Publicado el

Matar a Leonardo da Vinci

Matar a Leonardo da Vinci, de Christian Gálvez

matar-leonardo

La época del renacimiento italiano siempre ha ejercido cierto magnetismo sobre los autores de novela histórica. La verdad es que tiene su justificación, ya que nos referimos a una época en la que se dieron varios de los descubrimientos científicos y avances tecnológicos de más relevancia en Europa. Además, se crearon las tendencias artísticas con más impacto de todo el desarrollo intelectual del ser humano. Aquella época, enmarcada en los siglos XV y XVI, rompió con la tradición artística medieval y nos llevó a reivindicar nuevos enfoques en los campos de la política, las ciencias, la filosofía y las artes. La ciudad de Florencia concentraba tanto las artes como la banca y su control se disputaba entre la familia Medici y los banqueros Pazzi, convirtiendo la urbe en “el brazo armado de Dios”. Pues de esto, y de mucho más, nos habla Christian Gálvez en su obra Matar a Leonardo da Vinci. Así como suena.

Florencia, la Familia Medici, Sandro Botticelli, los Sforza y un largo etcétera son los actores que pueblan el escenario sobre el que se desarrolla la obra de Christian Gálvez. En medio de la efervescencia artística de la Florencia del siglo XV, una mano anónima acusa a un joven Leonardo da Vinci de sodomía. Después de dos meses de torturas y vejaciones, será puesto en libertad por falta de pruebas. Su eclosión como genio, junto con sus ganas de vengarse de quien le acusó y el anhelo de saber por qué se vio señalado, nos llevarán por la Italia del renacimiento de la mano de nuestro ilustre protagonista.

Hay que reconocer que el enfoque es arriesgado. Intentar poner al Maestro italiano en el epicentro de una trama de traiciones con mimbres de novela histórica y un cierto punto de biografía salpicada de acción, no es tarea baladí. Christian Gálvez ha sorteado estas dificultades con soltura y ha sido un escritor inteligente al aprovechar la situación para cumplir con el objetivo final de la novela: amenizarnos (y mucho) la descripción del renacimiento italiano.

“Meser Leonardo da Vinci tiene un concepto tan herético que no se atiene a ninguna religión y estima más ser filósofo que cristiano. Por lo tanto, la resolución es firme y clara: hay que matar a Leonardo da Vinci”

En la narrativa de Gálvez no hay puntos flacos. Con un estilo fresco y fluido, siempre de agradecer ya que aligera la lectura de este tipo de novelas, el autor nos ofrece un “retablo” realmente interesante acerca de las personas y circunstancias que rodearon la vida de Leonardo. Los personajes no adolecen de falta de profundidad, ni al desarrollo de la trama le falta ritmo. La historia se cierra muy bien y los diálogos llaman la atención por su credibilidad, teniendo en cuenta que suelen darse entre personajes de gran calado histórico. Además, el autor nos sorprende con personajes muy entrañables como el de Caterina, la madre de Leonardo.

Christian Gálvez hace una magistral reconstrucción de la sociedad de la época. Si conseguimos abstraernos de los pasajes puramente de ficción, hemos de darnos cuenta de que la ambientación es espléndida. La habilidad del autor para la labor documental ha quedado más que demostrada en la construcción narrativa, siendo el aspecto descriptivo uno de sus puntos fuertes.

Antes de que se me olvide, hay un matiz que me gustaría señalar. Y es que cuando uno empieza este libro, tiene que saber que no es un “monográfico” sobre Leonardo da Vinci. Es una entretenida novela acerca del renacimiento italiano, dónde Leonardo nos ameniza el camino. El mérito del autor es haber sabido utilizar al maestro italiano como herramienta para mostrarnos lo que nos quería mostrar. Estoy seguro de que de este libro, muchos profesores de secundaria han extraído una valiosa lección: cómo es posible transmitir a la persona que nos escucha (o lee) la pasión que uno siente por lo que hace. Y es que se nota la fascinación que el autor tiene por Leonardo da Vinci.

Todos recelamos del autor llamado “mediático”, no sin cierto punto de razón, ya que los aficionados a la lectura hemos visto casi de todo. Es cierto que se les mira con lupa y que están más expuestos a la opinión del lector. Esto, por mucho que les pese, es así y lo seguirá siendo. No obstante, el trabajo de documentación de Gálvez ha conseguido hacer suya una de las máximas de Leonardo:

“quien sabe de lo que habla no necesita levantar la voz”.

Llegados a este punto podemos asegurar que: Christian Gálvez escribe bien. Christian Gálvez se ha documentado a la perfección y la novela merece mucho la pena. Yo por mi parte, una vez descifrado el enigma con tesón, paciencia y muchas horas de desvelo escuchando #3am, voy a empezar a “Rezar por Miguel Ángel”.

 Gorka Rojo  (@gorka_rojo)

Otros libros recomendados

2 comentarios en “Matar a Leonardo da Vinci

  1. Si es cierto que a mi personalmente que sea un autor mediático me echa para atrás bastante mucho. Pero si vale la pena como dices a lo mejor hay que darle una oportunidad, y olvidarse de quien lo escribe.
    Un beso 😉

    1. Hola Natalia! Gracias por tu comentario. A mí también me echan para atrás los autores mediáticos, pero una conferencia de Gálvez sobre Da Vinci me hizo darle una oportunidad. Fue un acierto y además él es muy majo, cercano y abierto a la crítica (constructiva). El libro está muy bien. No obstante, Gálvez es un presentador de un programa cultural que cuida mucho su vida privada y no se mete en la de los demás. Una “rara avis” en TV y eso tiene su mérito. No es tan “mediático” como otros. Ojalá siga por esa senda…
      Por cierto, perdón por lo que he tardado en responderte, pero estaba echando un ojo a tu blog. Me gusta mucho. Enhorabuena.
      Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *