Publicado el

A plena luz, de Fernando Sarría

A plena luz

A plena luzHace años que conozco y leo la poesía de Fernando Sarría, es fácil encontrar su rastro en internet porque muchos son ya los libros que ha publicado, más de una docena en diversas editoriales, y varios son los blogs literarios y poéticos que mantiene; también llena Facebook de versos y preciosas fotografías. Es un autor que siempre ha trabajado por llevar la poesía a la calle, es generoso y escribe para ser leído.

Dice el también poeta Ignacio Escuín en el prólogo de esta antología que hoy les traigo, que la poesía aragonesa vive una verdadera edad de oro, yo, que soy un poquito más exagerada, diría que la Literatura Aragonesa, en general, está viviendo sus mejores y más dulces días, y toda en su conjunto compone esta Edad de Oro. Ya ven, en Aragón, hasta el Director General de Cultura es poeta, la poesía ha llegado a la política, y eso no puede ser malo. Aunque la poesía siempre irrumpe con verdadera fuerza cuando la vida se hace más dura…

Ya les he dicho que A plena luz es una antología que recoge poemas publicados en diversos libros de Sarría desde 2008 hasta 2015.

El deseo construye muros,
eleva casas,
habitaciones celestes
donde antes sólo había páramos…
edifica paisajes
para que el amor repose.

 

El amor, el deseo, la sensualidad… En definitiva la luz llena la poesía de Sarría, una poesía amable que se asomaba ya con claridad en su primer poemario (2005) editado por Eclipsados, El error de las hormigas, al que pertenecen estos versos.

Ya ven, poesía luminosa con la que ha sido capaz de acercarse al gran público, el poeta que rompe muros entre el escritor y el lector, unos muros artificiosos que alguien se empeñó en construir.

Las horas, junto con Calafell, son sus obras más profundas, versos más intimistas, el regreso y la reflexión de lo vivido, una obra tan personal que nos ofrece poemas en los que se puede ver reflejado el lector, espejos llenos de un nosotros…

Se resume el verano entre tu pelo.
Al lado del jazmín
mis dedos te cabalgan
y se hacen dueños de tu nuca.
Adormeces el mar,
el pinar se deja las miradas hacia dentro
y te acerco el Mediterráneo al mojarte con mis labios.
Tantas islas en tu espalda
esperando ser un muelle de abandono.
El deshacer de las cuentas
me lleva a perder su número.
Zarpa mi lengua buscando oscuridad
en la tierra de acogida.
Erige puertos nuevos,
recrea la luz entre los pliegues perfectos de tu piel,
mientras tú enumeras para mí solo, uno a uno,
todos los posibles gemidos de la noche.

(Poemario “Las horas” 2012)

Podría y debería avanzar más, pero no quería pasar por alto estos versos que ahora les dejo del poemario “Bares” para que exploren con él esa prosa poética capar de perturbar al lector. El ayer y el hoy en concordancia, los sueños y realidades a la vista, sin esconder demasiado la mano que lanza la piedra… Recordar la figura de Janis Joplin es mezclar rock and roll y blues, fuerza, luz, sueños, dolor, desesperanza…

 

Janis Joplin

[Summertime}

Nunca tuve en las paredes pósters de Janis Joplin ni de Jimmy Hendrix,
seguramente eran del Che Guevara, de Inti Illimani, de Salvador Allende,
de un lobo estepario que me recordaba a Hermann Hesse
o de alguna idílica isla griega que me hacia viajar lejos.
Ahora sé que cometí un error,
que nunca debí dejar afuera tantas cosas
para que al fin el sol se llevara
el color de tantas ilusiones.
Puedo mirar mis manos,
en ellas hay demasiados surcos:
una gitana también a mí me dijo que tendría muchos hijos.
Quizás no fuera yo el que puso la mano,
a lo mejor no soy yo el de entonces
y mis hijos vagan en la oscuridad
como su padre lo hace en las noches.
Recuerdo que sí que me gustaban Janis y Jimmy,
aunque tal vez se murieran demasiado pronto,
héroes vencidos de un juego al que nunca supe jugar
y eso que en la ruleta he aprendido a perder hasta las esperanzas.

(Poemario “Bares”, 2012)

Cuando uno habla de un poeta, en definitiva habla de poesía, la poesía parece trasversal en la vida de Fernando Sarría, un autor al que da gusto escuchar mientras recita sus versos, si tienen oportunidad de acercarse a él, no la dejen escapar. Pura sensualidad transformada en palabras

…puedes arrancar un corazón sobre este párrafo.

(de El Altar…Memorias de un mujeriego)

L.Cohen

Y dormirme en la bañera, bajo la espuma,
junto a un vaso de whisky de malta escocés,
mientras suena en la radio una vieja sonata romántica
a la luz de las velas. Sabes que me gustan esos instantes.
Sé que echaré de menos tus manos en mi espalda,
rebuscando en ella preguntas indoloras
o pensando cuánto tiempo nos quedaba por vivir juntos,
mientras yo canturreaba canciones de Dylan
o me ponía a decirte lo hermosa que estabas así:
medio desnuda, medio mojada, medio borracha.

Poemario “Poemas de la incertidumbre” Editorial La isla de Siltolá 2014

Les recomiendo que hagan un recorrido por la poesía de Fernando Sarría, un poeta al que es fácil acercarse, con una poesía clara y llena de luz, aun cuando, sobre la misma, como ya han visto, sobrevuele la desesperanza en el ambiente… Pero son tan grandes los sueños y los recuerdos que merece la pena revivir y remover con ellos nuestras profundidades.

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *