Publicado el

Piedras ensangrentadas

Piedras ensangrentadas

Piedras ensangrentadas, de Dona Leon

Piedras ensangrentadas

Donna Leon nació en New Jersey el 28 de septiembre de 1942. Como se puede ver en el apellido de la escritora ya anuncia su posible origen español. En efecto, parece que su abuelo paterno lo era. Pero esta mujer no se ha interesado, al parecer, por el idioma cervantino, aunque sí por el italiano, que lo estudió desde muy joven.

Profesora de literatura inglesa y norteamericana en la extensión que la universidad de Maryland tiene en la base de las fuerzas aéreas de Estados Unidos en las cercanías de Venecia, pero dejó la docencia para dedicarse a sus grandes pasiones: la literatura, la ópera y Venecia ¡Quien pudiera! Bueno, en realidad “estamos trabajando en ello”

Me gustan en general estos libros de Donna Leon, quizá porque trascienden el género negro y casi se sitúan en la novela de tipo social, ya que utiliza a Brunnetti para investigaciones con un claro contenido y denuncia de injusticias sociales.

Y sí, me gusta Brunetti, por fin un policía feliz, con familia, amante de su esposa, padre de dos hijos normales, respetado por sus colegas, que vive y trabaja en Venecia, ciudad con un bajísimo índice de criminalidad. Es una buena persona, exquisito y culto, lee a Herodoto y a Dante, algo pesimista quizá, lógico por otra parte teniendo en cuenta su profesión, y amante de la ley y el orden. Nunca va armado. Es un gran observador del devenir de Italia, de sus políticos, y por ello no tiene otro remedio que ser cínico. Es lógico ¿no?

 

A Paola, esposa de Brunetti, la veo como la voz de su conciencia, es una persona impulsiva que dice lo que piensa, frente a su esposo que es más reflexivo. Es hija de un noble veneciano; es culta, profesora de literatura inglesa en la universidad, entiendo que puede ser un alter ego de la propia novelista.

La ciudad de Venecia es casi otro personaje, siempre vista con una aparente placidez bajo la que late la añoranza por los tiempos pasados. Donna Leon nos pasea por Venecia como Manuel Vázquez Montalbán, o incluso Eduardo Mendoza, lo hacen con su querida Barcelona, ciudad que también a mí me parece preciosa y muy novelable.

Dice la escritora que una de las razones que la impulsan a seguir escribiendo las aventuras de Brunetti es que le dan dinero suficiente como para viajar por el mundo para escuchar ópera y que le divierte enormemente hacerlo, deleite que transmite a miles de lectores en todo el mundo. Y oigan, que esta mujer es lo que yo quiero ser de mayor jajjaa

vu-compra_250En “Piedras ensangrentadas” el comisario Brunetti investiga el asesinato de un inmigrante senegalés cuando estaba vendiendo bolsos en la calle. Está claro que con esta novela la autora parece alejarse cada vez más del género policíaco (o lo utiliza) para ir hacia temas más sociales, ya que el asesinato del senegalés y la posterior investigación que comienza Brunetti se utiliza para mostrar la situación de estas personas en la sociedad veneciana.

El comisario Brunetti y su familia, sobre todo su esposa Paola representarían la opinión positiva y comprensiva, aunque también hay reflexión, como la aceptación del protagonista por los senegaleses y cierto reconocido racismo hacia personas de otros países, como los albaneses, y otros personajes respecto de otras minorías. Lo podemos ver más claro con este breve diálogo:

– Ah, comisario- dijo el sargento cuando Brunetti se dio a conocer-. Todo el día he querido llamarle, pero hemos sufrido una invasión.

– ¿Turistas?- bromeó Brunetti.

– Gitanos. Debe de haber una tribu en la ciudad: esta mañana hemos tenido nueve denuncias, todas ellas con la misma vieja historia de los niños de los periódicos.

También Chiara, la hija del comisario, pone su nota particular al hablar del asesinato con su madre.

Diálogo entre la adolescente y su madre:

– ¿No os he dicho que han matado a un hombre? – preguntó con suavidad.

– Sí, pero era sólo un vu cumprà – dijo Chiara empuñando el cuchillo.

– ¿Qué quiere decir “sólo”, Chiara? – Notó con satisfacción que su tono de voz era perfectamente natural.

– Pues eso, que no era uno de nosotros – respondió su hija.

Los “vu cumprá”, serían esas personas que venden objetos sobre una manta en la calle. La novela, se irá centrando más en explorar la vida y muerte de los inmigrantes que de la resolución del caso, y esto puede ser lo que hace que en este título en concreto flojee un poco la trama, pero también tiene la ventaja de hacer que el lector se interese por esas eternas guerras de Sierra Leona, Angola y otros países africanos en los que tantas personas mueren por culpa de estas deseadas piedras.

Estos libros de Donna Leon han sido traducidos a veintitrés idiomas, incluido el chino, convirtiéndola de una autora de culto en países como Inglaterra, Francia, España y, sobre todo, Alemania, donde sus libros alcanzaron altísimos niveles de ventas. A pesar del éxito que tiene su Brunetti en toda Europa, en Venecia es casi una desconocida. No quiere que sus obras se traduzcan al italiano, «prefiero que en el barrio me llamen de tú, no de usted. La fama no es buena», concluye.

Interesante mujer, esta Donna Leon…

Susana Hernández

14 comentarios en “Piedras ensangrentadas

  1. De un tiempo a esta parte va cogiendo fuerza esta etiqueta que caracteriza a este detective tierno, familiar, buen compañero, lector y bon vivant (sin lujos) en un entorno que nos resulta cercano porque sus problemas y los con los que se enfrenta son a escala humana. Novelas muy dignas.
    Totalmente de acuerdo contigo.

  2. ¡Amiga! ahora entiendo el por qué de Venecia y no de Florencia. Desde luego que eres persuasiva… me apetece Brunetti, jajaja, ese policía feliz que lee a Heródoto, y es que con una escritora con estas inquietudes, no le pueden salir “hijos feos”, jeje. Me la apunto, ¡madre mía!
    No sé si darte el besico o no, porque no te creas que nos haces un favor (dedo y ojos apuntando al cielo), muac.

  3. Desde hace algunos años que sigo a esta autora de cerca, y la verdad es que esta novela que presentas y “La chica de tus sueños” son las que más me han gustado. No obstante, reconozco que en la mayoría de los casos, la autora profundiza más en la historia/tema que envuelve la trama que en la resolución del caso propiamente dicho. Lo mismo sucede con la última entrega, publicada en enero de 2012.

  4. Me ha gustado mucho este título que has puesto “Novela Negra Mediterránea”, me alegra que coincidamos en dignificar este tipo ne novelas, a las que hay quien mira con cirto desdén.

    Un abrazo!

  5. Oh cara Icíar, andare in giro a Venezia è sempre un piacere; y conocer a Brunetti te gustará, es… como muy de tu estilo jejej. Y sobre todo te relajará de esas lecturas tan sesudas y filosóficas en las que te metes jejej, relájate y respira profundo, pero vamos que si ahora pudira no dudaría tampoco en marchar a Florencia, bella, bella, bella Florencia !

    Besicos !

  6. NO he leído la última de Donna Leon, pero si tu me dices que es de este estilo, pronto me pondré a ello, el caso es que me gusta la forma que le da a sus novelas esta escritora, me sirven para visualizar venecia pero en su cara más social y además como lectura entretendia.

    Gracias por tu comentario y un abrazo!

  7. Me gusta mucho Donna Leon, aunque hace tiempo que no me acerco a su novela. Lo curioso es que lo que más me gusta es el comisario y su familia. Me encanta esta manera de dar vida, de hacer tan real a este gran personaje. Y este libro no lo he leído así que voy apuntando.
    Besotes!!!

  8. Ya veo que somos muchos a los que nos gusta la familia que ha creado Donna Leon, la verdad es que se ma ha ocurrido reseñar esta, que me gustó mucho, al ver que acababa de publicar otra. Que ya tengo ganas de leerla!!!

    Un Fuerte abrazo!!!!

  9. Me lo paso bien con las novelas de Donna Leon. La última que me leí Testamento Mortal, no acabó de gustarme. No se si era debido a la traducción o a otras causas uno se va perdiendo y el hilo conductor se hace difícil de seguir y no te engancha como otras de sus novelas.
    Gracias
    Gise

  10. A mí también me gustan mucho las novelas de Donna León. Son ágiles, fáciles de leer y muy entretenidas. En realidad, el aspecto policíaco es lo de menos, es casi una excusa para hablar de Venecia, de su gente, del comisario Brunetti y sus relaciones familiares… Si algún día consigo ir de viaje a Venecia, supongo que me gustarán mucho más.
    Un saludo.

  11. Yo creo que de eso se trata, Donna Leon escribe novelas entretenidas con un trasfondo social que las justifique. Testamento Mortal no la he leído así que nada puedo decirte, en elagunas ocasiones las traducciones hacen mucho daño a las trasmas, no sé si este será el caso.

    Muchas gracias por tu comentario, Gise!

  12. Hummm, lo primero es desearte que no tardes en ir a Venecia, te encantará!

    Por lo demás veo que coincidimos totalmente en lo referente a las novelas de Donna.

    Muchas gracias por tu comentario!

  13. Mucha realidad en la novela, en Europa se nota la discriminación hacia la gente que viene de áfrica o Sudamérica; sin dudas una novela para leer y disfrutar; no conozco Venecia pero si alguna vez voy, luego leeré la novela; saludos!

  14. Tengo que darte la razón en que el “primer mundo” no está siendo justo con las personas que llegan en buscando oportunidades de vida y trabajo. En estas novelas la autora va un poco más lejos, llevándonos al origen no sólo de estas personas sino al origen de la injusticia.

    Roberto, antes de abandonar Europa visita Italia.

    Un fuerte abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *