y mierdas de esas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *