Publicado el

Lolita

Lolita

Lolita, de Vladimir Nabokov

LolitaTítulo: Lolita
Autor: Vladimir Nabokov
Editorial: Anagrama
Páginas: 392
ISBN: 9788433970855

Así empieza todo:

“Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta. Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.”

¿Será un hándicap para poder entender o comprender el porqué para tanta gente Lolita es su novela de cabecera o la definen como obra maestra, no haberla leído en inglés?

No puedo saberlo porque yo he leído una traducción al castellano. Si bien, como en la mayoría de las traducciones, respetando en una primera lectura tanto la poesía en ingles, como todo lo que en francés él escribió. No es el primer autor que conocemos que cambia su idioma materno para continuar por el mundo de la gran literatura. Lo que sí llama la atención es el domino del doble sentido que le da en muchas ocasiones a las palabras o la composición de los nombres; no dejen de leer todas las notas a pie de página, bien en una primera lectura o en una segunda con mayor profundidad.

Es curioso que este autor ruso no me recuerde especialmente a ninguno de los viejos maestros de la literatura rusa, claro que tengo que decir que esta es la primera novela que leo de Nabokov, y me ha recordado más a algunos autores norteamericanos… O tampoco, porque la verdad es que me ha parecido sencillamente inclasificable y genial. Será por esa mezcla que al parecer su padre le leía cuando aún era sólo un niño, Los Miserables y El Quijote, ahí es nada la base del escritor.

No es de extrañar esos saltos de primera a tercera persona, del lenguaje más directo, casi epistolar, al más distante y delirante lirismo, es como magia, brillante y sencillo, una espectacular y dificilísima mezcla solo al alcance de los privilegiados.

Es lo que tienen, además, este tipo de obras maestras, que bien las leas hace 50 años o las leas ahora mismo tienen la misma frescura y la misma actualidad. Porque estamos hablando del ser humano, de sus contradicciones y de sus miserias, del horror y del dolor. Y para ello se vale Nabokov de las palabras. Palabras, por otra parte, genialmente seleccionadas, casi poesía, sí, poesía para narrar el horror.

(Utilizo ahora esta imagen de mi compañero Francisco Cid, de su excelente reseña de esta misma novela, porque es la mejor composición que he encontrado para ilustrar todo lo que yo quería decir)

lolita-nabokovPero no crean ustedes que encontraran una historia de pedofilia contada de forma sórdida o casi pornográfica, el que busque algo que no sea literatura y humanidad que no se adentre en Lolita, ni tan siquiera aquellos que crean que todo el mundo puede haber tenido un sueño irrealizable o incontable, ni así, porque el protagonista es un hombre enfermo que tortura, abusa y viola, y sabiéndolo lleva una vida sórdida y grotescamente inmoral. Lo cierto es que con su enfermedad y su demencia, el autor, sabiamente, nos aleja de la realidad, del sentir de Lolita, del vacío de Lolita, ¿Qué siente Lolita? ¿Qué piensa Lolita? ¿Qué quiere Lolita? ¿Dónde estaba y en qué pensaba yo mientras Lolita se quedaba sin vida?

Me quedo con el recuerdo de esa Lolita con futuro, esa que sabe reconocer y escupir a H.H. la frase infinita de: “El sólo me robó el corazón, tu me robaste la vida”.

Cuándo muchos piensan que H.H. podría ser el propio autor, a mí, hoy, no me queda más remedio que creer que Lolita es el propio Nabokov intentando rehacerse en un territorio extraño.

Una novela magistral por su forma y por su fondo que bien merece una buena reunión de Club de Lectura.

La película… Esos son terrenos más pantanosos de los que podéis dejarme vuestras opiniones.

Susana Hernández

Otros libros recomendados

17 comentarios en “Lolita

  1. Y pensar que Lolita tiene su antecedente en otra novela tan breve como brutal “El hechicero”, en ella Nabokov desmadeja toda la pedofilia sin miramientos, causa desconcierto y estupor su lectura. No entiendo por que es tan desconocida esta obra.

  2. No he tenido el placer(o no) de leer este otro libro del autor, aunque lo que sí he leído es que no quedó convencido de lo que quería decir y por eso escribió Lolita. De todas formas supongo que ahora leeré más de Nobokov y veré si encuentro esta otra novela que me recomiendas. Gracias por tu comentario

  3. Susana, vengo a pasar un rato contigo, con taza de té humeante y con la mente repleta de preguntas. Me ha encanado leer tu reseña sobre Lolita, lo bien que tratas a la novela y autor…desde el punto de vista enfermizo se ve de otro modo…pero, mi querida Susana, veo tantas veces situaciones similares, ausentes de escrúpulos y sin enfermedad en la que disculparse, que me cuesta creer que ese personaje, no exista en la realidad…Creo que la enfermedad, o el no tener límites en el mundo de los placeres…o incluso el ser sincero y decir…me atrae una niña…en fin…creo que no tiene que estar relacionado con la enfermedad. Pero, sin duda alguna, yo no soy la más idónea para hablar de un libro que solo he ojeado,…estoy segura que Nabokob escribe de maravilla…y ahora voy a decir una burra…pero es una pregunta que tengo latente dentro de mí…¿No será Woody Allen en su vida privada, igual que el personaje de la novela? ¿No serán sus obras filmográficas, representación de lo que hay en su interior, que además refleja con toda maestría, y no por ello es un enfermo? No lo sé…miles de dudas me asaltan. Algún día, con otro libro, daré una oportunidad a Nabokob,…de momento, siendo testigo de anónimas vidas humanas que he de ver a diario, no puedo irme a la literatura para encontrar más o incluso disculpar un comportamiento similar.
    Un abrazo muy grande y siento haberme extendido…

    1. Qué interesante, María! Espero que nadie vea en mi reseña una disculpa, ni por pequeña que sea a la pedofília. En absoluto!!! En el caso de Nabokov, de hecho me pregunté muchas veces porqué es recurrente en su literatura, y por su forma de escribir quiero pensar que buscaba una forma de comunicar lo peor con lo mejor… Jugar con la literatura como juega con las palabras. Es complicado, pero este hombre parece que tuvo una vida familiar normal aunque vete tú a saber! El libro no hace ningún juicio moral, eso dicen algunos, pero lo hace, claro que lo hace, el libro nos dice todo el rato que es un enfermo, que sabe que lo que hace no está bien, que le está jodiendo la vida a la cría, … Yo lo que he querido resaltar en la reseña en esa parte en la que posamos menos la mirada durante la lectura, en Lolita, en su pensamiento y en su dolor y en su intento de recomponer esa vida rota.

      El caso de Allen, para mí es distinto, me gusta su cine, pero creo que detrás del arte y el postureo, puede haber algo más. Casarse con su hijastra me pareció lo peor, una imagen que me desagrada profundamente, sin importarme que ella ya fuera mayor de edad …

      Me ha gustado hablar contigo, ahora que yo también ando con la teína en la mano.

      Un besico, amiga.

      1. Vuelvo con taza de té…Veo que Lolita a lo sumo nos despierta mucho más de lo que se percibe a simple vista. Bueno, no he pensado en ningún momento en que se disculpe la pedofilia leyéndote. También a mí me encantan las películas de Allen, pero como a ti, me parece horrible lo que hizo en su vida persona…pero es que Allen, no sé, me recuerda un poquitín a las preguntas que se hace el autor, Nabokov…¿o es que acaso no hay dudas sobre lo moral o lo ético? En fin…que voy a tener que leer el libro para tener una visión más acertada.
        Aún así, me cuesta ver algunas películas de Allen, y algunos libros como pudiera ser Lolita.
        Un abrazo muy grande y gracias por tan estupenda reseña.

        1. La verdad es que es un libro que incita mucho al debate, porque lo bueno de estos libros extraordinarios es que remueven muchas cosas en nuestro interior, en un tema como este jugamos con cosas extremadamente profundas como la moral, los sentimientos, la educación… Tantas cosas! Pero leer el libro no duele, en eso le doy la razón a Icíar, (comentario más abajo) a mí me duelen mis propias reflexiones posteriores.

        2. Buena reseña, para mí Lolita es una fantástica novela erótica que habla del deseo sin resultar pornográfica, y debo de hablar de un libro que he leído casualmente publicado en versión digital que me ha encantado, porque también habla del deseo carnal con elegancia. Su autora se llama María Bunar, y el título de la novela es ·”El nombre silenciado” se puede comprar en Casadellibro.com o Amazon. Me gusta el erotismo que insinúa en vez de mostrarlo explícitamente como es el caso de la pornografía

          1. Sonia!!! Perdona, no me había dado cuenta que estaba aquí este comentario. Coincido contigo en que no es una obra pornográfica, dado que para mucha gente no es ni siquiera erótica!!! Es una obra obra turbadora, eso sí, seguro!

            Un saludo y tomamos buena nota del libro que nos recomiendas

  4. La película Susana (la de Stanley Kibrik) cuenta con un guión adaptado por el mismo Nabokov, y me sorprendió un poco, porque no me pareció la palabra dicha tan buena como me sonaba en la novela. Pero me gustó. Ahora quiero ver la de Jeremy Irons, que me da que me va a encantar, el tráiler me ha gustado mucho.
    Tu reseña impecable, como siempre, de hecho, si no fuera porque la hemos leído juntas, me habrías hecho picar, ¡malvada nínfula!
    No sé yo si Nabokov era un pedófilo. Yo creo que no. Puede que entendiera esa belleza que puede despertar esta edad, eso es fácil de imaginar, pero una cosa es ver la belleza y otra es convertirla en pulsión sexual, más que nada por lo que comentas y se comenta en la película, “Quilty me rompió el corazón, pero tú la vida” (aunque esto no lo dice Lolita sino Humbert, es lo que él pensaba de lo que él había hecho con la niña al impedirle vivir por sus celos como las demás niñas de su edad). Todo un tema. Yo al final me hice un lío con eso de eñ-tener-que-juzgar, y casi lo puedo entender. Eso tiene las palabras, que cuentan también con una magia nínfica que te hace perder el norte, jajaja.
    Lo que comentas sobre ese cambio de lengua al escribir también me llamó la atención. Te lo añado aquí para que lo conserves (es que lo tengo muy a mano):
    “Mi tragedia privada, que no puede ni debe, en verdad, interesar a nadie, es que he debido abandonar mi idioma natural, mi libre, rica, infinitamente libre lengua rusa, por un inglés mediocre, desprovisto de todos esos aparatos el espejo falaz, el telón de terciopelo negro, las asociaciones y transiciones implícitas que el ilusionista nativo, agitando las colas de su frac, puede emplear mágicamente para trascender a su manera la herencia común”.  

    (me sorprendió lo de un inglés mediocre …. ¡¡¡Cómo deben ser entonces sus novelas rusas!!!)

  5. * en la película no, quería decir en la novela

  6. Estoy leyendo vuestros comentarios, y no sé bien qué deciros. Creo que no es lo mismo ser un pedófilo que un pederasta. Siendo un pedófilo no haces mal a nadie. Encuentras la belleza y el atractivo en la niña (o niño) a medio hacer, pero no por eso el pedófilo tierne por qué abusar. En esta novela el pedófilo se convierte en pederasta, pero el mal que le infringe a la niña no parece que se presente tanto por las relaciones sexuales en sí, que por la obligación de mantener una vida amorosa seria obligada con un adulto. Además, ella antes de experimentar con él, ya había experimentado con Quilty y con Charly. De hecho hay un párrafo en el que viene a decir más o menos, a las 6 me desperté y a las 6 y cuarto ya éramos amantes, y esto fue por ella. La idea de él era narcotizarla como en la novela de “La casa de las bellas durmientes” jajaja, para que no se corrompiera.
    El caso es que la novela lo que viene a ser es una relación amorosa no correspondida, en la que el protagonista se enamora de un tercer sexo (nínfula) más allá de la ninfulez, pues pasado el tiempo de ser nínfula, ya siendo mujer, él continuaba con su amor. Un poco como pasa con las relaciones heterosexuales, que una vez que la pareja ha pqerdido el atractivo que le veíamos en un principio, ahí seguimos.
    No hay que darle tanto bombo. Aquí Nabokov fue inteligente, y no ha reflejado una situación real de pederastia. Ha cogido el impulso sexual, pero no la situación mucho más cruda que debe de existir en la realidad, y de la que oyéndoos me imagino que María puede hablarnos muy bien. La novela es una situación ideal, en la que ambos se hacen daño. Todo está desdibujado. Es verdad que se dice que si el otro le ha roto el corazón, Humbert le ha destrozado la vida. Pero esto lo dice él, no ella, y ni siquiera sabemos por qué, igual no es el sexo sólamente, igual es por el abandono en su formación. Y también es vedad, que es ella la que le dice a él, que siente mucho haberlo engañado tanto.
    Es una novela, gracias a Dios, nada más, una novela que juega con la atracción que ciertas niñas pueden despertar, y tampoco podemos negar que esto exista. Habría que ver por qué.

    1. Te comento aquí un poco de todo:

      Tengo que ver las películas, claro! Pero sé que utilizaron niñas más grandes (de mayor edad) no como la Lolita del libro, esa a la que cuando conoce lleva los tobillos sucios, aquella de aspecto más aniñado… Según leí de haber sido así la hubiesen clasificado XXXXXXX o simplemente no la habrían dejado proyectar, supongo jejeje

      Yo no pongo la mano en el fuego por nadie jajaja así que tampoco por Nobokov, es difícil saber con qué se excita cada uno y donde vuela su imaginación para ello. En cualquier caso H.H. sí se considera un enfermo y sí reconoce que le ha jjodido la vida a la niña. Tienes razón en que Lolita ya tenía experiencias previas, y es que el tema sexual, que también, no creo que sea, como bien dices, lo peor en la relación
      entre ellos. Pero para entender todo esto no queda otra que leer el libro.

      Esto, como le decía a María, es lo que tienen estas novela, que trascienden a lo escrito, que a cada uno nos llega de una forma ¡La magia de la Gran literatura!

      Lo del idioma… Pues está claro que su uso del Inglés es, según dicen, muy bueno, la forma de darle doble sentido a las palabras… Es una lástima, para mí, no poder leer a los autores en sus propias lenguas, y como dices habría que leer alguna de sus novelas escritas en ruso (si supiera ruso) para poder comparar, quien pueda hacerlo debe sentirse dichoso.

      Sí, seguro que María podría contar muchas cosas, y seguro que juntas las tres (por cierto las tres teinoadictas jajaja) llegaríamos, partiendo del libro, a conclusiones muy parecidas, pero hay tantos hilos en esta novela que darían para muchas horas de charrada y buen té.

      Otro que me llevo para mi club de lectura 😉

  7. ¡Teinoadictas! Hummmm, ¡me voy a hacer un té ya mismo!
    Sobre las películas …. sí, en realidad ya no son nínfulas. En cada una de las versiones son mayires de 14 años seguro, son más de unos 16 años como dices, y creo, Susana, que ni siquiera se habla de nínfulas, sino de ninfas, por lo menos en la versión de Kubrick, que la otra no la he visto.
    Es una novela, incluso bonita, fíjate que esa sensación me ha quedado al final después de tanta rebeldía como sentía pero no tiene nada que ver con la realidad. Vamos que un pederasta no puede alegar a H.H., aunque seguro que lo harían, jeje.
    Temgo que añadir en las notas que a Eichmann le pareció un libro asqueroso y obsceno 😛

  8. Una gran reseña Susana. Es de esos libros que me dije “listo, leído” pero al que jamás regresaré.
    Un beso,
    Ale

    1. Te entiendo Ale, una cosa es leerlo, y sí lo hiciste en el momento adecuado ahí quedó, no como cuando dejas un libro y has de regresar a él una y otra vez.

      Un besico!

  9. Buenos días, soy coordinador de la I Hispano Antología Zombie y Z: Sides y ahora también comence a organizar un circulo de lectura. He leido varias reseñas en este blog. Ya hemos incluido este libro e incluso hicimos mencion de tu reseña para comenzar con el debate.
    Sin embargo, como organizador aun desconozco que libros puedan tener pontencial para un circulo de lectura, ¿Crees que me puedas recomendar algunos libros?

    Seria de gran ayuda ya que aunque nadie somos expertos, definitivamente aquí se tiene mas experiencia de lo que yo tendre dentro de unos años.

    1. Perdona por el retraso en contestar.
      En primer lugar muchas gracias por el seguimiento que haces de nuestro blog. En segundo lugar para las lecturas comentadas por el grupo es interesante que sean novelas o historias que hayan emocionado e interesado al coordinador del grupo pues ha de trasmitir emoción y pasión en aquello que ofrece leer.

      Libros de siempre con los que acertar: El amor en los tiempos del cólera, de García Márquez, yo siempre empiezo con un grupo por este libro porque da mucho de qué hablar.
      Luego puedes seguir por lecturas de tu país, ir alternando escritores y escritoras. Rosa MOntero suele funcionar también muy bien… En fín el abanico es muy amplio Literatura inglesa, americana, japones… La variedad es muy interesante.

      Un abrazo y suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *