Categorías
Jean M. Auel Libros de Aventuras Libros de literatura anglosajona: literatura inglesa y americana Maeva Reseña

Los refugios de piedra

Los refugios de piedra, de Jean M. Auel

Los Refugios de Piedra

Hoy me siento un poco más sola que ayer, tengo esa sensación de vacío que dejan los buenos libros al terminarlos, las buenas historias, los amigos que se marchan. Sí, he terminado esta pentalogía de “Los hijos de la tierra”, y aun siendo cierto que tiene sus altibajos, lo que es absolutamente normal en una obra que contiene miles de páginas, lo he pasado bien, me ha emocionado y me ha instruido, y sólo lamento no haberlos leído hace mucho tiempo, antes de visitar todas las cavernas que he tenido la oportunidad y la suerte de ver en el norte de España.
Querida Ayla,  te conocí hace muchos años al leer “El Clan del Oso Cavernario”, cuando yo era muy joven y tu tan solo una niña, y ya entonces me hiciste reflexionar sobre infinidad de temas: El paso del tiempo, la evolución de la humanidad y de la de la mujer en particular, la exclusión social, el valor de la comunicación, la soledad …
Siendo ya mayorcita he retomado tu vida, y hemos reflexionado y profundizando en la complejidad humana, y hablado de sexo, pero ahora del bueno, del que va acompañado de ese poderoso sentimiento que es el amor, de ese amor que descubriste al encontrar a Jondalar. Hemos viajado por la vieja Europa siguiendo el curso del Danubio, conocimos a los Mamutai y por primera vez te sentiste una igual entre iguales.
Fuiste una privilegiada Ayla, a pesar del sufrimiento y la soledad has sido protagonista de los inicios de la vida humana, tu misma has descubierto cosas que han sido fundamentales para la evolución, fuiste una mujer emprendedora, fuerte y valiente.
Descubriste la maternidad siendo casi una niña y diste a luz a un bebé distinto, y le amaste, y amaste a los animales y fuiste respetuosa con la Tierra. La esencia de la ecología nace con el hombre porque es el propio hombre el que inicia la destrucción de esta tierra.

Y desgraciadamente hemos conocido el racismo y los prejuicios que tenemos ante lo desconocido, ante lo distinto, y no nos ha quedado más remedio que aprender lo difícil que es vivir en sociedad y compartir lo que se tiene, y lo complicados que nos vamos volviendo conforme avanzamos evolutivamente.
Por eso cada vez me has gustado más Ayla, porque representas lo mejor del ser humano, fuertemente aferrada a la tierra y a la vida pero con un algo que te diviniza y te asusta al mismo tiempo.
picture1
Caverna de Lascaux (Francia) Paleolítico, año 13.000 a.c.
Foto de la caverna (homepages.mty.itesm.mx)

Ahora, en este último tramo de nuestro viaje, ya has llegado con Lobo y los caballos, Whinney y Corredor, al final del camino y has sido recibida por los Zelandonii, el pueblo de Jondalar. Hemos conocido los refugios de piedra. Y debemos ser agradecidos con la Sra. Auel que te lo ha puesto más fácil en este último libro y por fin te hemos visto llorar de felicidad. Te has unido a Jondalar y has tenido “con él” una hija, a la que has llamado Jonayla, pero tu primer pensamiento fue para Druc, para aquel hijo de espíritus mezclados del que debiste separarte al abandonar el Clan. Ese Clan que regresa a tu mente y a tu vida una y otra vez.
Y hablando de esta última etapa de tu vida te diré que has conocido a mucha gente que forma parte de una sociedad muy parecida a la mía, gente estupenda cuando se sabe sacar lo mejor de ellas, pero también has descubierto que pueden llegar a ser crueles, y desgraciadamente, también hemos visto que ya existen las clases sociales, y algo parecido a la “iglesia”, Los Zelandoni, que controlan y dirigen la espiritualidad del grupo.
Aunque siempre quedarán temas pendientes, y tu lo sabes Ayla, mucho me temo que La Zelandoni y la madre de Jondalar van a tener una gran influencia en tu vida. Sé que serás importante para tu nuevo pueblo, sé que serás poderosa; solo espero que La Sra. Auel te permita seguir siendo tu misma, que no deje que el poder corrompa tu alma porque tu futuro será la esperanza de muchos.
Nos vemos en Febrero.
Un abrazo !
Susana Hernández

Por Susana Hernández

Hola amigos, soy Susana Hernández, nací en Valls y allí pase mi infancia pero he vivido en Zaragoza toda mi juventud. En la actualidad resido en la Comarca de Cinco Villas, donde he aprendido a amar la tierra, “la que piso y la que sueño, y aquella con la que me funda cuando polvo sea...”. Felizmente casada y con una hija estupenda.

El foro de Mujeres Progresistas tuvo a bien publicarme un poemario, “Vivir las Cinco Villas”, en el que deseé compartir con mis amigos el amor por la tierra en la que vivo y el respeto por su historia…, y la mía. Y fundirlas en una sola. La memoria histórica está muy presente en mis versos, dando voz a los que un día debieron callar; y la lucha de las mujeres, y la desigualdad… Y de eso escribo y de eso leo y de todo esto hablo en mis reseñas.

Trabajo en un despacho de abogados, y será por ello que también Themis, la justiciera del reino de Zeus, aparece entre mis poemas; fuera de mi jornada laboral, o incluso al mismo tiempo ;) , me dedico básicamente a temas relacionados con la cultura en general y la literatura en particular. Lectora empedernida, amante de la buena conversación, redactora, animadora a la lectura, reseñista, community manager, guionista, colaboradora de revistas literarias… Eterna aprendiz de poeta y exploradora de sentimientos.

14 respuestas a «Los refugios de piedra»

😀
No sufras porque ya no volverás a estar con Ayla: es un personaje que vive para siempre; yo me acuerdo perfectamente de ella años después de leer los libros. Y, de todas maneras, febrero está a la vuelta de la esquina 😉

Me alegro de que los hayas disfrutado. Es que empiezas y no puedes parar: yo también los leí todos seguidos!!

Besos!

Bueno por lo que cuentas, parece un cuento de hada, pero real, no se me hace dudar mucho el hecho de que sea una serie, me gusta cuando termino un libro terminar tambien la historia, no me gustan las series de novelas encadenadas, pero por tu reseña esta parece buena.
Un saludo

Hola Susana,
En su momento leí El Clan del Oso Cavernario y recuerdo que me gusto. Ayla es un personaje que, tantos años después, aún recuerdo con cariño.
Como no me gustan las sagas, decidí pararme ahí pero ahora, con tu reseña, me he puesto al día.

Espero que disfrutes de un merecido descanso.
Volvemos a estar en contacto en febrero.

Un besote

Tienes razón Isi, fíjate que ya con la lectura del clan del Oso cavernario hace unos años, me quedé con este personaje, ahora que he terminado con todos los libros sigo pensando que es una de las pocas sagas que me han gustado en su conjunto; Yo también he disfrutado leyéndolos todos seguidos, con el recuerdo del primero siempre fresco en la memoria.

Un besico y Feliz Navidad !

Pepe, cuando yo leí el primer libro (El clan del Oso Cavernario) pensé que todo terminaba ahí, no sabía que había más libro, y me pareció un libro fantástico y muy bien escrito. Fue pasado un tiempo descubrí el resto de la pentalogía y me dio miedo empezar ya que dudaba que, con el buen recuerdo que tenía, pudieran gustarme, es más pensaba que me decepcionarían, pero no ha sido, lo cierto es que me han gustado mucho, con los normales altibajos que pueden tener estos libros de miles de páginas, pero son muchos más los altos que los bajos.

Un abrazo y… Felices Fiestas!

Hola Coco!

como me alegra siempre ver tus comentarios!

Ya ves lo que le he contado a Pepe sobre mi relación con esta saga. El clan del Oso Cavernario creo que es un muy buen libro, fue uno de esos libros que me encaminaron a esta pasión por la lectura.

Estos días de descanso laboral, comeré, beberé y estaré con mi familia y amigos, pero también leeré y releeré mucho para poder regresar con nuevos títulos que compartir con todos vosotros.

En febrero, que es cuando reaparecerá Ayla en las librerías hablaremos más de ella, entre tanto iremos hablando de otros libros, unos nuevos y otros muchos rescatados de mi biblioteca y de mis recuerdos.

Un fuerte abrazo, y mis mejores deseos para estas Navidades y el año próximo!!!!

Entiendo muy bien el sentimiento de nostalgia al que te refieres: es el que dejan los libros que pasan a formar parte de nosotros. Hace muchos años que leí ‘El clan del oso cavernario’ y eso fue precisamente lo que sentí al terminarlo. Después su continuación no me convenció demasiado y decidí no continuar con la serie… será que no tengo paciencia para las sagas. Un saludo.

Es curioso que a todos nos haya dejado tan buen sabor de boca El Clan del oso cavernario, vedad?

A mí el resto de la saga, de las pocas que he leído, por cierto, también me ha gustado y sobre todo me ha entretenido mucho.

Un abrazo, Feliz Navidad !!!

¡Jope! Me falta tiempo, se me están acumulando los libros ¿y si pido una excedencia para leer? No creo que lo entendiera nadie… ¡Soy una incomprendida!

Desde que he leído tus reseñas de esta colección, me apetece un montón leerla. En fin, buscaré tiempo y tendré que ir priorizando las lecturas ¡Necesito tiempo!!!

Besos y FELICES FIESTAS.

Ana

Pues fíjate que yo creo que sí deberían dar excedencias para leer jajajaj!!!!

Creo que te gustarían estos libros, siempre que no te pongas colorada o nerviosilla como con el del fotógrafo jajajjaja!!!

La saga, menos el primero que ya lo leí hace tiempo me la he leído de tirón, pero al miso tiempo he ido entercalando otros libros.

Un beso para tí, y para AVENTARTE al completo Feliz Navidad!!!.

Bien Icíar, espera lo que necesites, algún día cuando tu hijo crezca, tendrás tiempo de disfrutar de estos libros. Que yo digo que el primero si que lo leería con él, los siguientes… Hummm, creo que es mejor que los leas sola, o con tu pareja, que esa es otra poción jejejjee!

Un fuerte abrazo y FElIZ AÑO 2011!!!!!

¡Hola, tocaya!Es verdad que hay libros que no puedes parar de leer, que se leen con avidez, y luego da pena terminarlos. Pues otro libro que me apunto a la larguíiiiisima lista de pendientes. Un beso, Feliz Año Nuevo, y ¡muchas gracias por tu visita, tus parabienes, y el premio Susana Hernández, que atesoraré con orgullo! :))

Querida Susana!

Ufff, primero perdona por tardar en conestarte.

Tienes razón esta ha sido una de las poquísimas sagas que he leído, miles y miles de páginas y la verdad es que me ha gustado, me ha entretenido… y sí, me ha dado pena terminarla.

El premio (jejejej)… Lo cierto es que me gustan mucho tus ilustraciones.

Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *