Publicado el

Persépolis, de Marjane Satrapi

perssepolis

Persépolis, de Marjane Satrapi

perssepolis

Opinión: Una buena historia para adentrarnos en el mundo del cómic que me ha sorprendido por su profundidad y sencillez.

Aquí estoy de nuevo amigos, y ya veis, yo, que me quedé en los tiempos de Asterix y Obélix y del TBO, hoy vengo a hablaros de un cómic, o mejor dicho, de una colección de cómics de la dibujante iraní Marjane Satrapi, un libro que ha puesto en mis manos mi amiga de las ondas, Esther Orera, y que me ha dejado fascinada: “Persépolis” ¿Puede alguien decirme por qué desconocía esta obra?  Yo creo que es posible que como el tema de los superhéroes y superconocidos cómics norteamericanos, no me motivan (vamos que quiero decir que ni me gustan ni me interesan) y como es lo que generalmente relaciono con la palabra cómic, (además claro está, del “manga”), es posible que, como os digo, me haya cerrado demasiado y no preste atención a nada que suene a “cómic”. Gran error por mi parte que espero no vuelva a suceder.

Marjane Satrapi me ha sorprendido muy gratamente al contarme la historia de la transformación de Irán a través de su propia vida. Y tras una pequeña introducción sobre la historia de Persia, inicia la aventura en el año 1979, cuando Marjane tiene diez años y es testigo del cambio social y político que pone fin al reinado del Sha de Persia y da paso a la República Islámica de Irán.

¿Y que ha tenido este cómic, con unas viñetas sencillas en blanco y negro, para que haya llamado tanto mi atención? Puede ser que conforme me hago mayor más me interese la historia y el conocimiento de las diversas culturas, o que nunca llegué a entender aquella terrible guerra entre Iran e Iraq; o finalmente, porque nunca haya comprendido como se puede llegar a “convencer” a toda una población para que cambie todos sus hábitos de vida.

Bueno, esto último lo sé, no soy tan ingenua; y la protagonista lo explica perfectamente de una forma muy sencilla, como son las cosas cuando se cuentan desde la experiencia personal. Además,  Marjane, me da una visión distinta, y esa es la que me ha interesado, la visión de quién ha experimentado la libertad y la falta de esta, y puede decidir qué es lo que quiere.

persepolis2Y no estoy hablando de la libertad de vestir de una determinada manera, hablo de la libertad de pensamiento, de la libertad interior de cada ser humano. De esa libertad que la autora-protagonista utiliza en alguna ocasión a su conveniencia sin pensar en el daño que puede causar a otros. Esto le da al cómic una gran credibilidad, y ¡Qué bien dibujado queda el personaje de la abuela! Una mujer independiente, consecuente, educadora, firme y libre.

Es esta la historia de una niña que mantiene conversaciones con Dios y que sueña con llegar a ser algún día la última profeta que siga los pasos de Jesús y de Mahoma; una niña intelectualmente inquieta que crece intentando comprender el mundo que le rodea; que se siente profundamente iraní, y una auténtica patriota durante la guerra con Irak; una joven que debe salir de su país por no saber callarse, que a su regreso a Irán estudia bellas artes en Teherán bajo las condiciones de vida que le impone el régimen chiita, una mujer que se casará, y que ya divorciada, finalmente se marchará de Irán sabiendo que nunca podrá volver a su país.
Persepolis_2.0Hay decisiones que no son tan fáciles como nos puede parecer. Muchos de nosotros, o de nuestros padres, hemos (o han) vivido en estados dictatoriales y represivos, pero no todo el que está en contra del régimen se marcha (si puede), porque abandonar tu identidad, tu casa, tu tierra, tu familia y amigos, y tu cultura, es doloroso y muy sacrificado. Me ha gustado mucho como transmite la historia en su conjunto, como selecciona las palabras, y la ironía con la que compone las frases que complementan las viñetas (también podríamos decir la frase exactamente al revés “la fina ironía de las viñetas y las frases con las que las complementa). Humor en este caso muy, muy negro. Negro de luto y dolor.

Me ha resultado útil leer este cómic estos días en que tanto se habla del uso del hiyab; sí, ahora tengo las ideas mucho menos claras, y eso me gusta.

Susana Hernández

Otros libros recomendados

13 comentarios en “Persépolis, de Marjane Satrapi

  1. ¡Hola, Susana! Leo con atención tus reseñas porque la mayoría de las veces no conozco las lecturas a las que haces referencia. Este mes voy a atacar “Firmin”, de Sam Savage, que reseñaste hace poquito. Sí leí, del mismo autor, “El lamento del perezoso”, que me apreció muy curioso, como un diario epistolar de algo que parece que va acabar en desastre, pero divertido. Y de Persépolis, qué se puede decir…entre los comiqueros es todo un clásico. A mí me provoca un poco de tristeza ya desde el título: Qué fue de ese maravilloso imperio persa, en qué se ha convertido Irán. Saludos, Susana.

  2. He leido todas las de Asterix y Obelix, y me han encantado desde mi infancia hasta ahora. Es una nueva version de comic. Tal vez guste a los adolescentes

  3. El libro es una joyita. Ya me lo he leído 2 veces. Y estoy segura que de vez en cuando lo volveré a leer. Es fantástico para tener una imagen de Irán, del porqué de la revolución, de la decepción al ver en qué se convirtió para muchos. De la difícil situación del inmigrante en Europa.
    ¿Te acuerdas de la abuela que se ponía flores en el sujetador? y otros trucos tan divertidos…
    Una joyita.

  4. Yo sin embargo no estoy muy segura de que este libro haga entender lo del hiyab. Para eso me quedaría con el de “Nieve” de Pamuk es perfecto para entender un poco este tema.

  5. SusanaR.:

    Muchas gracias por tu comentario, espero que disfrutes con Firmin, también leí “El lamento del perezoso hace pocos días y realmente es un libro curioso que no sabes bien hacia donde te quiere llevar.

    En cuanto a Persépolis, tu que eres creadora gráfica, me entenderás si te digo que los dibujos en esta ocasión acompañan al texto en plena armonía. Tienes razón… ¿Qué fue de esa Persia mágica y de sus gentes?.

    Un abrazo !

    Judith:

    Hola Judit! Me alegra que compartas mi cariño por Asterix y Obélix, y estoy segura de que siguen siendo cómics muy actuales para jóvenes, y para aqeullos adultos que no llegaron a leerlos.

    Un abrazo !

    Icíar:

    Je,je, claro que me acuerdo de todos los trucos de la abuela, me parece un personaje fantástico, es sin duda al que con más cariño recordaré.

    Yo también le releeré de vez en cuando; además, será el primer libro del que hablaremos tras el parón veraniego en nuestro club de lectura. Creo que será muy interesante compartirlo con otras personas.

    En cuanto al tema del hiyab, lo que he querido decir es que, ni es el tema que más molesta a la autora, ni yo quería que monopolizase esta reseña que entendía debía ir por otros derroteros. Es curioso que la parte más dura de su experiencia personal fuese su primera etapa de estudiante-emigrante. Y comparto tu opinión de que no debe ser nada fácil ser emingrante en nuestra Europa.

    Muchas gracias por tu recomendación de “Nieve” de Pamuk, no lo he leído así que yo también tomo nota.

    Un abrazo !

  6. Susana, sin duda eres capaz de hacer que sea atractiva la lectura más insospechada. No conocía este título; la verdad es que estoy apartado de los comics desde la época de Moebius…
    Me quedo con tu última frase; qué peligroso puede ser tener las ideas claras.

    Un saludo.

  7. Bueno Javier, lo cierto es que intento ser abierta, y me gusta dejarme sorprender, Persépolis lo ha logrado por su sencillez, por su profundidad y sobre todo porque la autora no pretende moralizar ni adoctrinar, sólo mostrar y mostrarse.

    Un abrazo!

  8. Lo leí y reseñé en mi blog hace casi dos años, me gustó mucho también, yo no soy nada de comic, por eso yo prefiero llamarlo libro ilustrado, me parece una historia muy buena, una clase de Historia contada, como bien dices, con gran humanidad, sencillez y mucha ironía.
    Saludos!!

  9. Ya ves Ismael, yo siempre con retraso (jejeje).

    La verdad es que, aunque este no es el caso, me gusta rescatar esos libros que creo que no deberían caer en el olvido.
    Y digo que “este no es el caso” porque ahora sí ha sido una sorpresa y un descubrimiento para mí.

    Lo de libro ilustrado me parece un término muy acertado.

    Un fuerte abrazo!!!

  10. Gracias a tu reseña, me siento motivada a coger un comic y leerlo, normalmente no suelo leer comic, la verdad es que no sé porqué, quizás porque los dibujos me marcan un ritmo de lectura demasiado estructurado. Pero me interesa la Historira de Iran e Irak sobre todo contada por mujeres,lo pongo en mi lista de lecturas pendientes para este verano. Gracias Susana

  11. Susana:
    ciertamente me has sacado las ganas de buscar este libro y leerlo ¡ya verás! después te contaré qué tal me ha parecido.
    ¡gracias por la reseña! un beso,
    Ale.

  12. Hola Maite!!! Gracias a ti por tu comentario. Ya había comentado que yo tampoco soy muy seguidora de este género, pero… ahora estoy empezando a descubrirlo y casi te aseguro que en adelante regresaré a él. Espero que disfrutes de esta historia contada, desde mi punto de vista, por una mujer valiente.

    Un Abrazo!

  13. Gracias a tí Ale, que siempre me alegra mucho leer un comentario tuyo.
    Espero sinceramente que te guste, pero sobre todo, que regreses para contárnos que te ha parecido este “libro ilustrado” como dice Ismael.

    Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *