Publicado el

Semblanza 11: Flann O´Brien

flann-obrien

Semblanza 11: Flann O´Brien

Si hay un país que cuide y venere a sus escritores por encima de los demás, ese país es Irlanda. La literatura ha sido siempre uno de los opios de la patria de Joyce, el más conocido de una serie de poetas, dramaturgos y novelistas que han pasado a la historia gracias a sus libros. Uno de esos autores, menos popular fuera de Irlanda, es Flann O´Brien (Strabane, 1911), que a la sombra del propio Joyce, de Wilde, de Yeats o de Beckett, dejó una obra con un impulso creador evidente: el humor. En la mayor parte de las ocasiones mediante el uso de la sátira.

flann-obrienFlann O´Brien fue uno de los muchos seudónimos de Brian O´Nolan, su auténtico nombre (en aquella época, un funcionario no podía publicar en Irlanda con su propio nombre). Otros seudónimos que utilizó fueron Myles Na Gopaleen (en el Irish Times, en donde relató en su columna la vida cotidiana en Dublín a lo largo de treinta años), George Knowall (en The nationalist), Brother Barnabas o Count O’Blather. Estudió literatura celta en el University College de Dublín. Se conoce una anécdota que atribuye a O´Brien la autoría de una serie de cuentos eróticos escritos en gaélico y publicados en el periódico de la universidad, con lo que se burlaba así del desconocimiento del irlandés antiguo que tenían las autoridades universitarias, incapaces de comprenderlos y por tanto, de prohibirlos. A partir de 1935 trabajó de funcionario y fue cuatro años más tarde cuando publicó su primera novela, En Nadar-dos-pájaros: Borges, admirador de este libro, lo definió así:  Un estudiante de Dublín escribe una novela sobre un tabernero de Dublín que escribe una novela sobre los parroquianos de su taberna (entre quienes está el estudiante), que a su vez escriben novelas donde figuran el tabernero y el estudiante, y otros compositores de novelas sobre otros novelistas… Sus otras novelas (todas ellas publicadas en castellano por la editorial Nórdica) son La boca pobre (1941), La vida dura (1961), El archivo Dalkey (1964) y El tercer policía, publicada un año después de la muerte del autor.

[Haz click en “Leer más” para seguir leyendo la semblanza]

 

Conocí a O´Brien gracias a una antología de cuentos irlandeses titulada Beber para contarla (La Otra Orilla, 2009). La cita inicial de este libro es de Wilde: El trabajo es la maldición de la clase bebedora. Y es que si en Irlanda hay pasión por la literatura, también la hay por la bebida, puede que en mayor medida (en concreto, una pinta). Comprender esto es comprender buena parte de su cultura, una cultura y unas raíces que O´Brien conoció y defendió durante toda su vida. En varios de sus cuentos continúa la  tradición de la comedia de pub, un subgénero que le permitió demostrar su buena mano para los diálogos.

O´Brien escribió también teatro, materia en la que estuvo bien considerado. Una de sus obras más conocidas y celebradas, como se cuenta en la antología de cuentos citada, es Faustus Kelly, en la que el diablo se implica en persona en la política irlandesa: al final termina prefiriendo el infierno. La representación de esta obra es una de las más recordadas en el Abbey Theatre dublinés. En definitiva, Flann O´Brien es un autor peculiar, original en su tiempo, cuya lectura interesa por dos motivos: hace reír (que no es poco, sino todo lo contrario) y demuestra que hay vida más allá de lo conocido, de lo popular, de lo canonizado. Una cosa falta por decir: murió en 1969, el 1 de abril, que en Irlanda es el Día de los Inocentes. Quizás fue su última broma.

Leo Mares

Otros libros recomendados

2 comentarios en “Semblanza 11: Flann O´Brien

  1. Irlanda es un país que quiero conocer pronto, así que no estaría mal leer algo de este autor; saludos!

  2. Gracias por la semblanza: ya tengo ganas de leer a este autor del que ya había oído hablar; he vivido mucho en Londres y conozco un poco a los irlandeses: estoy seguro que no me defraudará, y más en tiempos aciagos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *