Publicado el

Logicomix

logicomix

Logicomix, de Christos H. Papadimi y Apostolos Doxiadis

logicomixNo me interesan nada las matemáticas, pero nada de nada, y a pesar de ello hice el bachiller con ellas incorporadas, quizás para que nunca dejasen de formar parte ni de mi vida ni de mis sueños, de los peores, ¡claro! Tras mis estudios de Derecho pensé que nunca más tendría que pensar en ellas, pero mi reciente interés por los cómics, ha hecho que mis amigos me consigan cosas realmente interesantes y sobresalientes, como Logicomix, esta novela gráfica escrita por Apostolos Doxiadis, nacido en Brisbane (Australia) en 1953, aunque  por el apellido todos podemos intuir su origen griego.

Doxiadis ingresó  los 15 años en la Universidad de Columbia, y posteriormente se graduó en Matemáticas Aplicadas en la École Pratique des Hautes Études de París. El propio Apostolos nos presenta a su colaborador en el libro, Christos Papadimitriou, profesor de programación informática en la Universidad de Berkeley. Las ilustraciones del cómic corren a cargo de Alecos Papadatos,  y Annie Di Donna, personajes que también conoceremos a través de las viñetas.

Esta novela gráfica se escribió originalmente en inglés, pero fue traducida al griego por el propio Apóstolos Doxiadis y su publicación en Grecia, 2008, fue un año antes que la edición de Estados Unidos y Reino Unido. Esta edición exquisitamente traducida al español por Julia Osuna Aguilar, no llegó hasta finales de 2011 de la mano de la editorial Sins Entido.


Pero ya sabía yo que mi amigo Boni no me traería un libro sobre matemáticas solo para complicarme la vida, ¿de qué servía que me hablasen de personajes como Gottlob Frege, Ludwig Wittgenstein, David Hilbert o Henri Poincaré?, pero pronto me di cuenta de que mi pasión, y la de él,  por la filosofía y la lógica, era lo que había hecho que quisiera compartir conmigo esta experiencia lectora.

Me ha gustado el planteamiento de la obra, la presentación de los autores y la forma de llevarnos por terrenos tan inestables para mis pies como son la filosofía, la  lógica y las matemáticas.

A través del Bertrand Rusell, y de su propia vida, recorreremos la historia moderna de las matemáticas que abarca desde finales del siglo XIX hasta la actualidad. Viviremos junto a los más grandes matemáticos de la historia moderna la búsqueda de la certeza absoluta.

Los autores nos sitúan el inicio con el estallido de la Segunda Guerra Mundial y Bertrand se dispone a dar una conferencia sobre lógica y guerra en una universidad americana. Durante la conferencia nos va contando su vida desde que empieza a interesarse por las matemáticas y, como no, por la lógica. Conoceremos tanto su vida pública y como la privada, y, aunque como ya nos dicen los propios autores cuando nos hablan entre la viñetas, aunque los personajes que intervienen en la historia fueron figuras reales, esta obra deberemos decir que es una novela histórica de ficción, ya que muchos de los hechos que narra no son reales, pero nada de ello se le oculta al lector.

Está muy bien esto de haber elegido a Bertrand ya que no da la imagen típica que todos podamos tener sobre un “matemático”, y es que este hombre era mucho más que eso, era un pensador, un filósofo y un pelín Donjuán. Parece que tenía tiempo para todo, y además, como todos estos talentos de la historia, era raro, y este siempre me ha parecido uno de los grandes misterios de la mente humana ¿Por qué todos los talentos tienen  un punto de locura? ¿Dónde está la línea que separa la locura de la genialidad?

Yo siempre he descubierto en mí ese punto de locura, pero el de la genialidad no la veo aparecer por ninguna parte… Será que mi reino no es de este mundo 😛

Susana Hernández

2 comentarios en “Logicomix

  1. Bueno, Susana, ya sabemos que los poetas no son de este mundo, están aquí para hacérnoslo más bonito, como has hecho ooooootra vez con este cómic, joé. He venido fuerte, con una férrea voluntad de no picar, y a mí que me encantan las matemticas, aunque no me sean fáciles, este libro me apetece para mí, y para más de un cercano.
    Otro más a tener en cuenta.
    Un abrazo 😀

    1. Querida Icíar, pobrecica mía!!!! Claro, es lógico que para alguien que le gusten las mates y además sea tan refleiva como tú, este cómic sea miel sobre hojuelas 😛

      La verdad es que al principio pensé que tampoco este cómic sería para mí, pero me ganó la curiosidad y una vez iniciada la lectura … Imposible dejarlo. Hay cómics que se convierten en clásicos por mérito propio.

      Besicos !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *