Publicado el

Yo voy conmigo, de Raquel Díaz Reguera

Yo voy conmigo

Yo voy conmigoQué bonito el primer amor, ¿verdad? Esas mariposas en el estómago, ese tú me das un caramelo y yo te doy un regaliz, tú me prestas tu gorra y yo te regalo un cromo. Sí, hablo del primerísimo amor, el amor inocente e infantil que todos hemos sentido cuando estábamos en el colegio. Bien pensado, además del primer amor, es el amor más puro, ¿no os parece? Porque ahí sí que no había reproches, ni celos, ni nada que echarse en cara. Eso era amor, inocente sí, pero amor al fin y al cabo. ¿Lo recordáis? Seguro que sí.

De esto trata Yo voy conmigo, del amor más puro, ese que no te pide nada a cambio. Hace poco os hablaba sobre ¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?, un genial cuento de la escritora e ilustradora Raquel Díaz Reguera que ha sido todo un éxito. El libro del que hoy os hablo también es obra de esta autora y lo cierto es que tiene su inconfundible sello. Además de las ilustraciones, que son realmente preciosas y achuchables, este cuento tiene ese toque brillante que Raquel Díaz Reguera sabe bien cómo dar a sus libros. No es una historia cualquiera, no es cuento sin más. En sus páginas hay mucha sabiduría y una enseñanza tan positiva que creo que este libro debería ser también lectura obligatoria.

“¿Estamos dispuestos a cambiar lo mejor de nuestra forma de ser para gustar a los demás? ¿Vale la pena?”

Esta es la frase que aparece en la contraportada del libro y es también la idea principal de este cuento. Muy acertada es también la cita de Juan Manuel Serrat que encontramos al principio de libro: “No escojas solo una parte, tómame como me doy, entero y tal como soy, no vayas a equivocarte”.

A nuestra pequeña protagonista le gusta Martín y lo sabe bien. Cuando pasa por su lado le pica la nariz y sus rodillas se ponen tontas. Pero parece ser que Martín no se ha dado cuenta. Él nunca se ha fijado en ella.

Entonces, todos sus amigos empiezan a decirle lo que tiene que hacer: estarás más guapa con el pelo suelto. Las gafas no te quedan bien. Borra esa sonrisilla de tu cara. Deja de canturrear. Y ella decide hacerles caso. Pero claro, como veis, todos los consejos que la niña recibe pasan por cambiar no sólo su aspecto, sino quién ella es en realidad.

¿Estará dispuesta a renunciar a ser ella misma para que su querido Martín se fije en ella?, ¿valdrá la pena?

Yo voy conmigo me ha enternecido y me ha encantado. Me parece un libro muy necesario con un mensaje auténtico que deberíamos inculcar a nuestros pequeños (y de paso, revisar nosotros mismos). Ya os digo yo que no merece la pena. El amor no pide cambios ni quiere cortarnos las alas.

Si Raquel Díaz Reguera sigue sacando libros tan preciosos como estos, se va a convertir en una de mis autoras infantiles favoritas y yo no tengo ningún problema, reconozco que ya me tiene ganada.

 

Un comentario en “Yo voy conmigo, de Raquel Díaz Reguera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *